lunes, 26 de agosto de 2013

Dictadura siria ataca población civil con gases químicos y Obama evalúa respuesta militar


 Editorial de La Nueva República*

El dictador sirio Anwar al-Assad, aliado cercano de Fidel y Raúl Castro, ordenó el pasado miércoles 21 de agosto en horas de la madrugada el lanzamiento de misiles con químicos contra los habitantes de Ghouta, un suburbio de Damasco controlado por la oposición.  

 
La organización Médicos Sin Fronteras con base en Francia ha informado que en los tres hospitales que ellos apoyan en la capital siria y que se encuentran en zonas rebeldes, han recibido 3600 pacientes de los cuales han muerto 335, entre ellos mujeres y niños.

Hasta ahora el comportamiento de las víctimas apunta al uso de Sarín, un líquido sin color ni olor que se transforma rápidamente en un gas letal.  El Sarín fue clasificado como un arma de destrucción masiva en la resolución 687 de las Naciones Unidas.  La producción y almacenamiento de este potente neurotóxico fue considerado ilegal por la Convención de Armas químicas de 1993. El presidente Obama había advertido al-Assad que no podía cruzar esa línea roja y algún tipo de respuesta militar de EU es posible.

Este tipo de armas están prohibidas porque no son usadas para atacar combatientes enemigos sino contra todo lo que viva en la zona donde se lanzan.  Las armas químicas realmente destructivas fueron utilizadas por los alemanes en la Primera Guerra Mundial en 1915. Sus resultados fueron tan terribles que después de la guerra 188 naciones acordaron prohibirlas.

Ni Siria ni Corea del Norte–ambas aliadas de la dictadura castrista- han firmado este acuerdo.  La victimas del gas Sarín mueren ahogadas por la paralización de los músculos que facilitan la función de respirar.  Los afectados van perdiendo el control de las funciones corporales, sienten nauseas, babean, vomitan, defecan, orinan y tienen convulsiones, finalmente se vuelven comatosos y mueren ahogados en espasmos convulsivos.

El gobierno de Francia ha declarado la necesidad de responder militarmente a este crimen de la dictadura en Siria.  Inglaterra y los Estados Unidos parecen decididos a actuar en el mismo sentido. El gobierno ruso, que cínicamente había acusado a los rebelde sirios de haber lanzado el ataque para responsabilizar a su aliado al-Assad, luego cambio de táctica para plantear que se le permitiera a los inspectores de la ONU investigar el sitio del ataque.  La tiranía siria también tardíamente lo ha aceptado.  Estas son acciones dilatorias para evitar una respuesta militar de Occidente.  

Al conocerse los detalles de esta tragedia el nivel de repudio en el mundo va en aumento. La dictadura castrista ha apoyado al régimen genocida de Siria y tiene responsabilidad moral en este acto barbárico.


*LNR es el semanario del CID en Cuba

 Regresar al blog CubaCID
  
 Regresar a página central CubaCid.org

    

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad         patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matoscomandantehubermatos.blogspot.com         
Siguenos en:Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected


1 comments:

Anónimo dijo...

Que Anencefalia a donde llega la mentalidad de oposicion a un pensamiento politico. No pienso que se hayan usado esas armas de destrucion masiva por el gobierno y luego haya permitido que observadores de la onu entren al pais. Tal vez la hayan usado esos grupos mercenarios que apoyan a la oposicion y fueron armados por estos gobiernos que se dicen democraticos que quien les dijo a ellos y quien los nombro los guardianes del mundo que se centren en resolver sus problemas internos y dejen a los demas paise resolver sus problemas ellos. Solo estan tratando de justificar un ataque de occidente de la otan cuantas veces se han inventado estas historias, puro cuento. Ademas Permiten el genocidio en Egipto y se hacen los de la vista gorda. Donde estan las armas de destrucion masiva que segun ellos tenian en Iraq, en libia puras mentiras.

28 de agosto de 2013, 17:35

Publicar un comentario