jueves, 19 de octubre de 2017

Lo que necesito es ayuda no otra deuda

Casa de Abel

Ciego de  Ávila  12  de  octubre  2017

A:  Oficina de atención a la población  Partido  Comunista  Cubano (PCC) provincial, dirección: Avenida de los Deportes,  municipio Ciego.  Ciego de Ávila.

De: Abel  Matos  Galván, dirección: Zona costera Punta Alegre,  Chambas  (Parte Norte de Ciego de Ávila).

Asunto:   Lo que necesito es ayuda no otra deuda

Yo, Abel Matos Galván, después de llevar varios días tratando de tener una entrevista con el presidente de este órgano, quién se ha negado atenderme, me dirijo  por medio de esta carta a la oficina de atención a la población para plantearles lo siguiente.  Siendo uno de los damnificados por el huracán Irma, quien causó graves daños  en las viviendas  en la zona costera de  Punta Alegre, Chambas, fui visitado el día 5 de octubre por  inspectores  de  la oficina de trámites de la vivienda y trabajadores del banco de créditos y servicios del municipio antes mencionado.  El motivo que los llevó hasta mi vivienda  fue conocer las afectaciones que presenta la misma, me entusiasme con la idea de que pudieran ayudarme pero para mí sorpresa  no es así.  

Los inspectores traían una planilla  con el precio que debería pagar por los materiales que me venderían para la reparación, la misma incluía estos precios: Madera  acerrada (Una tabla 53.2  pesos moneda nacional valorando 15 tablas en 798.85 pesos moneda nacional que equivalen a 31. 95 en CUC y cada plancha de fibro cemento a 105 pesos moneda nacional dónde 10 planchas  tendrían un costo de  1050 pesos moneda nacional que equivalen a 42 CUC, valorada la afectación en un total de  1848.85 pesos moneda nacional que serían 73.95 CUC. 

¿Cómo voy a pagarlos?

Si  mi trabajo es haciendo guardia en una vaquería  por 340 pesos moneda nacional  que equivalen  a 13.6  CUC al mes  y  apenas me alcanza para sostener la alimentación de mi familia. (Equivale a $13.60 dólares).

El personal del banco presente en la comisión quiso convencerme de que los créditos bancarios ayudarían a resolver mi situación y no es cierto, lo que necesito es ayuda no otra deuda.  No  puedo comprar  esos  materiales aunque me siga mojando. A mí me llevaría meses de trabajo reunir todo ese dinero. Es una falta de respeto e inhumano que el Estado para el cual he trabajado toda mi vida me venda materiales de construcción  a un precio más alto que mí salario, ¿a dónde se van los impuestos que pagamos los trabajadores? ¿Dónde están los fondos estatales para catástrofes naturales? 

Estas acciones solo demuestran que por décadas hemos trabajado en vano, que el país está sumergido en una crisis economía que se ha estancado. Reconozcan que el gobierno cubano no tiene creada las condiciones para enfrentar catástrofes de mayores magnitudes y no sigamos engañados. 

Damnificado: Abel  Matos  Galván

Por  Yasmani Díaz Romay Coordinador de la Defensoría del Pueblo en Ciego de Ávila y los defensores del pueblo  Zulema  Hernández  López, Rolando Meneses Echemendía  en esta provincia. 

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario