domingo, 31 de diciembre de 2017

Por un nuevo año de lucha y esperanzas


Dentro de pocas horas daremos la bienvenida al 2018 y queremos, los miembros y la dirigencia del CID en el exilio, junto a Rolando Pupo Carralero  y Yanelis Jiménez Téllez, Presidente y Vice-presidente nacional  respectivamente, hacerles llegar un abrazo de amistad y compañerismo a todos ustedes. 

Con trabajo y perseverancia nuestra organización ha podido mantenerse firme en un gradual e ininterrumpido proceso de consolidación y crecimiento. Hoy el CID es reconocido como una organización nacional de oposición con delegaciones en toda Cuba, que ha tenido la capacidad de lanzar y mantener  los dos proyectos más importantes en el actual enfrentamiento contra el castrismo: la Defensoría del Pueblo y el semanario La Nueva República.  

Cuba Independiente y Democrática (CID) es una organización con propuestas concretas, con un Proyecto Constitucional y un esquema detallado para una transición: el Proyecto de la Nueva República.  A principios de 2018 lanzaremos una arquitectura informativa de avanzada en Internet que integrará todos los blogs de la organización y todos sus trabajos. También se fundarán dos nuevas delegaciones en la Isla.  Todo este esfuerzo se ha logrado por la  ejecución de una estrategia concebida desde la fundación del partido que ha resultado realista y certera.  

El CID no es la capilla donde se rinde pleitesía a ningún caudillo predestinado, el CID es una organización de ideas, propuestas, trabajo y sacrificio.  Sus dirigentes lo son por su capacidad y su dedicación a la lucha por la libertad y la democracia.  El CID es un aparato de reclutamiento y entrenamiento de hombres y mujeres que ayudan al pueblo cubano a despertar y a tener esperanzas en ellos y en su futuro como pueblo.  Nuestros dirigentes serán claves en la construcción de la democracia en Cuba.  Somos un partido que aspira a un papel importante en el futuro de nuestra nación.

Nuestros más importantes valores organizacionales son la honestidad, el compromiso con el pueblo cubano a largo plazo y el valor personal. No queremos cobardes en nuestras filas, ni gentes deshonestas ni oportunistas.  Cada recurso de la organización, cada tarea y cada proyecto es cuidadosamente auditado y esto nos permite ver quién cumple y quién no. Nuestra credibilidad y nuestra fuerza están en la honestidad y en la capacidad de nuestros dirigentes y miembros; en la medida en que cuidemos de estas virtudes podremos continuar siendo útiles a nuestro pueblo y fieles al legado del Comandante Huber Matos y de todos aquellos patriotas que en este largo proceso y antes de él, se sacrificaron por nuestra patria.  

Para el CID todos los cubanos que luchan, dentro y fuera de Cuba, merecen igual respeto porque los riesgos y los sacrificios son necesarios para triunfar en todos los frentes.  

El castrismo va muriendo porque ha sido el cáncer que ha destruido a un pueblo y este cáncer morirá, como todos, con la muerte de su víctima.  Nosotros solo seremos libres si de las cenizas de este desastre nace un nuevo pueblo, lleno de esperanza y decisión. Esa es nuestra misión.  ¡Patria Pueblo y Libertad! ¡La lucha continua! ¡Arriba con el himno! ¡Viva Cuba Libre!

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario