domingo, 5 de abril de 2015

¡Golpes no, porque no lo voy a permitir!: Una carta al Presidente de los Estados Unidos



Al Presidente de los Estados Unidos 
Sr. Barack Obama 
La Casa Blanca, Washington D.C. 
Sr. Presidente:  

Le escribo esta carta que entregaré a la SINA en La Habana con la esperanza de que de alguna forma llegue a sus manos. Sé que usted es un hombre muy ocupado con problemas mucho más críticos que lo que le relato aquí pero pienso que tal vez por esas mismas razones sea de su interés conocer detalles de las cosas que pasan en Cuba. No soy periodista ni bloguera sino una humilde negra cubana y por esta razón no espero que esta carta sea publicada en ningún periódico ni medio digital importante. Vivo en medio de la pobreza, la incertidumbre y la represión pero creo que hay que sacrificarse para que un día en Cuba se respeten nuestros derechos y podamos vivir en paz, libertad y democracia. 

En la mañana del 31 de marzo ocho activistas del CID y Lutsey González Ramírez, esposo de una de ellas, fuimos detenidos golpeados y amenazados por la policía: Lisset Naranjo Giron, Anai Penalba Subit, Ariel Cueva, Roberto Ferrer, Flores Borroto García, Geraldo Lascano Naranjo, Margarita Rodríguez Díaz y una servidora. 

Todo comenzo así: Sobre las 11 de la mañana  Anai Penalba Súbit y Lisset Naranjo Girón viajaban en el auto del esposo de Lisset y en 10 de octubre fueron inexplicablemente detenidos por la policía porque supuestamente habían violado luz roja del semáforo, hecho completamente falso.Los tres fueron trasladados para la unidad policíaca de Aguilera.  Al enterarse de la situación un grupo de activistas del CID dirigidos por Roberto Ferrer nos dirigimos hacia la unidad. Estando allí presenciamos como un guardia golpeaba brutalmente a una joven indefensa y enferma de los nervios. Geraldo Lazcano Naranjo fue el primero en ver el abuso y salió corriendo hacia donde estaba el guardia golpeando a la muchacha y le gritó molesto: ¡golpe no, porque no lo voy a permitir!  Entonces todos entramos a apoyar la muchacha, salieron más guardias y comenzaron a empujarnos y a darnos golpes.   

Cuando siete policías golpeaban a mi esposo Ariel González Cueva yo traté de defenderlo pero un guardia me dio un puñetazo y otro vino por la espada y me dio un empujón que me tiró contra el piso ocasionándome una fractura en el brazo izquierdo. A Lisset Naranjo, la delegada del CID en Los Pinos  le dieron una bofetada. A Ariel Cueva, activista del CID en La Güinera, le partieron un labio.   

Flores Borroto García, delegado del CID en el municipio Boyeros, fue trasladado esposado a una oficina donde cinco policías lo golpearon cobardemente ocasionándole lesiones en el abdomen, las costillas y el cuello. Le negaron asistencia médica durante la detención y por la noche lo llevamos a un hospital.  No se podía parar y estaba lleno de moretones, tiene inflamación en las costillas y en el estómago. 

A Geraldo Lascano Naranjo lo multaron con  100  pesos por tener una pequeña cuchilla en el llavero de la casa, la cual usa de llave para encender su moto. A los demás nos presentaron actas de advertencia por  desorden público pero todos nos negamos a firmar. Estos hechos ocurrieron en presencia de la Seguridad del Estado que decidió mantenerse en el anonimato mientras la policía repartía golpes, amenazas e insultos. La detención fue a las 10 am y fuimos liberados a la 7 pm. 

Sr. Presidente si a usted llega esta carta escrita hoy Viernes Santo le daré gracias a Jesús y le pediré que lo ilumine en sus responsabilidades y decisiones. 

Atentamente, Roxilene Sotolongo Cruz 

La lucha continúa


Regresar al blog CubaCID



 Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario