sábado, 23 de diciembre de 2017

No me alcanzan ni para comer y no puedo comprar el Enalapril en la calle


Holguín, 20 de diciembre de 2017

A: Dirección Provincial de Medicamentos y Farmacias.

De: Libia Escalona Pupo 

Mi nombre es Libia Escalona Pupo y soy una anciana de 80 años de edad que vive en Los Güiros, Velasco, perteneciente al municipio Gibara, provincia de Holguín. Padezco de hipertensión arterial desde hace más de veinte años, esta problemática afecta a muchas personas que como yo, están enfermas de esta y de otras patologías. 

Para mantenerme compensada yo tengo que tomar varios medicamentos que no se encuentran disponibles en las farmacias desde hace meses. Debo tomar dos tabletas diarias de Enalapril de 20 Mg y una tableta diaria de Hidroclorotiazida de 25 Mg, además una tableta diaria de aspirina de 125 Mg. 

Como consecuencia de  esto he desarrollado una hipertrofia ventricular  izquierda patología que afecta mi  viejo corazón, que ahora está expuesto a complicaciones propias de esta patología en conjunto  con la hipertensión arterial,  como por ejemplo un infarto agudo del miocardio y otras circunstancias que ponen en peligro mi vida.

Lo que yo no entiendo es que si según los administrativos de las farmacias, al uno preguntarles el por qué  la falta de medicinas  ellos responden que porque  "no hay materia prima", pero entonces ¿cómo es posible que los" revendedores" andan con estos medicamentos vendiéndolos en las calles a altos precios? Para mi está  muy claro que esas medicinas salen de los  propios almacenes y quienes se los dan a estos revendedores son los mismos administrativos de las farmacias. 

Hace alrededor de dos meses compareció  para la prensa del Noticiero Nacional de la Televisión Cubana la directora de laboratorios de medicamentos a nivel nacional, la misma se refirió a la escases de medicamentos en todo el país, y dijo que para diciembre y enero, ya existía la materia prima necesaria para la realización de estos medicamentos que se encontraban en el falta y se abastecerían todas o la mayoría de las farmacias en el país. Pero tal parece que esto se quedó  en la capital o solo en la región occidental,  porque lo que me concierne aún se mantiene  esta crítica situación en nuestra provincia.

A mí me afecta grandemente porque soy una anciana enferma que cobra 180 pesos moneda nacional de chequera,  los cuales no me alcanzan ni para comer, por lo cual no puedo comprar el Enalapril en la calle a sobre precio,  que me cuesta 20 pesos una tirilla de 10 tabletas. 

Estoy en estos momentos muy descompensada y ya he estado tres veces ingresada con cifras tensionales muy altas, tengo miedo porque se que mi corazón no podrá aguantar mucho más y sufriré un infarto.   Escribo con todo el derecho que tengo como enferma y como ciudadana cubana.  Espero que la situación de los medicamentos que tanto nos a afectado,  se resuelva pronto. 

No entiendo por qué en las noticias se dicen unas cosas y entonces en la vida real suceden otras, ¿hasta cuándo  nos mantendrán  engañados?  Con la vida de personas enfermas no se juega. 

Sinceramente,  resuelvan y abastezcan las farmacias con estos medicamentos si no caerá en sobre sus conciencias la muerte de cientos y cientos de personas. 

Sin más Libia Escalona Pupo

Por los defensores del pueblo Yaritza Pérez Laguna y Pedro Pablo Celestrín Reina, representante de la Defensoría del Pueblo en Holguín. 

Regresar al blog CubaCID 

Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario