martes, 29 de octubre de 2013

Ni muerta trabajo con ustedes, prefiero dar toda mi sangre

Desapareciendo la historia: esta es una foto de la entrada a la Habana de Fidel Castro en enero de 1959 acompañado de Camilo Cienfuegos y Huber Matos, los dos comandantes más valientes del Ejercito Rebelde. La imagen de Huber Matos fue eliminada de la foto original, pero no se hizo lo mismo con su ametralladora M3, un arma poco común y muy fácil de identificar porque su cañón termina en un embudo.

 

Consciente de que la población dejó de creer que un accidente fue la razón de su muerte, la dictadura ha ido desapareciendo la figura de Camilo Cienfuegos de la historia,

 Este pasado 28 de octubre el CID organizó un acto para recordar al legendario comandante y las fuerzas represivas de Holguín trataron de impedirlo.  Lo que no sabíamos era que contra otras delegaciones del CID en la zona  también se había ordenado un operativo similar

Juan Carlos Espinoza, un esbirro de la inseguridad del estado del pueblo de Velasco trató de evitar lo que ellos pensaron era una reunión en Holguín a la que asistirían activistas del CID de diferentes lugares. Por esta razón a las 7.20 am de este 28 de octubre Yida Fernández Escalona fue interceptada en la vía pública por Espinoza, cuando se dirigía al hospital con su esposo.

Espinoza le prohibió continuar hacia el hospital acusándola de que se dirigía a Holguín con el fin de sumarse a los otros miembros del CID que organizaban un acto a Camilo Cienfuegos.

Espinoza en forma agresiva se auxilio de un policía uniformado para arrestar a Yida y a su esposo y conducirlos hacia el auto de un individuo que estaba parqueado en la vía. De forma sorpresiva el dueño del auto se negó a que su carro fuera usado para la detención. El militar enfurecido golpeo con el casco de la moto en el abdomen al esposo de Yida dejándolo sin respiración.

Yida informó que:

“finalmente fuimos conducidos a la estación de la policía de Velazco,  me interrogaron  y me pidieron que no continuara trabajando en el Proyecto de la Defensoría del Pueblo del CID y que colaborara con ellos, le respondí: ni muerta trabajo con ustedes, prefiero dar toda mi sangre para que mis hijos vean una Cuba libre”.


“Mi esposo y yo fuimos liberados por separados y a la salida de la estación de la policía de Velasco tenían preparado un camión de personas para que me hicieran un acto de repudio, fue horrible, el día de hoy no se lo deseo ni a un perro”.


Testimonio de Yida Fernández a Mons. †Ricardo Medina vía telefónica

 Regresar al blog CubaCID
  
 Regresar a página central CubaCid.org

   

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad         patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         



0 comments:

Publicar un comentario