sábado, 16 de julio de 2016

24 horas para abandonar la vivienda o viene la policía a sacarme a la fuerza


A Vivienda Provincial.

El que suscribe: Héctor  Sarmiento Pérez, vecino de c/10 de Octubre #7 entre Sol y Luz de la ciudad de Holguín, con carne de identidad 76070416166,casado con la señora María Rivas Reyes con C.I 75021716196. Suboficial técnico medio en electrónica militar, licenciado de la FAR y actualmente albañil.

La situación es la siguiente:

Nací en la vivienda de mi abuelo Cirilo Guillermo Sarmiento Fernández en el año 1976, al cabo de los años mi papá por haber varias personas viviendo en el inmueble de mi abuelo decidió construir encima de dicha vivienda, pero nunca perdimos vínculos con mis abuelos puesto que mi abuela siempre estuvo cerca de mí, yo era uno de los nietos que más quería por haber nacido en su casa, la cual ellos siempre dijeron que sería para mí y para mi hermano y esto siempre fue tema de envidia y de disgusto para los demás familiares. Por lo que cuando ella murió se las ingeniaron y como siempre, manipularon a mi abuelo para quitarle todo el derecho que ella tenía en la casa como esposa y no hacer su voluntad, la cual era dejarnos la parte que le correspondía a ella. También en esta casa nació mi niño que actualmente tiene 12 años, mi abuelo y mi abuela en el año 2002 testaron a favor mío y de mi hermano por lo cual surgieron problemas entre las familias, porque no estuvieron de acuerdo con dicha decisión.  Al fallecer mi abuela en el año 2005, mi abuelo hizo otro testamento al año siguiente dejándonos a mi hermano y a mí como herederos universales de todo lo de él.

En el año 2011 una sobrina de mi abuelo llamada Erenia Ramona Sarmiento Fernández, hizo que el tío de 92años de edad con problemas de salud, postrado en silla de ruedas con varias isquemias transitorias las cuales lo disociaban por momento y le creaban lagunas mentales las que le impedían razonar con claridad y le hicieran un poder en sus momentos de poca lucidez para promover un cese de convivencia, dicho cese quedó sin lugar por ser mi niño y yo convivientes protegidos por la Ley.  A todo esto mi abuelo continuó a nuestro cuidado pues nunca abandonamos la vivienda ni los cuidados hacia él.

Mi esposa hace seis años que se encontraba de licencia a causa de la enfermedad de mi abuelo pero tuvo que empezar a trabajar pues estaba en riesgo su plaza en la Agencia Empleadora de Turismo. Al comenzar necesitamos los servicios de una señora para el cuidado de mi abuelo por el día, comenzamos a presentar problemas pues en ocasiones lo dejaba solo y le llamamos la atención varias veces.  Posterior a esto pasados varios días nos comunicó que debía salir por problemas personales y que el nieto Guillermo Sarmiento González se lo llevaría unos días para su casa hasta que ella resolviera su problema.  El 9 de noviembre del 2013 mi primo, el que nunca se ocupó de mi abuelo en sus 96 años,  que tenía  nunca lo llevó a su vivienda con las intenciones de cuidarlo. Todo esto fue un engaño pues al abuelo lo manipularon hasta que lograron que donase la vivienda a Guillermo Sarmiento González.  Días ante el mismo había traído un arquitecto, cuando estaba midiendo la vivienda le comuniqué que la misma estaba en litigio y el arquitecto violando las leyes porque cuando hay litigio no se puede hacer dicho movimiento y ellos continuaron con eso.

El abuelo tenía un hijo en Estados Unidos del cual recibía 130 c.u.c mensuales y también este hijo está influyendo para quedarse con derechos legales sobre la vivienda, en la cual yo vivo hace más de 15 años interrumpidos. Dicho hijo está usando a Guillermo Sarmiento González, con la intención de vender la casa y él coger ese dinero. El señor Guillermo tiene una casa que es ampliación de la de su madre, la cual es donde llevó a mi abuelo, sito en c/6 #106 entre 25 y 27 Reparto la Quinta.   Las relaciones de familia son pésimas y nos hemos visto envueltos en un proceso judicial muy agotador y penoso.  Cuando mi abuela murió Guillermo no se presentó ni al velorio ni al entierro y así mismo lo hizo con su padre, esto es para que tengan una idea de quien es dicho señor.  Cuando mi abuelo le hizo la donación a Guillermo, tuvieron en cuenta que la familia y yo vivíamos ahí y reiterando que Guillermo nunca antes se había ocupado de mi abuelo.

Dicha donación fue hecha con doble intención porque yo estoy seguro que si mi abuelo hubiera estado en su pleno juicio nunca hubiera cometido tan grande injusticia, tanto así que los procesos judiciales a los que nos hemos sometido se ha solicitado la presencia de mi abuelo en el tribunal pero ellos siempre buscan excusas para no llevarlo. Tampoco permitieron que nosotros lo lleváramos a un médico para que determinara su estado físico y mental. 

El 23 de mayo el abuelo fallece producto a una insuficiencia renal crónica, durante todo el tiempo que pasó hospitalizado no nos lo informaron ni tampoco cuando falleció. Mi primo solicitó un cese de convivencia alegando que yo no soy descendiente de él y fue a la oficina con la nueva propiedad de la vivienda diciendo que él es Guillermo el Locutor que si no lo conocían expresándose como una personalidad.  Además, hicieron una libreta de abastecimiento nueva dejándonos a mi familia y a mi fuera, en dicha oficina no tuvieron conciencia ni sentimientos, no por mí si no por el niño.

Cuando él me gana el cese de convivencia en la vivienda con mentiras y socialismo, que hasta las juezas trataron en mala forma a mis testigos con las preguntas dirigidas y manipuladas que les hicieron, presionándolos para que respondieran lo que ellos querían oir. Además todo lo que dijeron mis testigos, conocen de mi vida diaria, no lo tomaron en cuenta e hicieron lo que les dio la gana, ya que influyó mucho que mi contraparte tiene relaciones en la provincia mientras tanto yo no conozco a nadie. Después de haberme ganado se personó en mi casa con el jefe de sector que no era el de mi zona para intimidarme y decirme que tenía que abandonar la casa.

Meses después Guillermo fue a la oficina de la empresa eléctrica a la que pertenecemos y puso el contador a su nombre y mandó a retirarnos el servicio, y nos pasamos más de un mes sin corriente, todo porque  presentamos una queja a Fiscalía y nos dieron la razón, y mandó a la empresa eléctrica que nos pusiera el servicio de nuevo.  Luego no se conformó con la decisión de la Fiscalía y presentó una queja por coacción y la Fiscalía la pasó para la policía porque pensaron que no procedía. Vinieron a buscarme con la policía y me detuvieron, me pasé dos días en el calabozo, preso injustamente.

Ayer día 14 de Julio de 2016 me vinieron a citar de Vivienda para decirme que tenía 24 horas para abandonar la vivienda, si no venía la policía a sacarme a la fuerza. Yo no tengo donde vivir y quieren que yo suba para casa de mi mamá donde no cabemos porque todos los cuartos están ocupados y aparte mi madre no tiene obligación conmigo porque soy mayor de edad.

Mi abogada mandó para el bufete unos documentos de los procesos de aquí de Holguín y nunca llegaron, sí el sobre vacío.  Algo muy importante es que los testigos que él presentó son familiares de ambos y no tenían buenas relaciones conmigo y todos se pusieron a favor de Guillermo.

Entonces nos preguntamos mi familia y yo, ¿dónde están los derechos humanos de esta Cuba socialista?

Vecinos que participaron de testigos:

Nersa Martínez, Edenia Diéguez, Cándido Romay, Yosbanis García Romay, Mercedes Ramírez, Juan Rodríguez Cubero, Alfredo Reyes, Graciela Aguilar

Un trabajo por la Defensoría del Pueblo de Holguín editado y confeccionado por Pedro Pablo Celestrin Reina, Coordinador de la Defensoría del Pueblo y con ayuda de Pedro Celestrín Velázquez y apoyo de Osmel Céspedes Artigas.

Regresar al blog CubaCID



0 comments:

Publicar un comentario