domingo, 24 de noviembre de 2013

“La justicia social como estandarte de lucha”




Granma 12 de noviembre de 2013:

“La justicia social como estandarte de lucha”

“Recibe la activista argentina Amalia Edith Glaif, Medalla De la Amistad que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba”

“Por su permanente labor en los movimientos de solidaridad con Cuba en su país, le fue otorgada este lunes la Medalla (…), a propuesta del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos”. En el acto de entrega, “Glaif comentó que nuestro país era un ejemplo en materia de transformaciones sociales, y se mostró orgullosa de la obra de la Revolución Cubana, a la cual se vinculó desde 1959.”

Comentario:

La llamada “Revolución Cubana”, un proceso radical de cambios que se transformó en una larga dictadura, ha despertado simpatías desde sus inicios y se pudiera afirmar que tuvo cierto impacto internacional en sus primeros años como hecho histórico interesante.

Pero con el transcurrir del tiempo, muchos de sus seguidores observaron cómo se desmoronaba la fachada de emancipación que planteaban los nuevos dirigentes cubanos, que se hicieron viejos detentando el poder absoluto sobre su pueblo, frente al cual también perdieron crédito a medida que el escenario mundial fue cambiando. Hoy, a los históricos y sus adiestrados prácticamente no les queda nada que ofrecer para las nuevas generaciones de cubanos que viven en la escasez perenne; y sus defensores en otros países o bien aspiran a convertirse en caudillos de su gente, o se trata de “progres” que, a falta de visión, imaginación o talento (o quizá algún que otro viaje gratis a esta isla que brinda placeres baratos para el turista foráneo), ven aún en el ejemplo cubano un camino a seguir.

Cada cual hace la elección ideológica que quiere, y tiene derecho a ser ignorante o virar la cara ante lo mal hecho, como son las violaciones sucesivas a los derechos humanos en Cuba. Sus intereses tendrán estas personas que apoyan más bien al gobierno, que no es el pueblo ni mucho menos, tanto más cuanto los ciudadanos cubanos no pueden elegir a sus jefes de Estado ni formar partidos independientes de manera legal.

Y como es natural que la prensa oficial no hará mención de aquellos que sí apoyan a la mayoría del pueblo de Cuba en su aspiración de un futuro mejor, es decir, a un futuro sin castrismo y con oportunidades reales de progreso, sirva esta oportunidad para mencionar la gran cantidad de organizaciones y personas que apoyan a la transición en Cuba. Ojalá en un mañana se reconozca su ayuda a los cambios que tanto necesita el país.


Por Víctor Ariel González
 
Regresar al blog CubaCID


 Regresar a página central CubaCid.org

 


Fuente bloqueo informativo al pueblo cubano, suplemento de La Nueva República

0 comments:

Publicar un comentario