viernes, 20 de octubre de 2017

Un médico me dice que no tengo cura, el otro que necesito cirugía

Héctor Luis González Concepción

A: Salud Pública Provincial de Holguín

De: Héctor Luis González Concepción

Señores,  tengo 49 años, vivo en el barrio de Blanquizal, Velasco, Holguín. Desde hace  años, padezco artritis gotosa, que genera la aparición de nódulos, que aumentan por días y me causan un gran dolor, lo que me imposibilita de trabajar. Tengo esposa y una hija adolecente. 

En meses pasados me dirigí a los servicios de salud provincial de Holguín luego de que, con la ayuda de Manuel Martínez León, de la Defensoría del Pueblo del CID, pude hacer saber, a distintas organizaciones y personas de buena voluntad, de la situación terrible que sufro desde hace años, a mi casa se personaron dos señoras, con mucho interés y con mucho respeto hacia mi familia. Se identificaron como la licenciada Lorena, con número de teléfono 24474009, y la doctora Bárbara, con número de teléfono 24425853, y dijeron trabajar en el Departamento de Salud Provincial.  Ambas indicaron que, la semana siguiente, yo fuera al policlínico José Ávila Serrano, de Velasco, al que asistí este 6 de octubre.   


Allí, el doctor Orlando S. Paneque Landrove me dijo que yo no tenía cura. Yo le conté que hace un año, en octubre de 2016, fui operado por el Doctor Yoan Bonet, tras lo cual no me han salido más nódulos. El médico Orlando me trasladó a su primo el cirujano Salvador Paneque. Siguiendo la indicación, fui el día 11 de octubre, al Hospital Lenin, pero el medico no estaba.  En Información, expliqué mi situación. Se estableció comunicación con la licenciada Lorena, quien  indicó que se me atendiera. La trabajadora social me citó para el 17, fecha en la que llegué con mi esposa, pero el médico tampoco trabajó ese día. Estoy en situación mucha pobreza, y en los traslados gasto mucho. Yo no tengo ni para comer y casi estoy inválido. 


El doctor Yoan Bonet me asegura que yo necesito cirugía, la que permitirá controlar los nódulos. Indica que tengo que mantener un seguimiento para que, cuando aparezcan, se me opere, y de esa forma mantenerlos controlados. Los que se me operaron nunca más me han dolido ni me han salido. 

Quisiera que se me ayudara, ya que mi situación es muy triste y muy dolorosa. Necesito que se me dé respuesta.

Por Ana Rosa Tamayo Torres, delegada del CID en Velasco y Manuel Martínez León, defensores del pueblo.

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario