martes, 1 de noviembre de 2011

Un teléfono por una vaca muerta


Con la excusa de las vacas envenenadas de Pinar del Rio la policía le roba el teléfono a un delegado del CID. No es la primera vez que en su afán de justificar los atropellos contra los miembros del CID en esa provincia se utiliza el cuento de las vacas muertas.

En esta oportunidad Maikel Alexander Fernández Perdigón, delegado del Partido Cuba Independiente y Democrática en el Pinareño municipio San Juan y Martínez, fue emboscado y detenido por oficiales de la seguridad del estado, a medio día del 24 de octubre.

Fernández Perdigón, quien es la fuente de esta información denuncia que: los oficiales de la seguridad del estado Yoel Mena Díaz y Yunieski, precipitaron la moto Suzuki que tripulaban sobre su persona al punto de golpearlo, le retiraron su identificación, despojándolo de sus pertenencias y lo condujeron hasta la unidad de la PNR del municipio San Juan y Martínez.

Alli fue introducido a los calabozos y luego interrogado por Carlos Cordero Travieso “Mantuan” oficial del DTI (Departamento Técnico de Investigaciones) quien lanzó preguntas acusatorias a Maikel sobre el envenenamiento vacas en la zona.


Maikel Alexander Fernández Perdigón, fue liberado pasadas las 8:30 pm del mismo día sin que se le entregara su teléfono móvil, ni acta de decomiso, Fernández Perdigón acompañado de Rolando y Yusniel Pupo Carralero directivos del Comité de Campesinos Libres del CID se personaron en la estación policial municipal el día 25 para hacer la reclamación y no recibieron el teléfono, bajo la excusa de que no había en el municipio oficiales de la seguridad del estado.

0 comments:

Publicar un comentario