miércoles, 28 de junio de 2017

Desalojada bajo la lluvia con su hijo de ocho meses

Yankiel 

Junio 20. Yasmary Pérez Pérez de 19 años y su hijo Yankiel Calzada Pérez, de ocho meses de edad, fueron desalojados bajo intensa lluvia de temporal de un pequeño local desocupado de la antigua escuela primaria Salvador González, ubicada en la avenida Borrego, municipio y provincia Pinar del Río. La joven madre había acudido a este lugar en la madrugada con algunas de sus pertenencias porque donde estaban viviendo se mojaban por las filtraciones del techo. Al ver su situación el custodio de la antigua escuela le permitió entrar y protegerse de la lluvia en el local.

Momentos antes del desalojo, vease el colchó
que se mojó en el camión y se hecho a perder.

Al otro día en la mañana al apersonarse el administrador de la escuela éste decidió sacarla del lugar aunque todavía estaba lloviendo, el niño estaba con fiebre y la joven no tenía a dónde refugiarse.  Aproximadamente a las 10 am llegaron la directora municipal de Educación y el jefe de sector de la policía. La directora alegó que ese local era de su propiedad porque el gobierno se lo había dado para vivienda. A Yasmary y a su hijo los sacaron en un camión bajo la lluvia y los dejaron en el lugar inhabitable de donde habían salido la noche antes.  Durante el desalojo forzado se le mojaron las pocas pertenecías que tenían.

 Yasmary Pérez Pérez

Desde el 23 de octubre del 2016, asesorada y apoyada por abogados independientes y defensores del pueblo, Yasmary presentó una carta ante el gobierno municipal informando su crítica situación socio económica. No tenían una casa habitable, ni ingresos, ni un refrigerador para mantener los alimentos y medicamentos para su hijo que, desde su nacimiento padece de atresia esofágica y un soplo en el corazón. Desde entonces han ignorado esta situación que es un caso crítico en la provincia, según la opinión del Robertico, presidente municipal del gobierno y de Ritica, la encargada  de atención a la población y de otros funcionarios de Salud Pública.

Horas más tarde del desalojo la joven acudió a los abogados independientes y defensores del Ppueblo, Rigoberto González Vigoa, Lázaro Luis Ruiz Echevarría, José Ernesto Mórales Estrada y Raúl Luis Risco Pérez, quienes la acompañaron al Gobierno Municipal. Allí plantearon que se respetaran los derechos fundamentales de esta familia y se les diera amparo, teniendo en cuenta en particular la situación del niño.  Se encontraban Ritica y Barbarita, funcionarias de atención a la población, Raiden, asesor del presidente del gobierno y el vice presidente para la defensa. Los defensores del pueblo fueron expulsados del lugar pero esperaron en los alrededores hasta que la joven salió y les dijo que los funcionarios la llevarían a una casa donde estará provisional con su hijo, hasta que le terminen un apartamento que le será otorgado, además de darle en el instante un colchón y una cuna para el niño ya que se había mojado todo esto. La joven madre muy conmovida expresó su agradecimiento a los defensores de los derechos humanos.

Por la Defensoría del Pueblo: Rigoberto González Vigoa, Lázaro Luis Ruiz Echevarría, José Ernesto Mórales Estrada y Daudy Hermelo Lago.

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario