A los delegados y activistas de Cuba Independiente y Democrática


Esta es la primera vez que nos dirigimos a ustedes desde que nos eligieron como presidente y vice-presidenta del CID, queremos agradecerles su decisión y el buen trabajo que realizaron el 21 de octubre durante las elecciones.  Ese día se constató la respuesta organizada de todas las delegaciones en la Isla. Esto es el resultado del trabajo que hemos venido realizando en conjunto.  El CID es una gran familia donde todos somos importantes y todos jugamos un papel protagónico dentro de la organización. Esa es la premisa que tiene que prevalecer siempre.  De parte de la nueva dirección quiero garantizarles a todos los activistas nuestro compromiso y confianza en ustedes. Siempre estaremos  al tanto de los logros para reconocerlos y de los retos que encuentren para apoyarlos.  

Estamos viviendo un momento coyuntural, el país se encuentra sumido en la peor crisis económica y moral de toda su historia.  El pueblo ni cree ni confía en los que traicionaron la revolución y se convirtieron en una explotadora y corrupta clase dominante.  Hay una necesidad de esperanza en el pueblo y por esta razón nosotros no podemos dejar de cumplir con los proyectos que han llevado al CID a ganarse la simpatía y credibilidad de miles cubanos. Tenemos que fortalecer el trabajo en cada rincón de la Isla con un esfuerzo disciplinado y permanente. 

Contamos con un el capital humano necesario para hacer del CID una alternativa para el pueblo cubanos. Sabemos del trabajo que ustedes hacen todos los días y de los problemas que enfrentan y deben sentirse orgullosos porque tenemos un compromiso irrenunciable con nuestra patria y con el pueblo cubano, con el Comandante Huber Matos Benítez, iniciador de nuestra lucha, con todos los heroicos cubanos que se han sacrificado antes que nosotros y con nuestro partido.

¡La lucha continúa!  ¡Viva Cuba Libre!

Rolando Pupo Carralero y Yanelis Jiménez Téllez. 

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org
Leer más

I was at Sierra Maestra with Commanders Camilo Cienfuegos and Huber Matos

Raúl Ponce Suñol

Holguín, October 27, 2017

To: Asociación de Combatientes de la provincia de Holguín (Combatants  Association of the province of Holguín)

From: Raúl Ponce Suñol, resident at calle Miró entre Areas y Libertad, identity card 31110983620

My name is Raúl Ponce Suñol, I am 86 years old and live in the area of San José and Las Flores parks, here in the city of Holguín. I am writing once more, since several years ago I tried to approach the Asociación de Combatientes (Combatants’ Association) and was not accepted. Now I write hoping this letter will be received and fairly analyzed.

When I was young, I headed for Sierra Maestra, where I fought in the Ejército Rebelde (Rebel Army) reaching the rank of captain. There, I accompanied commanders Camilo Cienfuegos and Huber Matos, which to me was an honor and something I do not regret.


But after the victory of the Revolution, precisely in the year 1961, I was stripped of my rank as captain, because I always differed with communism, since just as Commander Huber Matos, I fought for a free Cuba, where democracy would be respected, true democracy, something that did not happen. When the Revolution won in the year 1959, the first thing Fidel Castro did was to impose communism, something many of us rebels who fought at Sierra Maestra did not want.

Although I was more fortunate than commander Huber Matos, who served 20 years in unfair imprisonment for not sharing the Castro’s ruthless ideas of communism, they stripped me of my captain’s rank and the government abandoned me. And although they did not jail me, and according to them I remained free, I always lived as a prisoner in the big jail this island has turned into. They not only reviled me as a fighter and as a person but they took everything from me and my family, including property such as the building which today is called Teatro Eddy Suñol, which belonged to our family.

It was then that I crashed against the raw and very hard reality of  Castro’s communism, a synonym of poverty. A struggle began then against hunger and hardship. All this led me to presently live on the streets where I sleep, eat with the cents some people give me, or whatever I find in the trash.

This government never recognized my fighting and the risks I ran at Sierra Maestra, and left me on the street because of disagreeing with its communism, although I was always clear that I was fighting for a Cuba where democracy and human rights would be respected, something that was never enforced by the Castro government.

Since I was abandoned and thrown on the street, today I approach the true fighters, members of CID, for the world to know how this government treats former combatants who do not accept their communist ideas. I hope that on this occasion this letter will be accepted by the Asociación de Combatientes and they take me off the streets, and that all I did for this country is recognized.

Work done by defensores del pueblo (People’s| Defenders) Yadiraydis Lacoste Duquesne and Pedro Pablo Celestrín Reina, CID delegation in Holguín.

By the People’s Defense (Defensoría del Pueblo), Yadiraydis Lacoste Duquesne and Pedro Pablo Clestrín Reina, Defensoría del Pueblo Coordinator for Eastern Cuba, Holguín delegation.

Regresar al blog CubaCID 

Regresar a página central CubaCid.org
Leer más

Un cuerpo en descomposición y sin cabeza y un cráneo a simple vista

Craneo a simple vista

Artemisa 30 de octubre de 2017

A: Empresa de Comunales de Artemisa

De: Defensoría del Pueblo de Artemisa

Por este medio y cumpliendo con el reclamo de un grupo considerable de personas de este municipio, la Defensoría del Pueblo de Artemisa, exige a la empresa de comunales, que responda de manera positiva ante la denigrante situación que presenta el Cementerio Municipal, donde ya se han perpetrado un sin número de hechos que de una manera u otra profanan la memoria de aquellas personas que descansan en santa paz en dicho lugar.

Bóveda sin tapa

El mal manejo de quienes allí laboran unido a la impunidad que gozan por la falta total de control de los dirigentes de esta empresa, ha traído como consecuencia que un lugar que debiera exhibir una higiene impecable, por ser un punto de encuentro de cientos de personas que llegan al mismo a rendir honores a sus seres queridos, hoy muestre una imagen muy negativa y hasta perjudicial para la salud de los habitantes de la cercanía de este lugar y sus alrededores. 

Nichos sin tapa

Como precedente vale destacar que en el mes de agosto del presente año fue encontrado en el interior de este lugar, partes de un cuerpo todavía en descomposición y sin cabeza, fuera de la bóveda donde por razones lógicas, debía permanecer, todo parece indicar que su cabeza fue utilizada para algún ritual religioso. 

Ante nuestros reclamos, el lugar fue inmediatamente visitado por la policía política y varios directivos de la Empresa Comunales y de Salud Pública, no encontrándose ya el cuerpo pues el mismo había sido retirado.

Interior de bóveda

Otro aspecto que nos induce a realizar esta queja, es la preocupación de los habitantes de esta localidad por la falta de luz eléctrica en dicho cementerio desde el propio mes de agosto, situación provocada por el incumplimiento en el pago de la electricidad de esta empresa. Este hecho lógicamente da lugar a que los custodios que deben velar por dicha instalación renuncien por la falta de luz que limita su visión y pone en peligro su integridad. 

• Exigimos de la Empresa de Comunales, una respuesta inmediata que favorezca las condiciones de higiene y de seguridad del trabajo en dicha instalación. 

• Exigimos el restablecimiento de la corriente eléctrica para que este campo santo ofrezca seguridad a los custodios y estos no se vean obligados a renunciar. 

• Exigimos por sobre todas nuestras peticiones, una reparación con calidad de todos los nichos afectados en el área noroeste de dicho cementerio, que exhiben una imagen bastante repulsiva y que ofende al amor propio de todos los artemiseños.  

Por Mileisis Vigoa, Delegada del CID y Defensora del Pueblo, Esperanza Castro, Maikenis Díaz y Humberto Ortega, Activistas del CID y Defensores del Pueblo en Artemisa.  

Dado a las 11 horas del día 30 de octubre de 2017.

Regresar al blog CubaCID 

Regresar a página central CubaCid.org
Leer más

En la Sierra Maestra acompañé a los comandantes Camilo Cienfuegos y Huber Matos

Raúl Ponce Suñol

Holguín, 27 de octubre de 2017

A: La Asociación de Combatientes de la provincia de Holguín

De: Raúl Ponce Suñol, residente en calle Miró entre Areas y Libertad, con carnet de identidad 31110983620

Mi nombre es Raúl Ponce Suñol, tengo 86 años de edad y vivo en los alrededores de los parques San José y Las Flores, aquí en la ciudad de Holguín. Estoy escribiendo una vez más, ya que hace varios años intenté acercarme a la Asociación de Combatientes y no me aceptaron. Ahora me dirijo con la esperanza de que esta misiva sea recibida y analizada con justeza.

Cuando era un joven me fui para la Sierra Maestra donde luché junto al Ejército Rebelde alcanzando los grados de capitán, allí acompañé a los comandantes Camilo Cienfuegos y Huber Matos, lo cual fue todo un honor para mí y de lo que nunca me arrepiento.


Pero luego del triunfo de la Revolución, exactamente en el año 1961, fui despojado de mis grados de capitán, debido a que yo nunca estuve de acuerdo con el comunismo, ya que yo al igual que el comandante Huber Matos luchamos por una Cuba libre donde se respetara la democracia, la verdadera democracia, lo cual no pasó. Al triunfar la Revolución en el año 1959 lo primero que hizo Fidel Castro fue implantar el comunismo, un comunismo que no queríamos muchos de los rebeldes que lucharon en la Sierra Maestra.

Aunque yo corrí con mejor suerte que el comandante Huber Matos, el cual cumplió 20 años de injusta encarcelación por no compartir las ideas despiadadas del comunismo de los Castro; pero a mí me despojaron de los grados de capitán y el gobierno me abandonó y aunque no me apresaron y según ellos quedé libre, siempre viví preso en la cárcel grande en que se convirtió esta isla. No sólo me denigraron como luchador y como persona sino que a mí y a mi familia nos quitaron todo, incluyendo propiedades como el local que hoy lleva el nombre de teatro Eddy Suñol que pertenecía a nuestra familia.

Fue entonces que  choqué con la cruda y bien dura realidad del comunismo castrista sinónimo de pobreza. Comenzó una lucha, entonces en contra del hambre y la miseria. Todo esto me llevó a que actualmente viva en las calles donde duermo, me alimento con los centavos que me dan algunas personas, o de lo que encuentro en la basura.

Este gobierno nunca reconoció mi lucha y los riesgos que sufrí en la Sierra Maestra  y me dejó tirado en la calle sólo por no estar de acuerdo con su comunismo, aunque siempre yo dejé bien claro que yo luchaba por una Cuba donde se respetara la democracia y los derechos humanos, cosa que nunca se implementó en el gobierno de los Castro. 

Como fui abandonado y me arrojaron a la calle,  es por eso que hoy me acercó a los verdaderos luchadores, los miembros del CID, para que el mundo sepa cómo trata este gobierno a los ex-combatientes que no aceptan sus ideas comunistas . Espero que en esta ocasión esta  carta sea aceptada por la Asociación de Combatientes  y me saquen de las calles y se reconozca todo lo que hice por este país.

Trabajo realizado por los defensores del pueblo Yadiraydis Lacoste Duquesne y Pedro Pablo Celestrín Reina, delegación del CID en Holguín.

Por la Defensoría del PuebloYadiraydis Lacoste Duquesne y Pedro Pablo Celestrìn Reina coordinador de la Defensoría del Pueblo para el oriente cubano.  Delegación Holguín.

Regresar al blog CubaCID 

Regresar a página central CubaCid.org
Leer más

Desaparecen a dirigente del CID por denunciar a Díaz Canel

Pedro Pablo Celestrín

En la edición 217 A de La Nueva República del 21 de octubre, Pedro Pablo Celestrín, coordinador de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Holguín, públicó el artículo: “Usted es un cínico sin alma, Dios lo tiene que castigar”denunciando a Miguel Díaz Canel, actual vice-presidente de los Consejos de Estado y de Ministros y futuro dictador títere de Cuba, cuando representaba al régimen en la provincia de Holguín. La reacción ha sido brutal. El testimonio de su arresto es descrito por el delegado del CID en Las Tunas:

Siendo las 9:20 a.m. de esta mañana 24 de octubre, llegó a mi casa procedente de Holguín  el hermano Pedro Pablo Celestrín, miembro del partido Cuba Independiente y Democrática (CID). Casi inmediatamente llegaron dos agentes represivos y tres miembros de la policía e invadieron mi casa.  Lo esposaron a la fuerza  delante de mi esposa y de mis hijos y se lo llevaron en un auto patrullero  #440 que iba aullando la sirena como celebrando un festín diabólico.

Yo venía llegando a mi casa cuando vi como dos agentes montados en una moto seguian al auto patrullero. Cuando entré, mi esposa, que cumple 12 días de operada de un fibroma y de la apéndice estaba muy alterada al igual que mis hijos y mi madre, quien creía que era a mí a quien se llevaban preso. El gobierno castrista debe pagar por su felonía. 

Luego al personarme a la unidad llamada la tercera, que es de la policía política y preguntar por el hermano Pedro Pablo, negaron que estuviera preso y al yo insistir y enfrentarlos me sacaron a empujones y golpes, me montaron en un auto y me dejaron fuera de la ciudad.

Nota, hasta hoy miercoles por la tarde se desconoce el paradero de Pedro Pablo Celestrín, su esposa Yaritza nos ha informado: "Lo que yo sé es que Pedro Pablo cada vez que lo han detenido ni come ni toma agua. Hace años antes de estar en el CID estuvo  una vez 14 días y en otra detención  pasó 11 días   plantado, como soy médico sé el daño que causa una huelga de hambre y de sed.  Pero todo por un cambio en nuestro país y por nuestros hijos, como dice él, serle fiel a nuestro comandante Huber Matos que ese si fue un gran hombre ejemplo para todas las generaciones. Y además sé que esa es su convicción y nada ni nadie lo harán cambiar".  

Por el Pastor José Miguel Ramírez Pérez, Presidente del Movimiento Pastores por la Verdad y delegado del CID en LasTunas, Cuba.

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org 

Leer más

No tenemos colchones y dormimos sobre tablas sin nada arriba

Lidia Moret Drig y sus hijos

A: El Partido Comunista de Holguín y al Departamento de Seguridad Social

De: Vecinos del Camino Militar

Mi nombre es Lidia Moret Drig, tengo 40 años, vivo en el Camino Militar, frente a las garitas, reparto Alcides Pinos, Holguín.  Soy esquizofrénica pasiva y tengo que vivir con tratamiento psiquiátrico. Tengo tres hijos que mantener y conmigo vive mi madre que tiene 68 años, ella es una ancianita  delicada de salud.  Mi hijo Noel Moret Drig de 19 años es asmático y tiene retraso mental. Mis hijas son Virgen Francisca Caser Moret de 7 años y Virgen Rachel Caser  Moret de 2 años.

La ayuda social que nos dan al mes para nosotros cinco es de 167 pesos moneda nacional, igual a 6 CUC con 68 centavos ($6.68 dólares).

Casa de Lidia Moret Drig

Tenemos una situación  de pobreza y miseria terrible; la casa no tiene techo y se nos moja todo, no tenemos colchones y dormimos sobre tablas sin nada arriba hemos visto a la trabajadora social y no nos ayudan.  El delegado también lo sabe pero nadie se conduele de nosotros.  Esperamos que alguien escuche nuestras plegarias  y que mis hijos puedan tener sábanas para taparse y un colchón donde dormir, tampoco tenemos ni ropa para  vestirnos.

Por la Defensoría del Pueblo en Velasco, Oscar Pupo Cruz, Sonia Cruz Rosales y Manuel Martínez León.


Regresar al blog CubaCID 

Regresar a página central CubaCid.org
Leer más

“You’re a cynic with no soul, God must punish you”



Díaz Canel with the dictator Raúl Castro

When Miguel Díaz Canel,( Cuba’s future “President” and now State Council’s -Consejo de Estado- Vice President), was the Communist Party’s First Secretary in the Holguín province and I was a doorman at the El Jazz Club Cabaret, in the city’s downtown, he walked in one evening, after 8 p.m., with three Central Committee members.

A little later, an elderly lady arrived with three children at the Club’s entrance. She came to me and told me she needed to speak with Díaz Canel, because he had promised he would help her, but never did. I let her in because I do not like injustice and I wanted to see what the First Secretary would say.

From the entrance I heard as the lady, with a faltering but loud voice, told him: “You’re a cynic with no soul, God must punish you. You promised you’d repair my house, which burned down, but you never did.” The lady was immediately thrown out, put in a car and taken away with her three children. I never saw her again .

The following day, when I arrived at work, they called me to explain why I had let the lady in. I told them I had because I though it unfair they had promised to help her but did not do so. At that moment they accused me of being a counterrevolutionary and told me that if those were my political thoughts I could not continue working there. I replied that my thoughts were not those of a counterrevolutionary but of a fighter for human rights, and four days later I left the place.
Díaz Canel with North Korean dictator Kim Jong Un

During his time in Holguín, Díaz Canel left the province more impoverished. What he did was to promise without delivering, damage the province’s economy and fill his pockets with money. All that is left of his project “Imagen de Ciudad” (“City Image”) are the boulevards and the parks he promised he would repair. They have not been finished ten years after he left. The houses that were falling apart in the vicinity remained like that. His “Plan Rastrillo” (“Rake Plan”) left hundreds of local people without a job. It consisted of taking away any merchandise street vendors better known as carretilleros (pushcart vendors), arrest them and impose high fines that were impossible to pay. We, Cubans, have to carefully think that Cuba becomes what we want.

Our children’s future is our responsibility, so is the will not to live under a dictatorship as the one we have suffered for more than 50 years.

I, Pedro Pablo Celestrín Reina, take full responsibility for this text, and I call all Cubans to defend their rights. A new, free Cuba is possible. I am the Defensoría del Pueblo’s (People’s Defense) Coordinator in the Province of Holguín.

Pedro Pablo Celestrín Reina, leader of the CID delegation in Holguín.

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


Leer más

“Usted es un cínico sin alma, Dios lo tiene que castigar”

Díaz Canel con el dictador Raúl Castro 

Cuando Miguel Díaz Canel, futuro “presidente” de Cuba y ahora vicepresidente de los Consejos de Estado, era el primer secretario del Partido Comunista en la provincia de Holguín, yo era portero en el cabaret  El Jazz Club, en el centro de la ciudad. Una noche, pasadas las 8 p.m., entró Díaz Canel acompañado por tres miembros del Comité Central.  Entonces llegó a la entrada del  club una señora de edad avanzada con tres niños.  Se me acercó y me dijo que necesitaba hablar con  Díaz Canel, porque él le había prometido ayudarla y nunca lo hizo.  Yo  la dejé entrar porque no me gustan las injusticias y quería ver que iba a decir el primer secretario.  

Desde la entrada del local escuché cuando la señora, con voz entrecortada pero fuerte, le decía: “Usted  es un cínico sin alma, Dios lo tiene que castigar. Usted me prometió arreglarme mi casita que se me quemó y nunca lo hizo”.  Inmediatamente a la señora la sacaron, la montaron en un carro y se la llevaron con sus tres niños.  Nunca más supe de ella.  

Al otro día cuando fui a trabajar me citaron para que diera explicaciones por haber dejado entrar a la señora. Yo les dije que la dejé entrar porque me parecía injusto que le prometieran ayudarla y no lo hubieran hecho. En ese momento me acusaron de contrarrevolucionario y me dijeron que si seguía con mis pensamientos políticos no podía seguir trabajando allí. Les respondí que mis pensamientos no eran de contrarrevolucionario sino de un luchador de los derechos humanos y a los cuatro días me fui del lugar.  

Díaz Canel con el dictador de 
Corea del Norte, Kim Jong Un 


Durante su tiempo en Holguín, Díaz Canel dejó a la provincia más empobrecida. Lo que hizo fue prometer sin cumplir, dañar la economía de la provincia  y llenarse los bolsillos de dinero. De su proyecto, “Imagen de Ciudad”, lo único que ha quedado son los bulevares y los parques que prometió reparar; aun no se han terminado diez años después de haberse ido. En los alrededores las casas que se estaban cayendo siguieron igual. Su "Plan Rastrillo" dejó sin trabajo a cientos de cientos de holguineros. Consistió en quitarles cualquier tipo de mercancía que trajeran los vendedores ambulantes, más  conocidos como carretilleros, detenerlos y ponerles multas tan altas que eran imposibles de pagar. Los cubanos tenemos que pensar bien qué Cuba queremos.  

Es nuestra responsabilidad el futuro de nuestros hijos, para que no tengan que vivir bajo una dictadura, como la que hemos sufrido por más de 50 años. Yo Pedro Pablo Celestrín Reina me hago responsable de este escrito  y exhorto a todos los cubanos a que defiendan sus derechos. Una nueva Cuba libre es posible.  Soy el coordinador de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Holguín.  

Pedro Pablo Celestrín Reina, dirigente de la delegación del CID en Holguín.



Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

Leer más

Nuevos presidente y vice presidenta del CID en Cuba

Huber Matos, fundador del CID

En Octubre 21 de 1980 se fundó el CID en Venezuela con el apoyo del gobierno de ese país y de sus dos grandes partidos políticos: Acción Democrática y Copei. Al final del Congreso, al que asistieron cientos de cubanos y venezolanos, se hizo pública La Declaración de Caracas. 

Este 21 de octubre, 49 delegaciones del partido Cuba Independiente y Democrática en la Isla, eligieron a Rolando Pupo Carralero y a Yanelis Jiménez Téllez a la presidencia y vicepresidencia nacional de la organización respectivamente.


Rolando Pupo nació en Puerto Padre, provincia de Tunas, vivió en Camagüey y actualmente reside en San Juan y Martínez, Pinar del Río. Estudió técnico medio en economía en el politécnico Rigoberto Fuentes donde no pudo terminar por sus críticas a la falta de libertad de los cubanos. Trabajaba en la agricultura cuando se integró al CID hace siete años. 


Yanelis Jiménez Téllez trabajó en diferentes centros de enseñanza primaria como maestra y directiva. Se graduó de licenciada en Educación Primaria en el año 2005 y en el 2008 hizo master en la misma especialidad. En el 2009 fue separada de su centro laboral por sus denuncias de violaciones de los derechos humanos en Cuba.

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org
Leer más

On October 21 treason against the revolution was uncovered


On October 1959 the vast majority of the Cuban people saw a Semi-God in Fidel Castro. Whoever doubted or thought otherwise and had the courage to express so would become an enemy of the people, deserving the maximum punishment.


Under those circumstances, one of the leaders of the Revolution, Commander Huber Matos, risked himself to execution for exposing what he suspected was treason to the revolution’s democratic tenets. Matos wanted to alert the Cuban people.

Seven days later, Commander Camilo Cienfuegos, a close friend of Huber Matos from Sierra Maestra who coincided with Matos about communist infiltration, mysteriously disappeared.

On October 21, 1959, only ten months after the revolutionary triumph of January 1959, Huber Matos was arrested in Camagüey after having sent Fidel Castro a resignation letter expressing his disagreement with the course the revolutionary process was taking. In that letter, he pointed out the increasing communist influence and warned Fidel about the terrible consequences Cuba would suffer should that trend not be stopped. That disclosure was a top-line revolutionary leader’s first public alert about what was happening behind de Cuban people’s back.

When Huber Matos died on February 27, 2014, journalist Victor Ariel González wrote the article we reproduce today, October 21, 2017.

Víctor Ariel González

Mi tribute To Huber Matos

Havana, February 28, 2014

I never personally knew Huber Matos Benítez, although I would have wanted to. Since I read that great testimony which is “Cómo llegó la noche” (“How the night arrived”), the courage and civicism of its author’s character impressed me. He was a man who did not give up his principles, even under the most severe circumstances.

Yesterday morning, at 96, this tireless fighter, who even in the last instants of his life wanted a free and prosperous Cuba, died in the USA. With that noble purpose he first joined a guerrilla struggle against dictator Fulgencio Batista, and in 1959 came, triumphant, from Sierra Maestra, turned into a Commander of a revolution that sowed great hopes. But the disappointing truth about that process, revealed almost immediately, showed him that his land’s long road to freedom had only begun, and that the most difficult stretch was ahead.

Because of his ideas, which were incompatible with Fidel Castro’s totalitarianism, Commander Huber Matos was charged with sedition, although he had not risen against the established young power. He lived in political imprisonment for 20 years, until 1979. While many of his comrades in the struggle deposed their morals to worship a Supreme Leader and before the absence of human rights, this Cuban remained loyal to his desire to see his country finally free of all its tyrants. Remaining attached to his ideas, without breaking, turned him into an example of resistance, an icon of dissent.

Even after he left prison, with a battered health, an aged body because of the continuous torture and the lengthy lockup he suffered in Castro’s jails, Huber Matos showed that his soul remained intact. His emancipatory essence was not damaged. In exile, sentenced not to live in the country where he was born, he carried out intense political activism which will undoubtedly  determine the nation’s future reality. The organization Cuba Independiente y Democrática (CID), which he himself founded, incarnates that desire for emancipation and is presently an important opposition party inside the Island. Its members will have the responsibility to continue defending its illustrious founder’s libertarian spirit.

Huber Matos’ name came to me with the following sentence: “don’t believe what they tell you in school about this man.” Then, I saw it again in history books imposed by the Castro ideology, but fortunately I had been warned. Then I knew how to identify the lie, and the couple of infamous lines official texts devoted him were nothing but empty words. Later, his testimony came to my hands, and more than revealing it inspired the author of this article. Someday history told to children and youngsters in Cuba will honor this patriot as he deserves.

May he now rest in peace, as other will continue the struggle.

By Víctor Ariel González

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


Leer más

Un 21 de octubre se denunció la traición a la revolución


En octubre de 1959 el pueblo cubano en su inmensa mayoría veía en Fidel Castro un semi dios. Quien dudara o pensara lo contrario y tuviera el valor de expresarlo se convertía un enemigo del pueblo que merecía el máximo castigo. 


En esas circunstancias, uno de los dirigentes de la Revolución, el Comandante Huber Matos, se expuso al paredón de fusilamiento por denunciar lo que sospechaba era una traición a los postulados democráticos de la Revolución.  Matos quería alertar al pueblo cubano. 

Siete días después, el Comandante Camilo Cienfuegos, amigo cercano de Huber Matos desde la Sierra Maestra y quien coincidía con Matos sobre la infiltración comunista, desapareció misteriosamente.

El 21 de octubre de 1959, a solo a diez meses del triunfo revolucionario en enero de 1959 Huber Matos fue arrestado en Camagüey después de haber enviado a Fidel Castro una carta de renuncia donde planteaba su desacuerdo con el rumbo que estaba tomando el proceso revolucionario. En esa carta señalaba la creciente influencia comunista y advertía a Fidel de las terribles consecuencias que sufriría Cuba si no se frenaba esa tendencia. Esta denuncia fue la primera alerta pública de un dirigente revolucionario de primera fila sobre lo que estaba sucediendo a espaldas del pueblo cubano. 

Con motivo del fallecimiento de Huber Matos el 27 de febrero de 2014, el periodista Víctor Ariel González escribió el artículo que reproducimos hoy 21 de octubre de 2017.
Víctor Ariel González

  Mi homenaje a Huber Matos

La Habana, febrero 28 de 2014

Jamás conocí personalmente a Huber Matos Benítez, aunque hubiera querido hacerlo. Desde que leí ese gran testimonio que es "Cómo llegó la noche" me impresionaron el valor y el civismo en el carácter de su autor. Fue un hombre que no renunció a sus principios ni aún bajo las más severas circunstancias.

Ayer en la mañana, a sus 95 años murió en EE.UU. este luchador incansable, que hasta los últimos instantes de su vida quiso una Cuba libre y próspera. Con ese noble propósito primero se unió a la lucha guerrillera contra el dictador Fulgencio Batista y en 1959 bajó triunfante de la Sierra Maestra, convertido en Comandante de una revolución que sembró grandes esperanzas. Pero la decepcionante verdad acerca de aquél proceso, revelada casi de inmediato, le mostró que el largo camino hacia la libertad de su tierra no había hecho sino empezar y que aún el tramo más difícil estaba por delante.

Debido a sus ideas, incompatibles con el totalitarismo de Fidel Castro, el Comandante Huber Matos fue acusado por sedición aunque no se había alzado contra el joven poder establecido. Vivió el presidio político durante 20 años, hasta 1979. Mientras muchos de sus compañeros de lucha depusieron su moral ante la adoración a un Líder Supremo y ante la falta de derechos humanos, este cubano permaneció fiel a su voluntad de ver a su país finalmente libre de todos sus tiranos. Mantenerse apegado a sus ideas, sin quebrarse, le convirtió en ejemplo de resistencia, en un ícono de la disidencia.

Incluso después de su salida de prisión, con la salud maltratada, el cuerpo envejecido por las continuas torturas y el prolongado encierro que sufrió en cárceles castristas, Huber Matos demostró que su alma permanecía intacta. Su esencia emancipadora no se había dañado. Ya en el exilio, condenado a no vivir en el país que lo vio nacer, desplegó un intenso activismo político que sin duda será determinante en la futura realidad de la nación. La organización Cuba Independiente y Democrática (CID), que él mismo fundó, encarna ese deseo de emancipación y actualmente constituye un partido opositor de importancia dentro de la Isla. Sus miembros tendrán la responsabilidad de continuar defendiendo el espíritu libertario de su ilustre fundador.

El nombre de Huber Matos llegó a mí con la siguiente frase: “no creas lo que te digan en la escuela acerca de este hombre”. Luego lo volví a ver en los libros de historia obligados por la ideología del castrismo, pero por suerte ya estaba advertido. Entonces supe distinguir la mentira, y que el par de líneas infames que le dedicaban en los textos oficiales no eran más que palabras vacías. Después llegó a mis manos su testimonio que, más que revelar, inspiró a quien escribe esta nota. Algún día la historia contada a los niños y jóvenes en Cuba le hará el honor que se merece a este patriota.

Descanse en paz ahora, que otros habrán de continuar la lucha.

Por Víctor Ariel González

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

Leer más