La era de la subvención norteamericana al castrismo


Recientemente asistí a una conferencia en Miami donde escuché repetidas veces que el drama de Cuba es un problema entre cubanos, que tenemos que resolver los cubanos solamente.

Es una visión sublime y en muchos casos sincera.  Pero la realidad es que no podemos ignorar la injerencia extranjera en Cuba, porque de lo contrario nos convertiríamos en cómplices de los intereses políticos y económicos que han guiado y continúan guiando las relaciones de la mayoría de los gobiernos con el régimen castrista.

En primer lugar, hoy no se puede hablar de Cuba sin hablar de Venezuela, porque no se puede resolver, negociar, separar un problema del otro. Es como intentar curar un cáncer extirpándolo parcialmente con el optimismo de que su crecimiento se va a detener, o lo que es peor con la intención de engañar a los demás.

La verdad es que en nuestro continente los países con necesidad de petróleo venezolano han estado más interesados en recibir petróleo subvencionado que en defender una democracia camino a desaparecer en Venezuela y mucho menos a una oposición en Cuba, arrinconada y atropellada por los progenitores del chavismo.

Por esta razón la dictadura castrista es respetada y admirada por unos cuantos gobiernos que saben que honrando a los progenitores castristas disfrutarán de la benevolencia del primogénito venezolano.

Otros quizás con menos intereses económicos han usado el problema cubano para demostrar su independencia de los Estados Unidos, manipulando demagógicamente los sentimientos anti-yanqui de minorías muy activas en sus países. 

Unos y otros votan en Naciones Unidas contra el embargo americano mientras convenientemente callan los crímenes que el régimen castrista comete contra nuestro pueblo, especialmente contra todo aquel que exija públicamente el respeto a los derechos humanos.

Lamentablemente el gobierno del presidente Obama, en su afán de recibir el aplauso de los desvergonzados gobiernos latinoamericanos se ha unido al coro de los que repiten –por conveniencias muy propias– que el embargo es contraproducente y que ha fracasado en propiciar el cambio en Cuba.  Como si el régimen no se hubiera mantenido artificialmente por 50 años de ayuda masiva de sus aliados extranjeros.

Es como querer ignorar que la única razón que los chavistas han logrado sobrevivir el heroico reto de la oposición venezolana volcada en las calles, es por la combinación de la apatía de las democracias del continente y la presencia castrista asesorando y participando en crímenes contra demócratas venezolanos.

La realidad es que régimen para subyugar a nuestro pueblo se ha apoyado más de  tres décadas de subvención soviética, y unos 15 años de subvención chavista. Ahora Castro cree que ha logrado la era de la subvención norteamericana.  

Es necesario que sigamos denunciando a los cómplices. Que los llevemos ante el tribunal de la decencia para que sean condenados por sus pueblos y por la historia. 

Pero es más importante hacer un inventario de nuestras fuerzas y que desarrollemos una estrategia que nos permita potenciar esas fortalezas para lograr el apoyo de los demócratas en el mundo entero que pueden ser solidarios con nuestro causa.

No nos engañemos.  Hasta el más incauto entre nosotros sabe muy bien que sin la presión económica y política de la comunidad internacional, los habitantes de África del Sur todavía sufrieran del injusto y vergonzoso apartheid.

¡La lucha continúa!


Por Rogelio Matos, Secretario General del CID.

Regresar al blog CubaCID

 Regres
Leer más

¿Es ese el futuro que queremos para Cuba?


¡WELLCOME TO HAVANA MISTER WILCZEK!

Probablemente pocas personas se acuerdan aún de Mieczyslaw WILCZEK[1], Ministro de Industrias de Polonia (cuando aún existía el Gobierno comunista ) , quien entre 1988-1989 creo una de las fortunas más grandes del país con sus cómplices Stanislas SEKUA[2] y Alexander GABRONIK[3]

Sekua había sido Director General de Aduanas y había montado con Gabronik (ex miembro de los servicios secretos polacos) un tráfico de vehículos robados en Berlín que atravesaban la frontera de Poznam descuartizados (pagando los impuestos de la chatarra) y que, una vez montados y con los documentos legales de la Aduana (gracias a Sekua) se vendían a precio de oro en Polonia, donde había que esperar años para tener derecho a un auto.

Ese pequeño negocio de Gabronik y Sekua no hubiera crecido tanto sin la aparición de Wilczek, entonces uno de los hombres fuertes del último Gobierno comunista de Polonia, con el Primer Ministro Rakowski, más interesado por su botella de whisky que por la hambruna de su pueblo en aquella época. (La última vez que lo vi lo sacaban por una puerta trasera de la Embajada de Francia en Varsovia completamente borracho…).
El trio de comunistas asociados hicieron fortuna gracias a dos golpes magistrales dignos de un Al Capone de los tiempos modernos: la aparición inesperada de la Ley de Cambio y convertibilidad interna del zloty, que permitía a los polacos comprar dólares con los zlotys que llenaban los graneros del país (se estima que ese ahorro escondido en las colchonetas de los polacos era equivalente al total de la deuda polaca: 40 mil millones de dólares).
La ley de cambio completaba la Ley-WILCZEK que permitiendo las poloninas” (empresas joint-venture con capital privado y del estado, generalmente una empresa pública) abrió las puertas a laprivatización salvajey enriqueció los viejos comunistas que, metamorfoseados en grandes capitalistas, compraron grandes empresas (que ellos mismos habían llevado a la quiebra) por el  precio de un pan…(Recuerdo aquel Jefe de Empresa que me dijo: Señor Profesor podemos comprar esta empresa con $50,000”. Solamente el terreno en Varsovia valía más de un millón de dólares…!

¿Quién estaba al corriente de esos cambios? Desde luego el trio que el primer día que fue publicada la ley de cambio ya tenían instalados en todo el país sus oficinas de cambio (kantors). El mismo Gabronik me confesó un día haber hecho 1 millón de dólares de beneficio ese primer día. A partir de entonces ya tenían suficiente “cash” para crear las poloninas que les permitió comprar por un bocado de pan, la economía polaca.
La Ley-WILCZEK y la privatización salvaje, transformaron realmente una de las más grandes  economías industriales de Europa Oriental en una de las  más grandes estafas de la historia de la humanidad: los gánsteres de la Nomenclatura polaca atracaron en plena luz y en toda legalidad la economía polaca.
La situación llegó hasta tal punto que Lech Walesa (que aún no era presidente pero que estaba al frente del mayor sindicato del país) amenazó al Primer Ministro no comunista (su aliado y amigo Tadeusz Mazowiecki) con lanzar una huelga general si el Gobierno no frenaba esa frenética apropiación de la economía polaca por parte de quienes la habían llevado a la quiebra.

La intervención de Walesa, aunque no frenó completamente el fenómeno de la privatización salvaje, permitió el traslado de la propiedad estatal de más de 8,000 empresas al Ministerio de Industria. En esa época fue mi primera experiencia en Polonia (en los años 1990) como consejero del Ministro de Industria responsable de la privatización de más de 8,000 empresas estatales. Allí vi como la Nomenclatura comunista (que no sufría ningún embargo sino todo lo contrario) había derrochado los 40,000 millones de dólares prestados por el capital internacional a los diferentes gobiernos comunistas de Polonia.

Consecuencia de ese flujo de capital fue la híper-industrialización del país, como constato en 1990 el Profesor Jeffrey Sachs de Chicago: fabricas donde las maquinarias aún estaban selladas, cooperativas lecheras donde (una de ellas de las 79 que visité) absorbieron 200 millones de dólares para las residencias privadas de los directores sin que se comprara una sola maquinaria, líneas de producción obsoletas compradas a precio de oro, etc.

En resumen, la inversión extranjera del capital internacional había permitido con la complicidad Gobierno comunista  el enriquecimiento de los únicos que tenían acceso a esos dólares y que habían mostrado su incapacidad a administrar el paisillo comunista!

Esos robos y esa indolencia del capitalismo internacional, lo pagarían más tarde los propios polacos con la famosa terapia de choqueimpulsada por el FMI y el Banco Mundial bajo la batuta del Ministro de Finanzas Leszek Balcerowicz [4]. Esa política deflacionista inspirada de los “Chicago-boysculminó con el desastre industrial de Polonia y la renuncia de mi amigo el Ministro ZAWISLAK, quien escribiría tras su renuncia un artículo contundente en el periódico Rzeczpospolita (La Republica) que terminaba con esta frase: “la política financiera deflacionista ha canibalizado la industria polaca”.

Gracias a esa política financiera  a ultranza, las instituciones internacionales entregarían de nuevo el poder político a los ex comunistas (transformados en “socialistas”) esta vez a través de elecciones democráticas y por diez años más...

Macchiavello decía que la historia no se repite sino en apariencia  porque está en manos de dos fuerzas: la virtus y la fortuna. La fortuna, los hechos externos como la riqueza, cambia constantemente de un país a otro, de un tiempo al otro. La virtus al contrario, que representa la ambición humana, es siempre la misma, cualquiera que sea la época o el lugar.

¿Volverá a repetirse la historia del pueblo polaco en nuestra pobre isla?

El pacto OBAMA-CASTRO (firmado a espaldas del pueblo cubano) simboliza la repartición de las riquezas nacionales como lo fue el pacto Molotov-Ribbentrop entre nazis y comunistas repartiéndose Polonia antes del ataque…

¿Qué lecciones podemos sacar de la historia de la implosión del comunismo en Europa Central? ¿En que se parecen los “cambios” actuales de Raúl Castro (empresas mixtas entre capitalistas y generales de su ejército) a las “poloninas” de WILCZEK?

¿Qué semejanza entre las “nuevas leyes” cubanas que permiten el empresariado privado y la Ley de WILCZEK, que daba acceso a las empresas privatizadas siempre y cuando se respectaran ciertos criterios? Criterios que en realidad solo podían aplicarse a la Nomenclatura polaca (Como me decía WILCZEK con mucho cinismo: Profesor: si se quiere privatizar solo quienes tienen los medios suficientes podrán acceder al mercado”…)

La primera lección que nos da la historia de Polonia es que no es el embargo el que causa la pobreza del pueblo: Polonia tuvo acceso a todo el capital internacional que quiso y a pesar de ello su pueblo vivía en la miseria mientras sus dirigentes tenían acceso a toda la riqueza gracias a esos préstamos.

Lo que causa la miseria del pueblo es la mala gestión y la corrupción del dinero de todos y en eso el sistema comunista nos da lecciones de historia…

La segunda lección es que, darle la oportunidad de enriquecerse más aun a la nomenclatura cubana (como será con el Pacto Obama-Castro) es darle esas riquezas que les permitirán en un futuro apropiarse legalmente de nuestras fábricas, de nuestros comercios, de nuestras empresas…De toda la economía como sucedió en Polonia, en Rumania, en Rusia…

A Raúl Castro no le interesa que el embargo se suprima para que el pueblo viva mejor ni por razones políticas. El necesita que su Nomenclatura (y en primer lugar su familia) tenga los medios financieros que les permita apoderarse aún más y legalmente de la economía nacional.

La historia del comunismo en Europa central y de países ricos con pueblo pobre como Venezuela es la prueba de esta incompetencia de los dirigentes comunistas. Si la razón de la supresión del embargo fuera solo política, si ese argumento invocado por Obama (que él sabe que no es verdad)  fuera cierto, Raúl Castro movería cielo y tierra para impedir que el embargo se suprimiera de miedo de quedar “desnudo” como el cuento del emperador.

No, su interés es poder llenar los bolsillos de sus familiares y camaradas, incapaces hoy en día de lanzar la economía del país, que poco a poco roe sus privilegios. Como decía el viejo neo-capitalista WILCZEK (con aquellos ojos de lince con que recuerdo miraba a sus interlocutores): solo quienes tienen los medios podrán acceder al mercado.! ¿Y quien tiene hoy en día los “medios” en Cuba?: ¡La familia Castro Ruz!

¿Es ese el  futuro que queremos para Cuba?

Por Francisco Condis y Troyano 

Profesor Honorario de Economía (Universidad Católica de Lovaina Bélgica)
Ex Consejero del Ministerio de Industria en Polonia
Representante en Europa Central de Cuba Independiente y Democrática (CID).






[1] Fallecido el mes de abril  2014, véase los comentarios en The Economist   May 16th 2014.
[2] Sekua se suicidó de manera extraña de un tiro en la nuca cuando violo las “leyes” de la mafia rusa con quien había establecido negocios.
[3] Gabronik está actualmente en prisión perseguido por crimen y robo al estado. 
[4] L. Balcerowicz, 800 dni Szok kontrolowany ( Los 800 días. Choque controlado) Polska Oficyna Widawnicza BGW, Warsaw 1992, 318 paginas.


Leer más

El despilfarro castrista de los recursos de la Unión Soviética



Es difícil precisar cuánto le costó a la Unión Soviética, desde 1960 hasta que desapareció en 1991, su apoyo a Cuba. No menos de cien mil millones de dólares, aunque la cifra podría llegar al doble. Pocos países recibieron tanto; ninguno dilapidó los recursos recibidos como la Cuba de Fidel Castro.

Recuerden los lectores cuántos gastos absurdos en lo que quedó sin terminar o no sirvió para mucho: Cordón de La Habana, Autopista de 8 vías, planta nuclear de Juraguá, túneles y refugios antiaéreos, cortinas rompevientos, zafra de los 10 millones, presas sin agua, secundarias en el campo, fábricas con tecnología obsoleta, almacenes vacíos, construcciones que filtran, consultorios del médico de la familia, movilizaciones para la agricultura o “la defensa”, cárceles, termoeléctricas anticuadas, batalla de ideas, plátanos microjets, equipos de transporte sin repuestos, trincheras, edificios de micro-brigadas, flota cubana y de pesca, malanga isleña japonesa, planes genéticos, recursos regalados a países “amigos”, tractores, combinadas cañeras, equipos de construcción, camiones, ferrocarriles, caminos cañeros, “protestódromo” y bosque de las banderas, pedraplenes que destruyeron el medio ambiente, instalaciones deportivas y culturales que no funcionan, bases de campismo abandonadas, viviendas sin mantenimiento, Metro de La Habana, bodegas y tiendas en mal estado, sucias y mal alumbradas. 

¿Qué más? Piense cada lector algún ejemplo cercano a donde vive o trabaja o estudia y verá que aparecen muchos más ejemplos.

Todo no fue solo mala administración, negligencia o corrupción. También desperdicio, debido al delirio de grandeza del “Comandante en Jefe”, como regalar un central azucarero a los sandinistas de Nicaragua, querer cosechar frutas de países fríos en Cuba, o desarrollar una vaca enana para producir leche a nivel familiar. Y añadir a todo eso los extraordinarios y excesivos gastos militares en Cuba y las dos guerras africanas en que se involucró Fidel Castro: Angola y Etiopía. Cierto que los soviéticos pagaban las armas, pero Cuba gastaba en el envío de combatientes y aseguramientos imprescindibles. El retiro de los cubanos de Angola costó 200 millones de dólares. 


La Unión Soviética regalaba los recursos a cambio de disponer de una isla-portaviones muy cerca de EEUU y cubanos para pelear las guerras donde intervenía el comunismo internacional. Fidel Castro lo hizo para gloria personal y por ejercer el poder absoluto, lo que le fascina.

Después de tantos años y tanto desperdicio, la Unión Soviética no existe hace 20 años, y las glorias de Fidel Castro, alejado del poder hace más de 8 años, son cada vez menos, si acaso le queda alguna. La historia no podrá absolverlo nunca.

 Por Yandris Espino

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Leer más

Ciego pide ayuda en Cuba, vendió hasta su puerquita para poder comer


La Nueva República

Carta a la Asociación de ciegos y débiles visuales 

Yo Yunior Álvarez, vivo en la calle 24, Barrio Obrero Jesús Menéndez, Las Tunas. Me dirijo a ustedes para solicitar una ayuda, ya que estoy completamente ciego; tengo 28 años, conmigo viven mi esposa y mis tres niños, todos menores. Perdí la vista debido a una auto agresión que cometí contra mi persona estando en prisión: yo supliqué muchas veces se me atendiera,  estaba muy enfermo de los nervios. 

