viernes, 27 de julio de 2012

LOS MÓVILES DEL CRIMEN: LOS TRES CÍRCULOS DE OSWALDO PAYA

Laura María Labrada Pollán


Por  Francisco Condis y Troyano*


En un artículo científico publicado hace años, el sicoanalista francés Jacques LACAN concluía, en el caso de dos hermanas que habían asesinado de manera atroz una tercera persona sin razón aparente, que ese crimen colectivo se explicaba a partir de “de una paranoia (un miedo) heredado de la infancia concentrado en el símbolo social representado por la victima”.

La muerte de Oswaldo PAYA y de su compañero Harold CEPERO ha sido (y es) una tragedia para sus familias y para todos los cubanos que luchamos desde hace medio siglo contra el castrismo. Su muerte, incluso para quienes no compartieron todas sus ideas, deja la oposición huérfana de un profeta, cuyo discurso iba más allá de nuestras fronteras.

Tal vez nunca sabremos la verdad sobre ese accidente tan extraño en sus circunstancias. Extraño porque el vehículo (según el informe oficial) pierde el control e impacta de manera fatal contra un árbol , no a los pasajeros que iban delante (los dos extranjeros) sino a los pasajeros que viajaban detrás, protegidos en principio por los asientos delanteros…Extraño que el chofer y su acompañante salieran ilesos y fueran llevados al hospital inmediatamente, mientras los dos cubanos, dados por muertos (…) son cargados en un camión manejado por no se sabe quien con un destino desconocido. Extraño…Eso me recuerda el accidente que sufrió el Padre Miguel Ángel Loredo, recién salido de prisión y tras haberse negado a salir del país: un camión lo atropelló y lo envió varios meses al hospital. El chofer de camión fue absuelto…Extraño…

Sabiendo como Paya era vigilado, seria incomprensible que se paseara por Cuba con dos extranjeros sin que la seguridad del estado no pusiera al menos un par de “perros “detrás de ese vehículo. Seguramente que fueron ellos también los que llegaron primero al lugar del accidente, sino qué cubano de la calle hubiera podido distinguir Paya del resto de los heridos? ¿Por qué Paya y su compañero no fueron llevados inmediatamente al hospital con los dos extranjeros? ¿Qué medico lo declaro muerto? ¿Por qué no se ha hecho una autopsia para conocer la causa de su muerte? Un medico forense hubiera podido conocer fácilmente si el traumatismo craneano provenía del choque dentro del coche o…de otro instrumento!

Tal vez nunca sabremos la verdad, pero si podemos analizar los motivos (EL MÓVIL) que pudo tener el Gobierno cubano para asesinar a Oswaldo PAYA. Contrariamente à muchos cubanos yo pienso que el Gobierno tenia sobradas razones para liquidar Oswaldo PAYA. Para eso hay que leer el artículo de LACAN y comprender que ese crimen es fruto de una paranoia colectiva del Gobierno cubano. Un miedo que se concentra en Paya y lo que él simbolizaba dentro y fuera de la sociedad cubana.

¿Miedo de qué? ¿De la fuerza social que Paya pudiera representar y de los disturbios que su movimiento pudiera crear? Ciertamente  no. El Gobierno lo dejó viajar y relacionarse dentro y fuera del país. Las miles de personas que él contacto para el “Proyecto Varela” no eran todos agentes del G-2.Simplemente lo tenían “al ojo” como el predador vigila su presa.

No, el miedo del Gobierno cubano surge desde el momento en que Paya se encuentra dentro de tres círculos que ponen en peligro la estabilidad del sistema Y que esos tres círculos convergen hacia un solo individuo, un único símbolo social: Oswaldo PAYA!

1)    El primer circulo es el de la alianza (yo diría el contubernio) del Gobierno y la Iglesia Católica en los últimos meses. Oswaldo era ferviente católico pero la Iglesia nunca lo apoyo aunque él si se apoyaba en su fervor cristiano y en la Iglesia. A partir del momento en que Jaime y Raúl se entienden sobre el terreno que pertenece a cada cual (Jaime en la iglesia y para Raúl todo lo demás) la presencia de un laico practicante y carismático que quiere poner la iglesia “en las calles de Fidel”, resulta un peligro para esa “santa alianza”.

(Algo parecido sucedió hace 2,000 anos con los sacerdotes fariseos judíos que habían concluido una “santa alianza” con la dominación romana y que un tal Jesús de Nazaret quiso  romper con un discurso profético de libertad. Sabemos como termino aquello…).

Notemos que Laura POLLÁN también estaba dentro de ese circuilo y representaba para Raúl (y para el Cardenal) el mismo obstáculo que PAYA al pacto de la “santa alianza”.

2)    Laura Pollán y Oswaldo Paya compartían, lamentablemente para ellos, otro círculo que los convertía en símbolo social de la paranoia del gobierno: los dos fueron premiados por el Parlamento Europeo y los dos gozaban de una imagen internacional que frenaba todos los intentos del gobierno por abolir la famosa “posición común” europea. Ahora bien Cuba necesitará cada vez más la ayuda de los países europeos para poder sobrevivir y eventualmente (no en balde Ricardo Alarcón chantajeo hace unos días a Mariano Rajoy con las propiedades españolas en Cuba…).

Pero Paya sufría (ante la mirada del predador), de una circunstancia suplementaria en este círculo: sus relaciones políticas con el Partido Popular español e incluso con la Democracia Cristiana sueca. De ahí a pensar que Paya pudiera ser el próximo Premio Nobel y convertirse en otro Lech WALESA o un  Suu Kyi (Birmania) que daría mas dolores de cabeza a la dictadura.

3)    Pero hay un tercer circulo que a mi entender convierte Oswado Paya en lo que un buen estaliniano calificaría de “enemigo del pueblo”, es decir, alguien que no solo esta fuera del Partido (lo cual no es un delito en el sistema soviético) sino que sus ideas lo convierten en un peligro social digno de desaparición física…

Se sabe cuanto ha crecido la ola represiva en los últimos meses. Esto se explica por la nueva política de reformas del sistema que busca un cierto mimetismo con el modelo chino (días antes de la muerte de Paya, Raúl había visitado el paraíso chino…). Es decir, reformas económicas con una ligera privatización controlada por la burocracia de estado, pero al mismo tiempo radicalización total del poder político por parte de la dictadura.

Pero el gran dilema de Raúl (que es también el de los chinos) reside en como abrir las libertades económicas sin que el pueblo trate de abrir las libertades políticas? ¿Cómo hacerle comprender al pueblo que puede traficar con los bienes pero no con las ideas? ¿Cómo meterle miedo para que no olvide la lección?

Con la muerte de Paya el mensaje enviado por la dictadura al pueblo cubano es bien claro: no permitiremos ninguna crítica política ni ninguna red de oposición. Asesinaremos si es necesario y de cualquier modo”. La represión gratuita durante su entierro lo confirma.

Oswaldo Paya como Laura Pollán fueron víctimas sin saberlo de esos tres círculos que le rodeaban. Tres círculos que los convirtieron en símbolo social de la paranoia que sufre la dictadura. Como Luther King pagaron con sus vidas sus ideas de libertad. Como escribe con amor Yoani Sánchez: “que descansen en libertad”!

 
*Francisco Condis y Troyano
Profesor Honorario de Economía
Universidad Católica de Lovaina (Bélgica)

4 comments:

Anónimo dijo...

Gracias Sr Huber Matos Araluce.

28 de julio de 2012, 22:52
Magaly Dieguez dijo...

Muchas gracias ,el articulo muy interesante y coincide con mi analisis.

Quizas nunca sabremos ni quien lo hizo ,quizas este tan muerto como

nuestros muertos.

28 de julio de 2012, 23:00
Anónimo dijo...

Motivos todos los del mundo, pero los hechos prueban q fue un accidente y ud no sabe nad d cfiminalustica.

29 de julio de 2012, 2:34
Isac Ramon dijo...

Huber muy buen trabajo me gusto mucho.
http://cubacid.org/

1 de agosto de 2012, 21:04

Publicar un comentario