domingo, 25 de agosto de 2013

El jefe de la delegación del CID en la Prisión Kilo 5 le envía carta a Raúl Castro Ruz


El Jueves 1 de agosto de 2013 Rolando Pupo Carralero, miembro del Comité Ejecutivo Nacional del CID, se presentó en las Oficinas de Atención a la Población del Consejo de Estado en La Habana, para entregar una carta de Emmanuel Ojeda Prieto, Delegado del CID en la Prisión Kilo 5 en la provincia Pinar del Rio, en la que denuncia maltrato y mala atencion medica en el Centro Penitenciario donde él se encuentra recluido.

8 de julio de 2013

General Raúl Castro Ruz

El Art: 63, de la Constitución de la República de Cuba dice: Que todo ciudadano tiene derecho a dirigir quejas y peticiones a las autoridades y a recibir la atención, o respuestas pertinentes y en plazos adecuados, conforme a la ley.

En las facultades que me confiere el derecho pleno como ciudadano cubano, quisiera que le prestara atención a lo que a continuación le narraré.

Desde el año 2012 me he dirigido al jefe de servicios médicos del establecimiento penitenciario, Unidad Prisión K-5 de la provincia de Pinar del Rio, “Mayor Pozo”, donde le he planteado en reiteradas ocasiones la problemática que estoy afrontando con un testículo que debe ser extirpado por indicaciones  de especialista en urología.

He perdido la intervención quirúrgica en cuatro ocasiones por culpa de Ernesto Torres Guerrero, que desempeña el cargo de jefe de Unidad y Rodolfo Hernández García, que se desempeña como jefe de Prisiones en la provincia.

Ya he perdido la cuenta de las ocasiones en que le he planteado mi situación y no le han dado solución a mi problema.  , Nosotros los presos somos seres humanos y no animales, por eso le pregunto:

¿Dónde están esos galenos que se gradúan años tras años de médicos? 

¿Dónde están los derechos humanos en esta Isla?,

En esta prisión he tenido que esperar 37 horas para que me den atención médica mientras  los oficiales que se encuentran de guardia responden que no hay médicos.  Eso sin contarle las veces que he sido víctima de agresión y amenazas por estos oficiales.

El Ministro de Relaciones Exteriores señor Bruno Rodríguez expuso ante las Naciones Unidas que nuestro país no viola los Derechos Humanos y que es una potencia medica.  Yo pienso que es una infamia lo expuesto por este señor. Si proclaman en el mundo que  Cuba es una potencia medica aquí también aplicaría aquello de en “casa del herrero cuchillo de palo”.

 ¿Es que en las prisiones no existe un servicio médico eficiente, por la falta de médicos o porque los mandan a cumplir misiones a otros países?

Encima de todo esto existen funcionarios, que le niegan la atención médica en el momento oportuno, trayendo en la mayoría de los casos complicaciones y muchas veces terminan con la muerte del enfermo. Esto es una violación a los Derechos Humanos y considero que personas que actúan de este modo no son más que irresponsables. También quiero destacar, que Javier Hernández Díaz es el único medico que realiza un trabajo de excelencia dentro de esta prisión.

Soy el delegado de una delegación del Partido Cuba Independiente y Democrática “CID” en esta prisión y estoy seguro que no me han llevado a la intervención quirúrgica por mis ideales y por mi filiacion política.

Yo Emmanuel Ojeda Prieto, le solicito una entrevista con un funcionario del Consejo de Estado para que se le dé una solución a mi problema, de no ser así tendré que recurrir al Obispo del Vaticano y si esto no diera solución a mi problema, iniciare una huelga de hambre, porque estoy dispuesto a morir para defender un derecho que me pertenece por haber nacido, que es el derecho a la asistencia médica.

Emmanuel Ojeda Prieto


 Regresar al blog CubaCID
  
 Regresar a página central CubaCid.org

    

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad         patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         
Siguenos en:Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


0 comments:

Publicar un comentario