miércoles, 8 de enero de 2014

Legados del castrismo: la destrucción de la industria azucarera

El 10 de octubre de 1868 Carlos Manuel de Céspedes  le dio la libertad a los esclavos de su central de azúcar La Demajagua y los invitó a unirse en la lucha por la independencia de Cuba.  El Grito de Yara fue el inicio de la Guerra de los Diez Años.  Esta son la ruinas de la Demajagua.


Los grandes capitales de la economía cubana se forjaron dentro de la industria azucarera. Esta última y todos sus alrededores constituyeron un rasgo básico de la cultura del país, de su identidad. La formación de la nación cubana está estrechamente vinculada a la producción de azúcar en tanto esta sirvió para la formación de una aristocracia criolla, que con el paso del tiempo se fue diferenciando de la metrópoli española, aún dueña del poder político en la isla mientras en el ámbito económico comenzaba a quedar incluso rezagada respecto a su próspera colonia.



Tanto fue el auge de la economía cubana, que el ferrocarril llegó aquí primero que a España. Y aunque quizás todavía faltaban valores esenciales en la sociedad insular, obviamente la base necesaria de capital propio estaba creada para emerger como nación independiente. 

Cuba se convertiría en uno de los principales productores mundiales de azúcar, y ciertamente una de las naciones latinoamericanas con mayor densidad de vías férreas. La industria era tan fuerte que sobrevivió guerras devastadoras (las campañas militares mambisas arrasaban los campos de caña para destruir la economía cubana como parte del imperio español) y floreció luego cuando se declaró la República. En resumen, fueron siglos de desarrollo los que precedieron a las millonarias zafras de los años 50’ del siglo XX, las que más ganancias reportaron en toda la historia del país.



Con la Revolución que sacudió todas las instituciones del país en 1959 llegó la sentencia de muerte de la industria azucarera que tardó algunas décadas en ejecutarse. La economía centralizada fue el principal obstáculo contra el que debió luchar el renglón productivo más amplio del Cuba, resultando perdedor este último. 


Como parte fundamental de este período está el mesianismo de Fidel Castro quien, sin saber lo suficiente acerca de nada –excepto lo necesario para conservar el poder absoluto–, se propuso proyectos quiméricos como la “Zafra de los 10 Millones”, que resultó en un aparatoso fracaso: no se llegó ni a 9 millones de toneladas de azúcar de las 10 que se propusieron inicialmente; además, el precio en el mercado mundial bajó y el costo de producción fue inmenso, convirtiendo la Zafra del 70’ (como también se le conoce) en una de las más ineficientes de todos los tiempos.



Todo lo que sucedió después desembocó en la clausura de casi todos los centrales azucareros a nivel nacional, lo cual estuvo concluido a principios del presente siglo. Mientras tanto, se despidieron a miles de trabajadores, muchas comunidades se convirtieron en pueblos fantasmas y se comenzó a importar el azúcar que se consumía. 

Bastaron 50 años para desmantelar una industria centenaria y la más grande que tuvo Cuba. Como contradicción, el precio del azúcar en el mercado mundial ha estado en ascenso durante los últimos años, así como el de productos derivados de ella.



Lamentablemente, el caso en cuestión no ha sido el único ejemplo del legado destructivo del castrismo. Nada más hay que salir a las calles en las ciudades para notar la decadencia que lo envuelve todo. La economía cubana es nada en el ámbito mundial y la miseria no puede ser peor en tanto ha calado en el alma de la nación cubana.

Artículos relacionados:

•“Matanzas en la zafra: Hacer lo que toca”. Publicado por Granma, Diciembre 16 de 2013. Pág.3
•“Ferroviarios avileños: Abriendo vías a una contienda eficiente”. Publicado por Granma, Diciembre 16 de 2013. Pág.3

 Por Víctor Ariel González










Fuente:  Bloqueo informativo al pueblo cubano, suplemento de La Nueva República

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

    


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected











2 comments:

Julio De Castro dijo...

Muy buen artículo de Victor Ariel Gonzalez. Permítame agregar que este Regimen Dictatorial ha recibido millones y millones en ayuda humanitaria de todos los países y todas las organizaciones del mundo con la falsa promesa de mejorar el estándar de vida del pueblo cubano. Capital está regado por todos los bancos del mundo en espera de la fuga de sus asesinos.

8 de enero de 2014, 12:50
Anónimo dijo...

pues yo diría que julio ariel no sabe nada de historia, y no conoce nada de economía, jamás se puede comparar la economía de un país pequeño, pobre y con un bloqueo jamás pensado, por la mayor potencia del mundo, con las demás economías del orbe, eso es como querer encontrar una aguja en un pajar. Es una lástima, que jóvenes como julio ariel, crecido durante los años duros del periodo especial no indague sobre la historia de su patria, sino que ha sido más fácil vilipendiarla y desacreditarla.

27 de marzo de 2014, 9:16

Publicar un comentario