miércoles, 7 de noviembre de 2012

EN CAMAGÜEY ROMPEN VIDRIERAS DE EL ENCANTO, APARECEN LETREROS Y ARRESTAN OPOSITORES

Virgilio Mantilla Arango

A Virgilio Mantilla Arango, Vicepresidente Nacional del CID, más de veinte esbirros de la Brigada Especial le rompi
eron la puerta y lo arrestaron porque se negó a entregarse.  Otros opositores fueron también detenidos en la ciudad.

“Todo esto fue porque según ellos unos jóvenes rompieron las vidrieras del Encanto y habían aparecido muchos carteles por toda la ciudad, eran jóvenes de 16 o 17 años los cuales fueron liberando por la presión de los padres en la misma unidad (los tenían en Villa M. Luisa)”.


En Nuevitas, Camagüey, el delegado del CID, Alexis Sabatela también fue detenido el sábado tres de noviembre por carteles contra el régimen que aparecieron en el pueblo. Sabatela se negó a ir preso por no mediar una orden de detención.  Los policías regresaron con la orden y lo arrestaron.

 Alexis Sabatela

DENUNCIA

POR NEREYDA M. PEREZ SEDEÑO Y JESUS H. ALVAREZ AGUADO 


Desde el domingo cuatro de noviembre Virgilio es seguido indiscretamente por varios individuos que manifiestan que son miembros de la Seguridad del Estado y que están cumpliendo con  la tarea que les han encomendado.

Yo, Nereyda Pérez y mi nieto Anyelo Álvarez somos testigo de la forma tan descarada en que lo acosan.  Al verse acorralado él reacciona como hombre defendiendo su integridad.  Ha conversado con ellos y les ha dicho que lo dejen tranquilo que él no tiene nada en contra de ellos, que solamente está defendiendo los derechos del pueblo.

El cinco de noviembre a las siete de la mañana Virgilio estaba escribiendo sentado en el suelo, ya que contrario a lo que dicen de los opositores que viven como reyes, este líder de la oposición no tiene ni siquiera una mesa donde escribir y una silla donde sentarse.

Cuando llegaron dos patrullas Virgilio rápidamente cierra la puerta. Le ordenaron abrirla alegando que tienen una orden de detención.   El se subió al techo de la casa con una botella de líquido inflamable, fósforos y un tanto de ladrillos.  Le ordenaron que bajara y se negó. Les dice al que suba lo quemo conmigo.  Los patrulleros y los motoristas de SE se retiraron del frente de la casa.

Virgilio  llama a mi esposo Jesús Álvarez Aguado y le comunica lo que pasa y que está solo en la casa, mi esposo le recomienda no hacer ninguna locura y le dice que sale inmediatamente para allá, que lo espere.  Una cuadra antes de llegar había una patrulla parqueada y aparte de los policías, dos individuos vestidos de civil, en la misma esquina había ocho policías m
ás también vestidos de civil y con motocicletas.

Cuando Jesús llega a la casa Virgilio está en el techo con la puerta cerrada, el baja y le abre la puerta, Jesús se sienta en el suelo en la misma entrada y le dice que no vaya a lanzar la botella porque les va a dar la oportunidad de que le den un tiro y lo maten, para después decir fue en defensa propia porque les agredió.

Entonces a Virgilio le cortan el teléfono.  Los testaferros seguían parqueados en la esquina.

Yo llegu
é a la casa de Virgilio y mi esposo y él me pidieron que regresara para que informara lo que estaba sucediendo.

Jesús estuvo con Virgilio hasta la una de la tarde, pero no había desayunado ni había ingerido alimento alguno. Virgilio no tenía nada con que preparar algo de comer. Como  Jesús no puede estar sin comer por su problema de metabolismo y ya se estaba sintiendo mal, le dijo a Virgilio "voy a la casa a almorzar y a traerte a ti almuerzo".

A  una cuadra se encontró al Tte. Coronel Ernesto Pardo conocido por todos por Boris, Jefe de Enfrentamiento a la oposición, acompañado de los oficiales de la policía política Camilo, Sergito y otros tres nuevos que no conocemos.

Mi esposo Jesús discutió con  Boris y le dijo que por qué ese despliegue tan grande contra un solo hombre.  Boris le muestra alrededor de 14 o 15 carteles unos hechos con pintura y otros con crayolas que decían ABAJO FIDEL, ABAJO RAÚL, VIVAN LOS DERECHOS HUMANOS y le dijo que esto no lo iban a permitir más.  

Jesús le respondió:  

"Esos carteles no lo han puesto ni Virgilio, ni Elicardo ni ninguno de nosotros, porque ustedes saben que ayer tuvimos una reunión de distintas organizaciones desde las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde y ustedes desde esa hora tenían a los perros guardianes vigilándonos.  Saben muy bien lo que hacíamos y de día y de noche vigilaron de muy cerca a Virgilio".

Ante la situación Jesús trató de regresar a la casa de  Virgilio pero no se lo permitieron. Discutió fuertemente con Boris, quien llamó a Sergito y le ordenó custodiarlo hasta nuestra casa.  Jesús protestó pero no le permitieron reunirse con Virgilio.

A los diez  minutos llegaron a nuestra casa algunos vecinos a avisar que a la casa de Virgilio habían llegado dos perseguidoras, el carro de la Brigada Especial y más de 20 hombres
algunos vestidos de civil  y otros uniformados.  Que con un aparato que ellos llaman bazuca derribaron la puerta, cogieron a Virgilio lo montaron en una patrulla y se lo llevaron.

Registraron la vivienda y al marcharse dejaron a la gente del llamado CDR vigilando la casa. En la casa Virgilio tenía unas donaciones de alimentos para llevar para Santiago y para Holguín.  En el frío se encontraban los alimentos que le mandaron al preso político Sosa Fortuny que se habían dividido para dos meses.

La mamá y el padrastro de Virgilio vinieron mientras un vecino arreglaba la puerta que habían roto.

Queremos hacer saber que la mayor parte de ese reparto apoya y defiende a Virgilio.  En este momento lo tienen en Villa María Luisa, la sede provincial de la Seguridad del Estado, también se encuentran en el mismo lugar detenidos,  Isdel Fuentes Freire, (hermano de Elicardo Freire) Santos Fernández Sánchez,  Faustino Colá,  Osmany Fernández Martínez y Humberto Galindo Moya.

A Elicardo Freire lo liberaron alrededor de las 8 pm, vino a avisarnos y a decirnos  los nombres de los que había visto en el listado cuando se le tomó declaración. 

Todo esto fue porque según ellos unos jóvenes rompieron las vidrieras del Encanto y habían aparecido muchos carteles por toda la ciudad, eran jóvenes de 16 o 17 años los cuales fueron liberando por la presión de los padres en la misma unidad (los tenían en Villa M. Luisa).  Ya  dije una vez que mi fe está centrada en la juventud de ahora y esto está cobrando fuerzas.

No sabemos si hay otros detenidos, según nos vayan informando se les avisará.


Jesús H. Álvarez Aguado
Nereyda M. Pérez Sedeño

CON DIOS TODO SIN DIOS NADA


 
Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected Flickr Flickr

0 comments:

Publicar un comentario en la entrada