jueves, 25 de octubre de 2012

El huracán y la tiranía



Durante la madrugada de este jueves el huracán Sandy atravesó la zona oriental del país. Ingresó  por la zona de Chivirico cerca de Santiago de Cuba y salió por Punta Lucrecia a unos 30 kilómetros de Banes.  Ni la geografía montañosa oriental disminuyó su fuerza destructora.  El único atenuante fue su rápida velocidad de avance, pero fueron cinco horas de lluvias y vientos intensos. Hasta el jueves por la noche se han reportado 11 muertos.  En la mañana del viernes se nos informó de una muerte más, la de Eliza Bernal Lemes, quien murió aplastada por una pared en su casa en Palma Soriano.

La primera información que recibimos  la comunicó a las 2 am Nivaldo Ramírez, Coordinador del CID para la zona oriental: “esto es un verdadero desastre, las casas están perdiendo parte de su techos”. A las 6 am nos informó: todas las 60 casas del Barrio Oscar Lucero  en Palma Soriano han sido dañadas, algunas más otras menos.  Hay dos muertos en una zona cercana.  La gente está en la calle, se siente completamente desamparada. En Holguín se han reportado daños en las casas, sobre todo en los barrios donde vive la gente más humilde.  En Santiago de Cuba la situación es más grave, en algunos lugares hubo pánico. Hay muchos pueblos y ciudades sin electricidad.  Aun  se desconoce el número de heridos. De todas partes del oriente cubano siguen llegando noticias de daños a  viviendas, comercios, escuelas, iglesias y hospitales.

En la zona oriental como en toda Cuba la mayoría de las casas se encuentran en mal estado, no tienen mantenimiento o este ha sido precario. No hay suficientes materiales de construcción.   Los salarios de hambre que se ganan con dificultad le permiten a la gente mal comer. Los cubanos no tienen ahorros.  No hay bancos a los que puedan acudirá a pedir un préstamo. El gobierno está en la quiebra y la mayoría de sus funcionarios practican la corrupción, muchos por necesidad y otros por deshonestidad.


En juego está una de las zonas con mayor producción de grano de Cuba.  La horticultura, la producción apícola, la cafetalera, la caña y la importante cosecha de plátanos tendrán algún nivel de merma,  en algunos casos puede ser muy perjudicial. En conclusión esta es otra desgracia que tendrán que padecer con mayor dureza los cubanos que apenas sobreviven en un régimen de limitaciones y falta de oportunidades. Aunque no se conocen el monto de los daños y tal vez cuando se sepan serán cifras exageradas,  el hecho es que nuestro país hoy despertó mucho más pobre que ayer.  

En el año 2008 tres huracanes dañaron medio millón de casas, causaron siete muertos y perdidas  por 10,000 millones de dólares. En esta ocasión estos  se contabilizarán en centenares o en algunos miles de millones de dólares pero como en el 2008 la economía del país no generará la riqueza destruida, ni Venezuela podrá reponerle a este régimen parásito lo que el pueblo ha perdido. Desde el punto de vista económico será pérdida neta para la población.   

La tiranía utilizará este huracán, como ha hecho con otros en el pasado, para justificar la pobreza que aqueja a los cubanos.   Parte de la prensa occidental se hará eco de esa excusa.  Pero sin dudas y por muchas razones este desastre aumentará el descontento contra  la dictadura.

Los cubanos han sufrido un duro golpe, pero Raúl Castro  pagar
á con creces por esta desgracia natural amplificada por los errores de una tiranía que no puede responder y nunca ha respondido a las necesidades del pueblo.


 
Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected Flickr Flickr

0 comments:

Publicar un comentario