sábado, 19 de octubre de 2013

Bloqueo Informativo Semanal del 30 de septiembre al 4 de octubre






Por Victor Ariel González Celaya
Ingeniero Civil
La Habana, Cuba


No publicado por Granma:

Se recomienda leer un artículo de Alberto Méndez Castelló, titulado “La tierra de promisión se agota” y publicado en Diario de Cuba el 4 de octubre de 2013. Por la extensión del trabajo y la detallada investigación que refleja no se reproduce en este espacio. Puede resultar de interés para aquellos lectores que busquen información sobre producción agropecuaria y manejo de los suelos.

Comentario semanal:

El embargo norteamericano a Cuba (“Bloqueo económico, financiero y genocida del imperialismo yanqui”, según el discurso del Gobierno de La Habana), establecido definitivamente en los primeros años de la década de 1960, ha sido utilizado sistemáticamente para justificar las carencias y fracasos cuya responsabilidad recaería mayoritariamente sobre los hombros del castrismo. Durante la presente semana, Granma se ha hecho eco una vez más de una campaña anti embargo que se desarrolla con mayor o menor fuerza por determinados períodos del año.

Esta situación puede estar relacionada con la 68ª Asamblea General de las Naciones Unidas, que comenzó hace unas semanas y en donde varios países se expresaron contra la política norteamericana de aislamiento hacia Cuba, a juzgar por reportajes en los diarios estatales cubanos. Es un hecho que el embargo que el gobierno de EE.UU. se niega a levantar afecta en cierta medida a la economía cubana, pero el régimen castrista ha llevado a las medidas restrictivas impuestas más allá de su alcance inicial y las ha utilizado a su favor durante décadas para lograr la unidad hacia dentro de la Isla, alrededor del diferendo entre ambos países. El castrismo ha pretendido que las diferentes administraciones de la Casa Blanca queden como “enemigas” del pueblo cubano.

Todas estas campañas políticas son contraproducentes hoy por hoy: el pueblo cubano no percibe a EE.UU. como un enemigo, sino todo lo contrario, y la gente dejó de creer hace mucho tiempo que los problemas sistémicos que tiene Cuba son por causas que se encuentran fuera del territorio nacional.

Sería verdaderamente positivo que  terminara el embargo, pero mientras exista en Cuba un gobierno represivo y un Estado sin los derechos sobre los cuales se basan las grandes democracias históricas, es muy poco posible que EE.UU. termine con las restricciones. Raúl Castro, en vez de reforzar el discurso de aislamiento con el vecino del norte, debería contribuir a los aires de distensión que provienen fundamentalmente de Washington y promover un clima seguro para la transición iniciada hace años, que ni siquiera él ni su hermano pudieron ni podrán evitar. Cuando los cambios necesarios en la política y la legitimidad de los líderes lleguen, entonces ya se podrán iniciar negociaciones verdaderamente serias hacia la normalización de las relaciones bilaterales: un paso fundamental en la transición cubana.

No se logra nada con que la casta verde olivo se adueñe del país y el Estado se convierta en el dueño absoluto del futuro cubano, como parece estar ocurriendo con las grandes inversiones y las reformas que tienen a entronizar a los antiguos comunistas como los grandes magnates de la economía en un mañana no muy lejano.

Publicado por Granma

1 – Sept.30, 2013. “La construcción atrae a jóvenes de Matanzas y Pinar del Río”

Este artículo, en principio, describe la cantidad de jóvenes que se forman técnicamente para trabajar en el sector de la construcción con prácticas en obras y escuelas especializadas. Más tarde se habla extensamente sobre otro fenómeno, que es el abandono de los puestos de trabajo en empresas de ese ramo  que pertenecen al Estado.

El Ministerio de la Construcción (MICONS) no ocultó que es elevada la renuncia de muchos operarios, “no obstante recibir remuneración considerable en comparación con otras ramas nacionales”. Los expertos del MICONS, además, observaron que esta pérdida de personal coincide en su incremento con la apertura del trabajo privado y la venta de materiales de construcción a la población. Se afirma que “anualmente hay que reponer más de 20 mil operarios”, frente a unos 7500 que se formaron durante el primer semestre de 2013.

Comentario:

La calidad de las construcciones en Cuba es muy mala. La decadencia en las artes y oficios ha provocado que algunas obras que se construyeron hasta fines de los años 50’ del siglo XX por nuestros antepasados cubanos, hoy constituyan algo imposible de igualar. Se ha perdido el amor a la profesión y el respeto por el trabajo. Al desaparecer el incentivo del dinero, la mano de obra se ha ido desinteresando cada vez más por los resultados.

Laborar como obrero en la rama constructiva es muy duro. Las condiciones de trabajo en las obras son pésimas, sin seguridad para los empleados (los trabajos en obra pueden ser peligrosos y se debe exigir como mínimo el uso de cascos) ni controles de calidad efectivos por parte de los técnicos. Es real que el sueldo de los empleados del sector de la construcción estatal, es mayor que el de otros trabajadores de empresas del gobierno-estado, pero aun así es muy insuficiente comparado con la labor que se premia y por supuesto con el costo de la vida en Cuba.

Analizando los números, se puede prever que habrá una disminución de los empleados estatales, que dejarán al sector con muchas plantillas vacías. La tendencia, obviamente, es la de irse al trabajo privado o cambiar de ocupación.

2 – Oct.2, 2013. “Sesionará Tercer Encuentro Nacional Plaza Martiana”

Esta actividad se llevará a cabo en La Habana entre los días 7 y 10 de octubre próximos, “con el objetivo de reconocer y difundir la participación de las nuevas generaciones de cubanos en el estudio y la divulgación de la vida y obra de José Martí”. En ese marco además, “se abrirá el espacio de debate juvenil Con todos”

Comentario:

¡Cuán vapuleada ha resultado la figura de José Martí por el castrismo! El más universal de los cubanos propuso una república “con todos y para el bien de todos” y lo que se tiene a más de un siglo de su muerte es la dictadura más longeva que haya conocido la civilización occidental, y una de las más represivas, que no emula para nada con los grandes valores que transmitió uno de los hijos más ilustres de esta tierra.

¿Qué es lo que aprenderán las nuevas generaciones? Seguramente no será el infinito humanismo del Apóstol y su gran concepto de Libertad (infinitamente más amplio que el que proclama el régimen cubano), sino que lo más importante que pudo haber hecho Martí fue ser “el autor intelectual del Moncada” y el que marcó el camino que la revolución de 1959 habría de seguir. Son falacias que el castrismo se ha inventado para justificar su indecorosa existencia, autoproclamándose como continuador de las guerras de independencia del siglo XIX cubano y sobre todo del pensamiento martiano emancipador.

Ojalá el daño histórico que han hecho a tantas figuras, sobre todo a la de nuestro Héroe Nacional, no permanezca tanto tiempo como la dictadura cubana… el día que esta acabe.

3 – Oct.2, 2013. “El cuentapropismo extiende sus actividades”

Nuevas resoluciones del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) entraron en vigor el pasado jueves y afectan el cuentapropismo o sector de trabajadores por cuenta propia (sector que el gobierno de La Habana se rehúsa a llamar por su nombre: privado). Se aprueban nuevas labores en este sector no estatal.

Por otro lado, se prohíbe la venta de artículos industriales, entre ellos la ropa y el calzado. Ahora, supuestamente, el único vendedor de estos productos volverá a ser el gobierno cubano.

Comentario:

Casi no importan las nuevas actividades permitidas. Ante la decisión de prohibir la venta de ropa, la reacción popular no se ha hecho esperar y la preocupación general le pasa por encima al supuesto júbilo por los nuevos permisos.

No son pocas las personas que han invertido grandes fortunas (todo lo grande que puede ser una fortuna privada en Cuba, para los que no son de apellido Castro Ruz) en montar locales para la venta de ropa y zapatos. Aunque la mayoría de los puntos de venta son improvisados, algunos lugares están muy bien acondicionados y sin duda el negocio es próspero. La venta de ropa por privados es una opción para las personas que se quieren ahorrar algo de dinero, aunque las ofertas siguen siendo caras para los cubanos comunes y corrientes.

Estos negocios se han venido desarrollando durante algunos años ya. Se expandieron con mucha fuerza al abrigo de las reformas legales para ejercer actividades en el sector privado y ya hay gente que compra en sus tiendas habituales, donde a veces la variedad y la calidad son mejores que en las tiendas del Estado. Sin duda, el sector privado representa una competencia real, que no desbanca totalmente al gobierno precisamente por la cantidad de restricciones para la importación que tienen los particulares, que en los próximos días tendrán que cerrar sus establecimientos cuando las leyes entren en vigor.

Este es un caso más que demuestra que el gobierno cubano no cambia en lo esencial. No se permite a los individuos llegar lejos y tarde o temprano llega la asfixia económica, disfrazada de leyes y decretos arbitrarios que eliminan a sectores que comienzan a mostrar independencia y prosperidad. Esos sectores son un mal ejemplo para la fracasada economía centralista que lleva más de cincuenta años arruinando al país.

¿Cuál será la próxima prohibición a los “cuentrapropistas”? En un país como Cuba, el ciudadano está desamparado jurídicamente y vive en un riesgo constante de que le impidan, inclusive, trabajar.

No es de sorprender que ahora el gobierno retroceda en lo que a permisos para comercio se refiere. Los dirigentes de la cúpula actual, veteranos de la tiranía, fueron los mismos que llevaron a cabo la “Ofensiva Revolucionaria”, el “Plan Maceta”, el “Proceso de Rectificación de Errores” y otras arbitrariedades que reflejan una de las esencias de la revolución de 1959: el irrespeto a la propiedad ajena y la voluntad de perpetuar la miseria, también ajena.

Es de esperar que la actividad que venían realizando los vendedores a la luz del día continúe, pero ahora en la sombra de la ilegalidad.

4 – Oct.3, 2013. “Explican cambios en legislaciones penales”

Por los medios oficiales de comunicación se explicaron los cambios relativos a los códigos y procedimientos penales. Se dice que las modificaciones brindarán “mayor coherencia en el sistema de justicia penal de la nación, acorde con las transformaciones acontecidas en el ámbito económico y social del país”.

Se dice que algunos de los objetivos esenciales de las nuevas disposiciones son la certeza y celeridad de las decisiones judiciales. Se afirma que “ahora las autoridades actuantes como la Policía Nacional Revolucionaria y otras disponen de más facultades, de forma tal que no tienen que enviar todos los casos a los tribunales”.

Por otra parte, se habló de la incautación de bienes y del trato que se dará a los artículos decomisados. Habrá una mayor libertad del gobierno para disponer de la propiedad de los supuestos infractores.

Comentario:

Es obvio que Cuba se está transformando. La tiranía erigida como de izquierdas cada vez tiende más al capitalismo más feroz. En opinión de este reportero, esto no estaría mal si se respetaran los derechos fundamentales de los individuos, pero no es el caso. Puede que el marco legal que se esté buscando tenga como objetivo legitimar el cambio de rumbo que está teniendo el gobierno cubano.

Dentro de los cambios anunciados, llama la atención lo referente a las fuerzas del orden: más poder a la policía podría significar más impunidad para cometer atropellos contra los opositores. Desgraciadamente, la policía en Cuba se pasa ampliamente del límite marcado por el servicio al ciudadano para convertirse en herramienta de coacción.

Sobre la incautación de bienes por parte del Estado, coincide con las nuevas disposiciones para limitar el comercio por cuenta propia. Esto podría significar que el gobierno dispondrá para su beneficio de los artículos que los comerciantes de ropa y zapatos, que por nuevo decreto están proscritos, no podrán podido vender al momento que clausuren sus negocios.

5 – Oct.4, 2013. “A un año del huracán Sandy: La recuperación de la vivienda ha sido y será una dura batalla”

“A casi un año del paso del huracán Sandy por Santiago de Cuba, la magnitud del golpe recibido en el fondo habitacional aún se palpa (…), más de la mitad de las personas afectadas no han podido solucionar la situación” Desde el primer momento, Raúl Castro había recordado a los santiagueros que “la Revolución jamás abandona a sus hijos”.

Comentario:

Cada vez que acontece un desastre natural en Cuba, queda en evidencia la incapacidad del Estado para resarcir los daños. Durante las últimas décadas y junto a la crisis ya permanente en la Isla, los huracanes (único fenómeno meteorológico potencialmente peligroso que afecta al archipiélago) parecen haberse ensañado con las deterioradas construcciones sobrevivientes a años de abandono.

Aunque los preparativos para pasar los ciclones se toman como declaraciones de guerra y movilizan vastos recursos del Estado, al paso de las tormentas la estela de destrucción es muy superior en categoría que el propio huracán. Sus consecuencias sobre la economía cubana son nefastas por cuanto existen muy malas condiciones habitacionales. Por ese motivo, los derrumbes son mucho más abundantes.

Mucho tiempo tomó reparar las consecuencias que tuvieron los huracanes de 2007 en Pinar del Río. Para Santiago de Cuba, lamentablemente, no ha de ser diferente. La economía cubana no es capaz de asimilar ese tipo de contingencias, aunque todavía los gobernantes cubanos se pueden considerar afortunados de que las últimas temporadas ciclónicas han sido bastante benignas.

 
Regresar al blog CubaCID
  
 Regresar a página central CubaCid.org

   

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad         patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         
Siguenos en:Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario