jueves, 2 de enero de 2014

¿Protestar contra el régimen es también una indisciplina social?


La Habana enero 1 de 2014. En Cuba viene ocurriendo un proceso impulsado por el gobierno y que está encaminado a eliminar las “indisciplinas sociales”. Hace unos meses el presidente cubano, Raúl Castro, reconoció que existe una crisis de valores en la nación –una declaración sin precedentes a ese nivel en toda la historia del castrismo–, y sin hacer un análisis serio en cuanto a las causas del problema lanzó una campaña para combatirlo. En el marco de esta política, los medios de difusión masiva y las organizaciones con las que el gobierno manipula a la sociedad han elaborado un discurso de tolerancia cero hacia conductas que sean vandálicas y delictivas.

Una muestra de ello fue el VIII Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución, el cual tuvo “proyecciones novedosas” como la coordinación de un Ejercicio Nacional llamado “Sin Tregua contra las Indisciplinas Sociales” que iniciará este lunes y continuará hasta el 22 de diciembre próximo. Dicha actividad está encaminada al “fortalecimiento de las acciones para prevenir, combatir y eliminar la corrupción, las ilegalidades, los delitos y las conductas antisociales”.

Esto es un juego que pudiera prestarse para toda clase de juicios parcializados. Máxime cuando en Cuba se considera ilícita la libre asociación y la libre expresión por cualquier medio. Siempre que alguien alza su voz contra la dictadura es calificado como un “contrarrevolucionario” y en consecuencia pasa a ser un traidor, un mercenario, y poco menos que un delincuente común. Es tildado, además, de antisocial. La voluntad de erradicar las “indisciplinas sociales” puede, y de hecho está encaminada a eliminar toda forma de oposición.

Sin embargo, los dueños de Cuba se autodenominan paladines de los derechos humanos. También así lo afirman sus adeptos en otras partes del mundo, inclusive en países donde existen elecciones y conviven diversos partidos políticos en el gobierno.

¿Cómo se puede afirmar que “jamás ha habido un solo caso de asesinato, tortura o ejecución extrajudicial” bajo el castrismo? Han sido omitidos, convenientemente, todos los crímenes cometidos bajo la dictadura castrista durante sus décadas de existencia. De nuevo, aparece el “bloqueo de EE.UU. contra cuba” como la principal violación de los derechos humanos que puede haber, dado que “niega la posibilidad de salvar una vida” (mientras no sea la del hijo de un dirigente o militar, que la tiene garantizada) y que “trunca la adquisición de alimentos”. Por supuesto, siempre hay ocasión de ensalzar un supuesto heroísmo cubano para resistir el ataque sostenido del “imperialismo yanqui”.

Aunque en Cuba es poco conocida la Declaración Universal de los Derechos Humanos (dicho documento ni siquiera se menciona en las escuelas), mucha gente admite que es un derecho inalienable el libre pensamiento, siendo la libre expresión un deseo que la mayoría calla por temor. Ciertamente, uno de los derechos fundamentales es la libertad del discurso individual, que debe tener un espacio propio, sin represión no obstante a su matiz político. En Cuba no hay un reconocimiento a las organizaciones de la oposición.

¿Acaso protestar contra el régimen también es una indisciplina social? De ello darán fe los arrestos y las golpizas que tendrán lugar contra las manifestaciones independientes y pacíficas que se hagan por el Día de los Derechos Humanos en Cuba.

No importarán los eventos organizados por el gobierno cubano ni los guiones repetitivos de siempre: los cubanos no tienen una deuda con la Revolución. La educación, la salud y las demás prestaciones sociales (actualmente agotadas en Cuba) son derechos que poseen también ciudadanos de otros países. Los cubanos necesitan, sobre todo, condiciones de vida decentes y luego la libertad para expresarse, agruparse y elegir a sus gobernantes democráticamente. No se puede hablar de derechos humanos en un país que desconoce la discrepancia política.



Artículos relacionados:

•“El barrio contra las indisciplinas sociales”. Publicado por Granma, Diciembre 9 de 2013. Pág.1
•“El derecho a la vida de los cubanos” Publicado por Granma, Diciembre 10 de 2013. Pág.2
•“En Cuba sí se puede hablar de derechos”. Publicado por Granma, Diciembre 11 de 2013. Pág.8


 Por Víctor Ariel González










Fuente:  Bloqueo informativo al pueblo cubano, suplemento de La Nueva República

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

    


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected











0 comments:

Publicar un comentario