sábado, 16 de agosto de 2014

Arbitrarias medidas en hospital pediátrico perjudican a los niños



Varios incidentes desagradables, vividos en el Hospital Pediátrico José Martí de Sancti Spíritus, suscitaron numerosas quejas de pacientes y acompañantes. En la mañana del sábado 9  de agosto la prohibición de entrada de alimentos a la instalación ocasionó que un padre desesperado se enfrentara a un guardia de seguridad. El padre trataba de llevarle a su niña operada unas cajas de compotas que el médico recomendó y  el hospital no le brinda nada que ella tolere, pues devuelve todo lo que come.

Este día la cocina del hospital  presentó problemas y el almuerzo de los pequeños se repartió alrededor de las 3 de la tarde. Los padres desesperados sin darle nada de comer a sus niños no tenían opciones.  Yadira una madre muy disgustada comentó: “al principio  se podía entrar comida pero ya no dejan pasar nada, los jugos, el agua, todo lo prohíben y lo más preocupante es que aquí no hay de nada.

El alimento  para los niños de dieta blanda, es pésimo,  tengo que obligar a mi niño a comerla y me da lástima porque no saben a nada, las sopas ni los jugos”.  Situaciones similares  se han venido presentando desde hace ya varios meses en este hospital. El gobierno y las autoridades de Salud Pública, no han dado soluciones.  Los enfermos y sus familiares son los que llevan siempre la peor parte.  


Aimara Peña González, agencia Nueva Cuba Press, delegada del CID en Las Tozas








Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad

0 comments:

Publicar un comentario