martes, 18 de marzo de 2014

Fidel, el discípulo de Stalin


Buenos Aires, Lunes 10 de marzo de 2014.

Para todos los cubanos que nacimos post-revolución, previo al primero de enero de 1959, no había nada en Cuba, todo era un desastre moral y económico. Entonces llegaron los Castro al poder y desde el mismísimo 8 de enero todo quedó como lo conocemos. Difícilmente un cubano nacido después de 1960, tenga idea de que fue un proceso violento y suspicaz, donde el comunismo se fue apoderando de todo. En lo personal, desconocía que existían otros comandantes, o cubanos que lucharon con todo merito contra la dictadura de Batista. Para mi generación estaba Fidel, Camilo y el Che, cual trilogía, donde evidentemente desapareció el hijo, el espíritu santo y quedo solo el padre, Fidel Castro.

Hace poco mas de un mes visitaba junto a Tomas Guanipa, diputado de la Asamblea Nacional Venezuela, a uno de esos “rebeldes borrados”. En medio de la charla, Guanipa dirige una pregunta hacia mi “¿Cómo es posible que en Cuba no todos conozcan a Huber Matos?“. Es un hecho ante todos evidente, pero en mi caso solo atiné a responder: ” Hay una foto que yo he visto miles de veces, no te puedo decir cual, que creo debería estar Huber”. La charla, vaya coincidencia fue el 8 de enero pasado. Ese día entraba Camilo Cienfuegos, Fidel Castro y Huber Matos a La Habana, pero de 1959.


Por supuesto que la foto anterior la he visto luego de salir de Cuba, pero esa no era la foto en cuestión. En mi mente resonaba otra mas conocida. Había otra foto que como respondí a Guanipa “la he visto miles de veces”. !Vaya regalo! Cuando llego a mi casa y entre papeles, veo la foto.


No siendo suficiente con seguir a Stalin, el los jerarcas del PCC (Partido Comunista de Cuba) han querido emular a Joseph Goebbels, ministro de propaganda e información del Nacional Socialismo de Adolf Hitler.

En la foto mas reproducida en Cuba, la que más ha circulado en los últimos 50 años, han borrado al tercer hombre, y héroe de la revolución, Huber Matos. Camilo Cienfuegos, lo han puesto a la izquierda, simulando ser él, pero sin su sombrero característico. Y finalmente para rematar, han subido a Fidel Castro a un tanque de guerra, cuando en realidad han llegado a La Habana en un minúsculo Jeep descapotable.

¿Cuántos “logros de la revolución” han sido manipulados descaradamente? ¿Cuántos viajan al “paraíso” y vuelven desilusionados por la realidad? Así, las cosas en la isla. Aún esta por verse la verdadera historia.




Por Karel Becerra

Secretario de Relaciones Internacionales del CID. Es licenciado en Ciencias de la Computación (Universidad Central de Las Villas, Cuba).


Infobae

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

    


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected







, secretario de Relaciones Internacionales del CID (Cuba Independiente y Democrática).

1 comments:

Ezequiel Gonzalez dijo...

Fidel Castro y su hermano Raul, no son discipulo de Stalin, sino discipulos del mismo Diablo, Stalin se quedo chiquito con estos asesinos.

18 de marzo de 2014, 15:02

Publicar un comentario