lunes, 12 de agosto de 2013

Entre errores fugas y castigos, el último que apague la luz


En Cuba existe una crisis sistémica que es muy grave. La tiranía está agotada y arrinconada por muchas razones que no puede controlar. Se necesitaría un libro para enumerar los problemas con algún nivel de explicación. 

En la edición 88 de La Nueva República (LNR) que corresponde al 12 de agosto de 2013, aparecen algunas noticias de los serios problemas del béisbol en la isla. Son muestras de la falta de recursos, el dogmatismo y la desmoralización del régimen.

Rusney Castillo, uno de los mejores peloteros de Cuba, fue castigado separándolo del equipo de Ciego de Ávila por violar el "código de ética del béisbol revolucionario". Tal parece que Castillo intent
ó huir del país o sospecharon que podría hacerlo y como no es dueño de su talento ni de su persona el régimen lo castiga expulsándolo del deporte y privándolo de oportunidades. 

Mejor suerte tuvo Jose Darien Abreu, otra estrella del beisbol cubano que parece haber salido de la isla y seguramente lo veremos entre los grandes del mundo. También dos jugadoras de softbol, Lisbet García y Yarisleidi Casanova, abandonaron el equipo “revolucionario” y escaparon en Puerto Rico. 

Nadie habr
ía pronosticado una barrida de la Selección Universitaria de Estados Unidos a la Selección Nacional de Cuba, equipo profesional. En las 11 versiones anteriores los cubanos ganaron 34 partidos frente a 23 los Estados Unidos. En estos 5 juegos los nuestros se poncharon 55 veces. 

La  falta de concentración de los atletas,  bateadores con deficiencias notables en la mecánica de bateo, corrido de bases a destiempo, lanzadores con rectas suaves y curvas casi bombeaditas. Siete errores en fildeo y cinco equivocaciones  en el tiro a las bases.

El equipo universitario les rob
ó 15 bases en 16 intentos, el bateo cubano fue nulo, dos dobles y un jonrón, en los 5 partidos. Durante los últimos años las fugas de peloteros estrellas como Kendrys Morales, Alexei Ramírez, Yoenis Céspedes,  Odrisamer Despaigne, Aroldis Chapman y Yasiel Puig demuestran que los colores del equipo Cuba no bastan para mantener a los peloteros en la isla.

No hubo deserciones en esta serie, hoy el gobierno tiene un equipo políticamente confiable que no gana juegos de beisbol. La cúpula en el poder refleja la misma lógica de estos "revolucionarios". Es un equipo de octogenarios asistido por incondicionales que tratan de salvar el bote que ellos mismo hundieron por incompetentes y corruptos.


Lnr 88 (Revista La Nueva Republica) 12 de Agosto 2013 Cubacid.org by Cuba Independiente y Democratica


 Regresar al blog CubaCID
  
 Regresar a página central CubaCid.org

    

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad         patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         
Siguenos en:Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


1 comments:

Anónimo dijo...

El equipo Cuba no es profesional. Estamos en decadencia de eso no hay duda todo gracias al gobierno cubano que se ha encargado de dividirnos pero cuando se caigo eso y unamos a todos los peloteros a ver quien nos va a ganar. Por ahora sigo apoyando a mi Team Cuba incondicionalmente. Saludos!

18 de agosto de 2013, 2:51

Publicar un comentario