jueves, 24 de abril de 2014

El lazo de la muerte de Castro, Lula, Obama con Nicolas.


El castrismo va barranca abajo y sin freno.  Sostenido  por Maduro los dos caerán en el precipicio porque la dependencia entre ambos es de vida o muerte. Aun con todo el esfuerzo que hagan en Unasur y a pesar de  los pataleos de cuanto populista ha llegado al poder gracias al petróleo venezolano.  Esa es la situación real y actual, crisis total y absoluta. No es solo una crisis económica, el chavismo y el castrismo están totalmente desmoralizados. ¿ Por qué ? Porque "el sistema no funciona ni para nosotros mismos", según palabras de Fidel Castro, el creador principal de este engendro.

Como el sistema no funciona, los Castro no tuvieron otra eleccion que mirar al norte, hacia la primer economía del mundo. Ellos aspiran a que con el fin del Embargo podrán comenzar a chupar sangre como una garrapata, porque en los Estados Unidos hay suficiente. El proceso de "acercamiento" a los EEUU necesitó de un "lavado de cara" hacia el exterior y es en esta función donde la estrecha relación entre Lula y Obama ha sido clave.



Así  abrazaba Lula a Castro el 24 marzo 2010, horas después de la muerte de Orlando Zapata Tamayo, opositor cubano muerto en huelga de hambre fue ignorado por el brasileño.

Castro necesita el fin del Embargo y ofreció a Lula su influencia en la ONU.  Lula, ahora de la mano de Dilma, quiere para Brasil, una silla permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU y da a cambio su influencia sobre Obama. Obama quiere quedar en la historia como el presidente que "liberó" a Cuba y da a cambio el fin del Embargo. En ese círculo vicioso están hace varios años, destrabando, negociando, destrabando, negociando. El plan cumplía varios años hasta que tuvieron la mala suerte de que muriera quien financiaba esta locura: Hugo Chávez !



Con la muerte de Chávez, Lula y Castro debieron recurrir a Maduro, un peón controlable, al menos por un tiempo. Pero el pueblo de Venezuela despertó, primero en las urnas apoyando a los opositores y restando legitimidad al régimen chavista. Luego han pasado meses protestando en la calle. Los estudiantes venezolanos y dos líderes indiscutibles de la resistencia, Leopoldo López y María Corina Machado, han puesto en jaque a ese plan. El pueblo de Venezuela solo tiene que resistir, pues el tiempo está a su favor.

Castro, Lula y Obama ha encontrado en Venezuela un escollo. El error ha sido de los comunistas de La Habana que se creyeron muy fuertes siendo la parte más débil.  Han perdido un valioso tiempo difícil de recuperar. Hoy vemos sentados en la mesa venezolana a Brasil, pues la orden de "dialogar" vino de La Habana e Itamaraty.  Es claro que quien necesita imperiosamente "dialogar" para enfriar el escenario y posponer la definitiva caída es Castro, Maduro y Lula en ese orden.  Obama a esta altura debe estar pensando que le queda muy poco tiempo para aparecer en la historia como el "presidente que termino con el comunismo en Cuba", esa suerte le tocara al próximo, lo más probable, un Republicano.

Por Karel Becerra

Secretario de Relaciones Internacionales del CID. Es licenciado en Ciencias de la Computación (Universidad Central de Las Villas, Cuba).

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

2 comments:

Anónimo dijo...

El problema con los dioses es que se creen inmortales. Y, generalmente, cuando mueren renacen en el reino de los infiernos. (Balbina Rey)

24 de abril de 2014, 18:33
Anónimo dijo...

el lápiz de Karel se le cae se le cae tanto que avergüenza,

8 de mayo de 2014, 21:45

Publicar un comentario