miércoles, 20 de diciembre de 2017

Si tratan de desalojarnos nos sacan muertos, me prendo fuego con mis cinco hijos dentro de la casa


Noviembre 12 de 2017

Al: Consejo de Estado de Ciudad de La Habana, Cuba.

De: Marbelis González Esparza, residente en calle Mariana de la Torre # 81 entre 10 y 12, Reparto Libertad, municipio Holguín, provincia Holguín.

Señores, me dirijo a ustedes una vez más por medio de este escrito en medio de la desesperación y esperando se haga justicia, ya que desde niña he oído decir que en Cuba no hay desalojo.

El caso es el siguiente,  mi hermano se encuentra recluido en una de las prisiones de esta provincia, cumpliendo una sanción de 8 años por el delito de falsificación de documentos, todo porque al intentar legalizar la vivienda es cierto que soborno a algunos funcionarios para que le agilizaran los trámites, en el juicio en ningún momento se dijo de decomisarle la casa y este es el caso que me trae a ustedes.

Después de dos años están visitando a mi cuñada, Katia Leyva Hechavarría, los inspectores de vivienda junto a algunos policías con advertencias de que tiene que desalojar la casa pues por el mismo problema de mi hermano la casa está en decomiso.  Katia tiene 22 años, es madre de mis dos sobrinos más pequeños y quien además tiene a su cargo los tres hijos mayores de mi hermano.

Imagínense en el estado en el que nos encontramos, ¿para donde va a ir mi cuñada con cinco muchachos? A tal punto que el viernes pasado en la última visita que le hicieron les dijo que si intentaban sacarla de la casa se prendía fuego con los cinco muchachos pero que a la calle no iba.

Esto conllevó a que le mandaron una psicóloga como si estuviera loca y la remitieron para un psiquiatra.  Por otra parte hemos hecho averiguaciones y por amistades que tenemos muy influyentes en el gobierno y que por obvias razones no puedo revelar su nombre, hemos sabido que el interés que existe en la casa es que hay un médico interesado en ella, que por supuesto es internacionalista.

Si la justicia existe como se dice en este país y los niños no quedan desamparados, espero que se cumpla en este caso y que se evite una muerte injusta de una madre con cinco hijos, que de hecho no están yendo ni a la escuela pues mi cuñada tiene temor de que no estén en la casa cuando vayan a sacarla.  Los más pequeños, de 4 y 5 años,  están nerviosos por ver en las condiciones en que están su madre y hermanos y los demás,  de 9, 16 y 20 años están tan alterados como ella.

Espero que se tome en cuenta todo lo antes expresado y si es para un médico que quieren la casa por los méritos alcanzados en la misión, entonces que utilicen una parte del dinero de la misión que ganó el gobierno (cosa que no es un secreto para nadie) y le construyan una a su gusto.

Sin más y en espera de ustedes esperando se tome la mejor decisión: Marbellís González Esparza

Por la Defensoria del Pueblo, Luis Jaime Merino y Zuleidys Lisbet Pérez Velázquez. 

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario