miércoles, 16 de noviembre de 2011

El CID apoya a la Plataforma Juventud Activa Cuba Unida (JACU).

Lilvio Fernández Luis

El 9 de noviembre parecía que sería un día de júbilo para los invitados a la celebración del segundo aniversario de JACU, una plataforma juvenil cuya sede radica en el habanero municipio de Párraga, exactamente en Guasimal # 9, testigo ya de innumerables acciones cívicas el pos de la democracia en Cuba.

El trabajo digno de elogio de su coordinador nacional, Lilvio Fernández Luis, ha preocupado desde sus inicios a los encargados de que aquí todo siga igual, solo que no han contado con una de las variables más importantes, el dinamismo de esta institución juvenil, que sus miembros a nivel nacional han priorizado su preparación al punto que cualquiera de los delegados, aun en la más lejana de las comunidades, está preparado para asumir la dirección del mismo.

La noticia nos sorprendió cuando estábamos reunidos con Manuel Cuesta Morúa, vocero del Arcos Progresista, la respuesta fue inmediata, informamos primeramente a diferentes sedes diplomáticas y a diferentes personalidades en el exilio. Huber Matos, secretario general de Cuba Independiente y Democrática nos pidió que elaborásemos un comunicado de apoyo a Lilvio, acto seguido se sumaron otros como Fernando E. Palacio, del partido Liberal Nacional Cubano, Ricardo y Katia, miembros y directivos del CID también se pusieron en la lista de los que estamos en estos momentos diciéndole a Lilvio que no solo ahora, sino siempre, puede contar con nosotros.

Nuestro enviado a la actividad fue testigo del estricto control policial, excesivo para un activista cívico, justificable para algún asesino quizás, solo que en este caso los asesinos eran los que vigilaban envestidos del narcótico poder que gozan desde hace varias décadas.

El respeto a la dignidad plena del hombre que tanto pedía martí y cuyas hermosas palabras ilustran la Constitución de la República, desgraciadamente no tienen valor para aquellos mismos que escribieron el texto en la década del 70, sustituyendo la antigua y democrática, dicen porque estaba viciada de los males del capitalismo.

La juventud cubana estaba siendo enmarcada en estrechos estándares politizados, condicionando el futuro laboral, económico y profesional con la fidelidad a lo escrito, a lo estricto, a lo irracional. Una nueva generación se levanta no como continuadores los que sería una aberración al progreso, sino como gestores de su propio tiempo, de su presente, no pensando tanto en un futuro lejano, sino trabando por un presente inmediato y necesario. No son tiempos de segregación generacional, de celos o caudillismos infructuosos, así se ha constituido JACU, en la unidad de la diversidad, en lo policromático.

Hay que sobreponerse a los reverses y continuar la marcha, si uno cae que encuentre siempre un hombro amigo dispuesto a brindarle apoyo para seguir sus pasos adelante. Eso es lo que hacemos hoy poner no solo un hombro, sino todos los hombros de los hermanos que te admiramos y respetamos como uno de los jóvenes líderes con que se cuenta para lograr el tan ansiado cambio que necesita esta adolorida nación.

Las siguientes organizaciones apoyan este documento:

Programa Cultural Libertad, Partido Cuba Independiente y Democrática, Arcos Progresista, Partido Liberal Nacional Cubano, Proyecto Convivencia, Asociación de Campesinos Independientes de Occidente, Bibliotecas Independientes en Pinar del Río, Centros Culturales Comunitarios, Delegación de JACU Pinar del Río.

Fernando Martínez Calzadilla

Director Programa Cultural Libertad.

0 comments:

Publicar un comentario