lunes, 3 de marzo de 2014

Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el reino de los Cielos



Amigos y hermanos, nos hemos reunido  para despedir y honrar a Huber Matos, un patriota y un héroe del pueblo de Cuba y de millones de personas en el mundo que lo admiran por su valor, por su dedicación y por su sacrificio.

En la sagrada Biblia hay un mensaje para este momento y para destacar la vida, la lucha y los ideales de Huber Matos:

Felices los que tienen espíritu de pobre, porque de ellos es el Reino de los Cielos.

Felices los que lloran, porque recibirán consuelo.

Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia.

Felices los que tienen hambre y sed de Justicia, porque serán saciados.

Felices los compasivos porque obtendrán misericordia.

Felices los de corazón limpio porque ellos verán a Dios

Felices los que trabajan por la paz, porque serán reconocidos como hijos de Dios.

Felices los que son perseguidos por causa del bien, porque de ellos es el reino de los Cielos.

Amen


Pocos saben que a quien hoy aquí acompañamos nació de un hogar muy humilde, trabajó de niño junto a su padre, un campesino que perdió su pequeña parcela porque no pudo pagarla.  

Huber Matos no nació en la casa de un hacendado sino fue el hijo de Rogelio, un hombre del campo, honesto e inteligente, que había perdido a su familia durante la Guerra de Independencia y de Salustina, una maestra que amó a Cuba con el mismo fervor con que se dedicó a la educación de los niños en el pueblito de Yara.

Pocos saben que desde muy joven Huber Matos comenzó a servir a los cubanos como maestro en una pequeña escuela en la Sierra Maestra y que luego, cuando llegó al caserío de Pozo Prieto cerca de la costa norte de oriente, construyó un rancho con la ayuda de los padres de familia del lugar porque no había escuela donde enseñar.  Y qué tiempo después en Manzanillo, se dedicó a formar maestros con sus clases de educación Cívica, Historia y Geografía.

Esa fueron las raíces del hombre que un día dejó las aulas para convertirse en el más audaz y exitoso comandante el Ejército Rebelde.  Porque por mucho que la dictadura castrista ha tratado de borrarlo de la historia,  la verdad se ha ido conociendo poco a poco durante este medio siglo de oscuridad. 

Huber Matos fue el hombre que apertrechó
al pequeño Ejército Rebelde en 1958 con el armamento que trajo de Costa Rica y fue también el hombre que detuvo la ofensiva de primavera contra los rebeldes unos meses después. Frente a su columna 9 luchó más combates que ninguna otra columna guerrillera.  Fue el héroe del sitio a Santiago de Cuba y por su capacidad, por su valor y el de sus hombres, se le entregó la jefatura de todas las tropasy de todas las columnas para que dirigiera la toma de Santiago de Cuba, ataque que nunca se llegó a dar porque el dictador huyó y el ejército se rindió.

No hubo en toda la lucha guerrillera un jefe como él, amado y respetado por sus hombres, con quienes siempre estuvo de primero en cada combate.  Solo su amigo, el Comandante Camilo Cienfuegos, pudo acercarse a Huber Matos en arrojo y respeto entre sus hombres.

De muchos cubanos es conocida su renuncia, que más que renuncia fue su denuncia porque alertó al que no estaba ciego, alertó de que se conspiraba contra las promesas democráticas de la revolución por la que habían luchado. 

Y podríamos hablar por horas de este hombre excepcional.   Y se hablará y se escribirá por generaciones del Comandante de la Libertad y de la Esperanza. El hombre que vivió siempre sin odio y sin miedo.   

Los miembros del Comité Ejecutivo Nacional del partido Cuba Independiente y Democrática, que junto a mi esposa Katia y muchos compañeros más hemos ayudado a organizar durante los últimos tres años en Cuba, sabíamos que este momento podía llegar y siempre nos preparamos para asumir la responsabilidad que este hombre noble valiente y visionario había puesto en nosotros. 

De parte de todas las delegaciones del CID, de todos sus activistas y de millones de simpatizantes del Comandante Huber Matos a lo largo y ancho de Cuba, estamos comprometidos a no descansar hasta que Cuba sea una nación donde impere la libertad y la justicia.

Los cubanos lucharemos unidos por lograr la patria por la que se sacrificaron José Martí, Antonio Maceo, Ignacio Agramonte, Carlos Manuel de Céspedes, Máximo Gómez, Pedro Luis Boitel, Orlando Zapata Tamayo, Laura Pollan, Oswaldo Paya Sardiñas y muchos más.

Lucharemos respetando y honrado a todos los expresos políticos que ya no están con nosotros y los que nos acompañan, héroes que con su sacrificio mantuvieron en alto la antorcha de la libertad y de la dignidad nacional.

Huber Matos tiene el derecho a descansar en paz pero sabemos que no lo hará hasta que Cuba sea libre.  Huber Matos siempre vivirá en nosotros y en el pueblo cubano.  Somos los ciudadanos de la Cuba a la que dedicó toda su vida.

Somos sus hijos y sus soldados, seguiremos su ejemplo y al precio que sea cumpliremos sus órdenes: ¡La lucha continúa.  Viva Cuba Libre!

Miami, marzo 2 de 2014

Monseñor Ricardo Medina Salabarria
Miembro del Comite Ejecutivo Nacional de Cuba Independiente y Democrática








Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

  


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario