miércoles, 1 de noviembre de 2017

Ni piezas de repuesto ni un motor nuevo para reponer


A: La cede de la ANAP municipal en San Juan y Martinez, Pinar del Río

De: Zandalio Hernández Pérez, Celso Rodríguez Rodríguez, Luis Antonio Rodríguez Melo, Juana Martinez Mesa, Pedro Gonzales Rivera. Cinco campesinos de la cooperativa “Rigoberto Fuentes” ubicada en el consejo popular de Campo Hermoso, San Juan y Martinez, Pinar del Río.

Asunto: Rotura del motor de regadío colectivo.

Por este medio me dirijo a usted para plantear un problema que tiene muy preocupados a este grupo de campesinos que ven en riesgo su zafra tabacalera. El problema consiste que el motor de regadío que sirve para abastecer de agua a más de una caballería de tierras divididas en cinco fincas propiedad de estos campesinos, se encuentra roto desde hace más de cuatro meses y hasta el momento la dirección de dicha cooperativa, en conjunto con la dirección de la empresa estatal de tabaco “Hermanos Saiz”, no le han dado solución al problema. Los campesinos perjudicados lo hemos venido planteando en cada asamblea de la cooperativa y la respuesta que hemos obtenido es que no hay piezas de repuestos ni tampoco existe un motor nuevo para su reposición.

Carta entregada y recibida por la Asociación 
Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP)

Como es lógico nosotros estamos muy preocupados porque nuestras familias dependen de nuestro trabajo y de la realización de la zafra tabacalera. Ya comienza el mes de noviembre donde es un mes idóneo para comenzar con las primeras siembras de tabaco y nosotros a la espera de una solución para poder comenzar. Esta situación es desesperante, pero lo más que nos duele es la morosidad de los directivos de la cooperativa y de dicha empresa que no han mostrado ningún interés en buscar algunas alternativas. Por supuesto que ellos tienen el sustento de sus familias asegurado y al juzgar por los hechos no les importa el mal ajeno.

La zafra tabacalera del año pasado tuvo mucho éxito y se lograron rendimientos muy buenos. Estamos seguros que este producto les dejo muy buenos dividendos al estado. Entonces, ¿Cómo es posible que el país no tenga presupuesto para asegurar las condiciones que necesitan los campesinos para poder sembrar la tierra? Esto es inaudito y son cosas que pasan por la mala dirección que existe en todos los niveles de gobierno, además de los hechos de corrupción que acompañan a todos los organismos del estado y empresas estatales.

Esperamos que esta carta sea leída por personas receptivas que comprendan la necesidad y sepan exigir para que el problema sea resuelto lo antes posible.

Sin más Pedro Gonzales Rivera en nombre de todos los campesinos afectados.

Por Yusniel Pupo Carralero, Presidente del Comité de Campesinos Libres del CID y Yordan Pupo Carralero, Defensor del Pueblo

Regresar al blog CubaCID 

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario