miércoles, 6 de marzo de 2013

El cáncer del chavismo es el castrismo


El jueves 17 de enero este blog publicó un artículo titulado ¿Quién mató a Hugo Chávez? Este  era una reproducción del editorial de La Nueva Republica, el semanario del partido Cuba Independiente y Democrática (CID) en Cuba. 

En ese editorial se planteaba y se demostraba que fue el error del equipo  médico cubano dirigido por Fidel Castro el que aceleró el desarrollo del cáncer de Hugo Chávez.  El secretismo relacionado con la enfermedad de Chávez y su tratamiento, tuvo que ver entre otras razones, con la falla en el diagnóstico de la enfermedad, las dos operaciones iniciales que se le hicieron al autócrata venezolano y el tratamiento posterior. 

Los venezolanos merecen una investigación independiente sobre la muerte de Hugo Chávez.  Su fallecimiento deja en el poder a Nicolas Maduro, un hombre completamente controlado por el castrismo, que de ganar las elecciones en Venezuela con el mismo tipo de procedimientos fraudulentos utilizado por Chávez en el pasado, podría sostener por un tiempo más la subvención que mantiene a flote la dictadura en Cuba.

La influencia del castrismo ha sido negativa para  el chavismo.  Hugo Chávez se acercó a Fidel Castro porque no tenía capacidad para plantear una plataforma ideológica y un programa de gobierno propio que transformara a Venezuela y  elevara el nivel de vida de su población.  Castro le facilitó los recursos iniciales, la estrategia y el personal entrenado para la toma y el mantenimiento del poder en Venezuela.

Del castrismo el chavismo también copió su desorden, su anacronismo ideológico, su protagonismo tercermundista y su anti yanquismo.  El resultado ha sido una intensa polarización en la sociedad venezolana, un derroche injustificable de recursos provenientes de la riqueza petrolera, una corrupción galopante y la dependencia casi total que tiene el país en sus hidrocarburos.  Gracias al petróleo la economía venezolana no ha colapsado, como no colapsó la de la URSS a pesar de todos los errores del comunismo. 

Si Hugo Chávez hubiera sido un dirigente más inteligente, más culto y menos sometido habría sabido mantener cierta distancia de su guía y protector  Fidel Castro y del modelo que ha llevado a Cuba a la ruina.  Pero no lo fue y los resultados están a la vista.  El chavismo perdió la oportunidad de ser un movimiento que ocupara el espacio que dejó la traición de la revolución cubana hace más de medio siglo.  

El chavismo pudo haber sido una fuente de inspiración y un factor decisivo hacia una Latinoamérica más justa y progresista.  Venezuela, debido a su riqueza y a su tradición de solidaridad pudo liderar a Latinoamérica en la transformación  sin precedentes que se lleva a cabo en este siglo XXI.  Hugo Chávez escogió copiar el fracaso castrista y deja a un país desgarrado por la violencia criminal y por antagonismos políticos, elevados por su demagogia a un conflicto en entre buenos y malvados.

La muerte de Hugo Chávez es un golpe terrible para el chavismo como fuerza política en Venezuela.  El grupo gobernante pierde su irremplazable caudillo y los chavistas a su ídolo.  Ahora el castrismo va dirigir cada paso del chavismo y si los chavistas no lo evitan el castrismo llevara al cementerio a ese movimiento igual que llevó a la tumba a Hugo Chávez.

 
Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


   


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected
 

1 comments:

Innombrable dijo...

qué buen escrito...
Ya los tengo entre la lista de blog que más leo.
saludos
Un compatriota-
Carlos
http://desapolillandocuentos.blogspot.mx/

6 de marzo de 2013, 12:17

Publicar un comentario