martes, 20 de junio de 2017

Antes de llegar las internas la higiene del hospital era denigrante

Hospital Docente General 
“Comandante Ciro Redondo García”

Artemisa, 19 de junio de 2017

A: Dirección Nacional de Prisiones

De: Defensoría del Pueblo de Artemisa
Email:  mileisisvm85@gmail.com

Por este medio queremos señalar que un grupo de 18 reclusas de la Provincia de Artemisa, se encuentran laborando como auxiliares de limpieza  en el Hospital Docente General “Comandante Ciro Redondo García” ubicado en Artemisa,  municipio cabecera de la provincia de igual nombre.

Antecedentes: los bajos salarios a que han sido sometidos por largos años los trabajadores del servicio de limpieza de esta instalación, ha originado escaces de trabajadoras en esta área que trajo como consecuencias una situación precaria en la higiene de esta instalación de salud.

Muchas han sido las quejas por parte de la población de Artemisa y municipios aledaños por la situación de la limpieza del referido hospital. Sin embargo muy pocas acciones se han tomado al respecto, recurriéndose en última instancia a lo que muchos consideran, la salida más fácil, es decir, el empleo de mano de obra mucho más barata, utilizándose para estas labores a mujeres que se encuentran cumpliendo diferentes sanciones.

Si bien es cierto que a partir de la incorporación de las internas a las labores de limpieza de este hospital que vale resaltar, siempre se encuentran bajo la vigilancia de una oficial penal, la higiene en dicha instalación ha mejorado un cien por ciento.


Sin embargo, el motivo por el que la Defensoría del Pueblo de Artemisa interpone esta demanda, se debe a un hecho denunciado por varias de estas reclusas, que por razones obvias pidieron permanecer en el anonimato.

Resulta que cuando algunas de estas internas se ausentan de su pase reglamentario  las demás se ven afectadas y por ende, se les cancela su pase, lo que resulta en una gran injusticia ya que están pagando justas por pecadoras.


La medida es tomada por las autoridades del centro penitenciario al cual pertenecen. En este caso se trata del campamento conocido como Ceiba Ocho, antigua escuela Pre universitaria en el campo, ahora convertida en prisión, perteneciente al Municipio de Caimito.

Como ciudadanos cubanos que somos y como organización que vela por los derechos de las personas, en este caso La Defensoría del Pueblo:

Reclama:

Se tomen medidas independientes con aquellas reclusas que incumplan con su reglamento y no se haga pagar al resto por las indisciplinas que no hayan cometido.

Se tenga en cuenta que antes de llegar dichas internas a hacerse cargo de la higiene de este hospital, la misma era denigrante y que gracias a ellas, dicha instalación exhibe una imagen impecable.

Por tanto: consideramos que culpar a todo un grupo por las indisciplinas de una o dos personas aisladas, redundará en perjuicio de dicha instalación, pues crearía un desincentivo general en el resto de las internas, que daría al traste con el excelente trabajo que ellas vienen realizando y como siempre, quien terminará lamentándolo será el pueblo.

Por: Mileisis Vigoa, Delegada del CID en Artemisa y Oylin Hernández. Defensores del Pueblo


Regresar al blog CubaCID 


Regresar a página central CubaCid.org


0 comments:

Publicar un comentario