Mi vida fue muy difícil durante mi infancia y aunque yo comprendo que había cometido un delito, no era que yo pidiera se me diera la libertad, sino que se me tratara, ya que mi situación era desesperante, al extremo que yo mismo me hice heridas en los ojos de manera que quedé ciego para mientras viva. Los funcionarios que debían atenderme y buscar la forma de que  cumpliera la sanción, pero que pudiese incorporarme a la sociedad,  lo que hicieron fue que se me mantuvo 2 años en celdas de castigo  y me torturaron cuanto pudieron. El odio más grande que ellos desataron contra mí fue cuando yo estaba  trabajando en la construcción y me dí cuenta que falsificaban documentos y se robaban dinero del que me correspondía. Los que tuvieron que ver con todo esto están en la cárcel del típico de las TUNAS: el capitán  ALIAGA, teniente coronel PAVEL, mayor SURY, jefe de orden interior.  Esto pasó hace apenas un año.   

Hoy comprendo cuánto daño me hice y le hice a mi familia, pero yo les pido a las personas que me puedan ver y saber de mi terrible situación, que yo nunca hubiese querido tener que vivir como vivo hoy; cuando yo tenía 8 años a mi padre lo mató la corriente; quedamos solo mi madre,  mis otros tres hermanos y yo. Mi madre tiene trastornos siquiátricos; recuerdo cuando tenía que ir al vertedero y recogía zapatos viejos de los que botaban, yo mismo los cosía para ir a la escuela; solo fui hasta el sexto  grado, debido a la miseria en que vivíamos. Sin tener quien me diera nada, me dediqué a hacer cosas que me llevaron a la prisión. 

Pienso que ya pagué un precio bastante caro por el destino que me ha tocado vivir. De los tres niños que tengo, que son pequeños, el más chiquito tiene solo meses. En muchas ocasiones pienso que  no quiero por ninguna razón que ellos tengan que vivir lo que yo he vivido. Le pido a DIOS que nunca permita que mis hijos crezcan desamparados. En la actualidad para poder alimentarlos ya hemos tenido que vender varias cosas de las que teníamos y que son de primera necesidad, como: un DVD, una puerquita, la batidora y otras. Necesitamos alguna ayuda, pienso que tengo derecho a que se me tome en cuenta a mí y a mi familia. 

Por Manuel Martínez León, vice delegado del CID en Velasco

Toto por Ana Rosa Tamayo Torres






Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Leer más

El problema de la (falta de) vivienda en Cuba

Una mujer tiende la ropa en un balcón de su casa en La Habana  EFE


Los problemas de la vivienda son complejos y difíciles en toda América Latina. Dos tercios de las familias de Nicaragua, Bolivia, Perú y Guatemala habitan edificaciones incompletas. Más de la mitad de las familias de Caracas, Buenos Aires, Sao Paulo, Río de Janeiro, Ciudad México y Quito, habitan viviendas precarias construidas por quienes viven en ellas. Una de cada cinco carece de electricidad, agua e instalaciones sanitarias.

En 1959, aunque existían situaciones difíciles, la situación de la vivienda en Cuba era mejor que en muchos países del continente. En los años iniciales se construyeron diversas edificaciones de calidad para la población, pero después de 56 años de improvisación, planes descabellados, escasez de materiales de construcción, precios abusivos, y falta de mantenimiento y reparaciones de las viviendas existentes, se ha creado un caos sin solución. El Estado quiso dirigir y administrar todo, desde el reparto y entrega de viviendas a los planes constructivos o la venta de inodoros, puertas, tuberías o puntillas. Hoy en Cuba hay casi 3.9 millones de viviendas, y un déficit de 600 mil. De cada 100, 85 necesitan reparaciones, intermedias o totales. Quienes viven ahí no tienen a donde ir. Y el problema se agrava continuamente.

Las micro-brigadas aliviaron parcialmente la situación en los 70 y 80, con edificios feos y de mala calidad, y después se paralizaron. Hace unos años Raúl Castro se olvidó de ellas y autorizó la construcción con medios propios, y créditos para construir. Pero la escasez de materiales, los precios excesivos, y la corrupción en los puntos de venta, dificultan construir así. Fabricar una vivienda modesta en Cuba cuesta entre 6 y 8 mil dólares, ó 150 y 200 mil pesos cubanos. ¿Cuántos cubanos pueden gastar eso?
  
Los expertos de América Latina insisten en dar participación al sector privado para la construcción de viviendas económicas, asignar áreas para nuevas viviendas, y que los gobiernos aseguren la infraestructura (caminos, acueducto, alcantarillado, electricidad), promuevan créditos a bajo costo, y entreguen títulos de propiedad. Nada de eso hace el castrismo, interesado en construir instalaciones para el turismo y viviendas aceptables a las fuerzas armadas y el ministerio del interior, mientras los jerarcas disfrutan como siempre palacetes ya existentes en la Cuba que destruyeron.

La solución del problema de la vivienda en Cuba solamente llegará cuando desaparezca esta dictadura de más de medio siglo que no se preocupa de ninguno de los verdaderos problemas del pueblo.

Por Yandris Espino.  

Foto: Una mujer tiende la ropa en un balcón de su casa en La Habana  EFE





Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad

Leer más

Detenida niña de 9 años


Isis Mariam Laffite Avila de 9 años de edad, nacida el 24 de abril 2005,fue detenida junto a su madre y su hermanito de 4 años.  Le registraron la mochila escolar y el bolso a la madre Nelvis Avila Avila.  La detención ocurrió en la calle 19 en el fondo del edificio del batey Chaparra, Las Tunas, por dos policías y un agente de la policía política vestido de civil. Esto viola todos los derechos humanos y derechos del menor. La niña es hija del opositor pacífico Ivo Laffite Rodríguez, miembro del CID. 

Al mismo tiempo fueron detenidos Manuel Arias y Sergio Hernández repartiendo La Nueva República, en la zona del Cocal Chaparra en Las Tunas y le decomisaron varios ejemplares del semanario.  El oficial culpable de estas violaciones es el mayor Idelgrades Quintero,  jefe de la policía política. 


Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Leer más

¿Para dónde van los medicamentos?



Santa Clara, 12 de enero de 2015. En la región villaclareña, ubicada en el centro del país, existe desde hace algún tiempo escasez en las farmacias de  medicinas tan importantes como son los antibióticos, los cuales actúan contra las infecciones.  

Estos grupos de medicamentos son muy vitales en estos tiempos, por los fuertes contagios de enfermedades que para sus curas o alivios los necesitan. Villa Clara es una provincia donde existen grandes contaminaciones como dengue, cólera y otros males que requieren de la utilización de antibióticos. Solo para estos casos se encuentran los medicamentos en los hospitales, y regulados.  

El resto de la población, con otras patologías que necesitan también estos remedios para sus curas o mejorías,  deben remediarlos con otras medicinas, tener amistades en centros de salud que les faciliten la medicina, o simplemente correr a su propia suerte.  

Madelaine Rojas Pairol, madre de un menor de dos años, dijo que este lunes llevó a su hijo al Pediátrico José Luis Miranda en Santa Clara, por presentar infección en la garganta. Destacó que no pudo comprar lo recetado por el especialista, porque  antibióticos en suspensión, para niños, tampoco había. Según un médico de este recinto, desconoce las faltas de los brebajes y explica que hay un descontrol por parte de los directivos responsables. 

Afirman habitantes de este territorio, que los establecimientos para la venta de estos fármacos son abastecidos cada diez días, pero no siempre con la medicina suficiente para la población necesitada, que madruga y pasa largas horas de pie para llevar lo recomendado. Muchos se preguntan: ¿Para dónde van los medicamentos?. 

Por Yesmy Elena delegada de CID en Villa Clara.







Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Leer más