martes, 7 de noviembre de 2017

Casi matan a Luis, pero ellos tienen dinero y nadie les pide cuentas


Donarquis Campos y Luis Francisco García

A: El Partido Comunista provincial  en Holguín

De: Donarquis Campos Leyva

Señores: Vivo en la Olleta de Bocas, Velasco, municipio Gibara, Holguín. Tengo 48 años, me dirijo a ustedes con el propósito de que se haga justicia sobre el abuso que se está cometiendo contra nosotros. Tengo una hija, Daymara García Campo de 16 años que tiene retraso mental. Desde el año 2011 recibimos una ayuda social mensual de 167 pesos moneda nacional que equivale a 6 CUC con 68 centavos ($6.68 centavos de dólar). 

Ranchito en que viven Donarquis, Luis y Daymara

Mi esposo, Luis Francisco García Leyva, fue operado de urgencia de una hemicolretomia.  El se mantiene con una rectocomía permanente, tiene 53 años.  El día 2 de octubre en la mañana Luis se encontraba trabajando en la finca de Hugo Ramírez Torres, cerca del cementerio de Bocas, desojando un platanal. Aunque él es limitado físico tenemos mucha miseria pues somos tres en la casa y pasamos una gran necesidad.

Estando allí trabajando los señores Deynier Saldaña Campos y su hermano Yeynier Saldaña Campos  lo atacaron dándole una brutal golpiza donde quedó sin conocimiento y fue auxiliado y defendido por José Leyva Arzola. Luis estuvo  tres días hospitalizado y el caso está en medicina legal.

Estos que golpearon a mi esposo son hijos de Erasmo Saldaña, este señor unos días antes me ataco a mí y me votó un pedacito de carne de cerdo que me habían regalado.  Esto fue porque este señor no quiere que pase por un camino que hay en las tierras de la cooperativa y que ahora él las tiene. Al este golpearme yo lo puse en conocimiento de la policía de Velasco y sus hijos en represalia golpearon hasta casi matar a mi esposo Luis. Ellos fueron detenidos pero están sueltos y lo tienen amenazado que lo van a matar.  Mi esposo tiene miedo de que le hagan daño porque ellos tienen dinero y nadie les pide cuentas.


Nosotros no tenemos casa donde vivir, vivimos en un ranchito con piso de tierra y se moja por todas partes y con la pobreza que tenemos es imposible que podamos hacer nada sin una ayuda.  Hemos pedido al Delegado y a otros organismos pero no nos dan ninguna esperanza, espero que se nos tome en cuenta y se nos ayude en lo que planteamos.

Por la Defensoría del Pueblo: Jorge Luis Rodney Tamayo, Ana Rosa Tamayo Torres y Manuel Martínez  León.

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario