¿Qué esperamos? ¿Qué asesinen uno a uno a toda la dirigencia de la oposición?

Huber Matos a los 94 años el domingo 29 de julio en Miami


Compatriotas tenemos que cerrar filas para fundar la Nueva República.  Mientras no nos unamos en un solo frente los Castro seguirán cometiendo crímenes, seguirán atropellando al pueblo, seguirán ofendiendo de mil maneras a la nación cubana.

Es bueno que haya muchas organizaciones, es una señal de vitalidad. Pero pasan los años y hay 20 o 30 grupos predicando su evangelio y su forma de confrontar al régimen.  Cada uno cree tener la razón.  Pero la tiranía sigue sometiendo  y explotando al pueblo cubano.

Después de este largo medio siglo, es hora de que de que abandonemos las aspiraciones personales, los liderazgos y otras cosas insignificantes. Nuestro país está arruinado  y nuestro pueblo está  desesperado. 

Aquí está entre nosotros Reina Luisa Tamayo, la madre de ese gran cubano que fue asesinado con absoluta crueldad. Perdimos en misteriosas circunstancias a una patriota como Laura Pollán. Ahora ha tocado el turno a un insigne luchador como Oswaldo Paya. Su  muerte ha sido manipulada por el régimen en una forma turbia y cínica.

¿Qué esperamos?  


¿Qué asesinen uno a uno a toda la dirigencia de la oposición?

Estamos obligados a la reflexión inteligente y a la decisión patriótica. Unámonos y dejemos a un lado todas las diferencias.  Hay que pensar en Cuba por encima de todo. 

Patria, Pueblo y Libertad, el pueblo de Cuba resiste y vencerá.


  http://cubacid.org/
    http://cubacid.blogspot.com/
      http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
        http://comandantehubermatos.blogspot.com/

                http://tinyurl.com/CIDCUBA
Leer más

Jaime Ortega, la Iglesia y Oswaldo Payá: Rescatar la palabra profética y liberadora


Por Edell Escalante*

Unos versos del cantautor, Joaquín Sabina,  ilustran con  precisión, la crisis que de hace unos años acá  arropa a la Iglesia cubana, sobre todo en su jerarquía:  


En tiempos tan oscuros nacen falsos profetas y muchas golondrinas huyen de la ciudad, el asesino sabe más de amor que el poeta y el cielo cada vez está más lejos del mar. (Siete Crisantemos. CD. Esta boca es mía. 1994)

La Homilía de Su Eminencia Jaime Ortega Alamino, en la Misa de Exequias de Oswaldo Payá Sardiñas, nos ubica en el centro de la crisis del profetismo de la Iglesia cubana actual. Una Iglesia cansada, trasnochada y sin posibilidad de ser ella misma. No camina con su pueblo como esperábamos después de aquel aggiornamento al que nos invitaba Juan XXIII, tampoco creo que sus acciones en los últimos años hayan sido para revitalizar la esperanza de los cubanos y cubanas con la requerida voluntad de servicio y sacrificio que se propone en “El amor todo lo espera” (Carta Pastoral del año 1993).

Por estas razones la Iglesia cubana sufre lo que yo llamo, la pérdida de la vocación de Jeremías: la pérdida de la Palabra. Para Jeremías profeta de Israel, el centro de su vocación y encuentro con Dios que llama, es la Palabra. La Palabra hace, crea, recrea, unge y es la oportunidad que nos permitimos de poder ser capaces a través de ella, de prefigurar una existencia mejor, más digna, donde el futuro es realidad que nos compromete y nos ocupa desde la misión a la que hemos respondido con un Sí. El Sí de Oswaldo Payá; que aún sin entender muchas cosas, apostó siempre por caminar con el pueblo, del cual hoy es mártir, con la eticidad crítica  que se pregunta por los otros y asumiendo una responsabilidad frente a las injusticias. Oswaldo fue la Palabra hecha historia, que no encontramos en la Homilía.

La Homilía ha sido un brochazo, “prudente”, por la vida de Oswaldo Payá Sardiñas,  pero una prudencia que no es fronesis.  No se percibe el acuerdo con la realidad para cambiarla, ni deja clara la postura. En un primer momento encontramos una catequesis de la muerte cristiana, luego una sección de anécdotas hasta cierto punto irrelevantes. Se puede salvar la cita del Papa Benedicto XVI, en su despedida en Ciudad de La Habana, en marzo del 2012, cuando invita a los cubanos y cubanas: “Que nadie se vea impedido de sumarse a esta apasionante tarea por la limitación de sus libertades fundamentales, ni eximido de ella por desidia o carencia de recursos materiales… descubran el genuino sentido de los afanes y anhelos que anidan en el corazón humano y alcancen la fuerza necesaria para construir una sociedad solidaria, en la que nadie se sienta excluido”.

Otro detalle altamente sospechoso, es que no aparece por ningún lado en esta Homilía la Patria. Todos sabemos que la vida de Oswaldo Payá, estuvo al servicio de ella. Por eso se impone, rescatar el sentido de la Patria. Patria: es el odio invencible a quien la oprime, es el rencor eterno a quien la ataca. 

Nuestro José Martí nos invita a volver a las raíces, para que tal amor despierte en nuestro pecho el mundo de recuerdos que nos llama a la vida otra vez. Esa es la misión del profeta olvidada por la Iglesia: destruir, demoler, para crear lo nuevo. No es una vocación para el inmovilismo. Es la vocación de la esperanza que pronuncia la palabra creadora, que no cabe en moldes antiguos.


*Edell Escalante
 Licenciado en Filosofía y Humanidades y Psicología

  http://cubacid.org/
    http://cubacid.blogspot.com/
      http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
        http://comandantehubermatos.blogspot.com/

                http://tinyurl.com/CIDCUBA
Leer más

Golpes, detención y amenazas por carteles en Artemisa



Aparecen carteles antigubernamentales en los que se podía leer “Abajo Fidel y Raúl” en el molino de arroz y un puesto de venta de viandas de la Comunidad Ramón López Peña (Pueblo Cautivo) del municipio San Cristóbal, provincia Artemisa.

Por esta razón fue fue detenido y golpeado el activista del Partido Cuba Independiente y Democrática Julio Antonio Ramírez Castiñeira, que permaneció sin ingerir alimentos durante 24 horas hasta que fue liberado el 26 de julio.

Permanecieron en el exterior del la unidad de la PNR exigiendo su libertad y hasta que fue liberado los activistas:
 

-Bárbara Águila García
-Yunier García Ortega
-Maikel Cairo Guerrero
-Odalys Malagon
-Mayelin Santiestebán López
-Yodalkis Iriarte
-Armando Peraza Hernández
 

El teniente Coronel Ernesto Jefe del Departamento de Inseguridad del Estado  en la provincia Artemisa, profirió amenazas de 30 años de prisión en contra de todos los miembros del CID en la Comunidad López Peña y aseguró que los desaparecería a todos.
 

 http://cubacid.org/
    http://cubacid.blogspot.com/
      http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
        http://comandantehubermatos.blogspot.com/

                http://tinyurl.com/CIDCUBA
Leer más

Vigilia en Palma por la muerte de Oswaldo Payá


El pasado 24 de julio del 2012 en horas de la tarde noche miembros del CID (Cuba Independiente  y Democrática) y de I.J.R (Impacto Juvenil Republicano), se dieron cita en la vivienda de Ale Alberto Peláez  Abraham  ubicada en Quintín Bandera #205 % Avenida Libertad y 16, Palma Soriano; para realizar una vigilia tras el asesinato de Oswaldo Payá  Sardiñas   y solidarizarnos con el M.C.L (Movimiento Cristiano de Liberación); expresando nuestro más sentido pésame a familiares y amigos: además de exigirle al gobierno asesino de los hermanos Castro justicia y que se acaben las muertes de opositores pacíficos; según nos expresó Nivardo Amelo , coordinador regional del CID en la parte oriental.

  http://cubacid.org/
    http://cubacid.blogspot.com/
      http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
        http://comandantehubermatos.blogspot.com/

          http://www.hubermatos.org/
                   http://tinyurl.com/CIDCUBA
Leer más

LOS MÓVILES DEL CRIMEN: LOS TRES CÍRCULOS DE OSWALDO PAYA

Laura María Labrada Pollán


Por  Francisco Condis y Troyano*


En un artículo científico publicado hace años, el sicoanalista francés Jacques LACAN concluía, en el caso de dos hermanas que habían asesinado de manera atroz una tercera persona sin razón aparente, que ese crimen colectivo se explicaba a partir de “de una paranoia (un miedo) heredado de la infancia concentrado en el símbolo social representado por la victima”.

La muerte de Oswaldo PAYA y de su compañero Harold CEPERO ha sido (y es) una tragedia para sus familias y para todos los cubanos que luchamos desde hace medio siglo contra el castrismo. Su muerte, incluso para quienes no compartieron todas sus ideas, deja la oposición huérfana de un profeta, cuyo discurso iba más allá de nuestras fronteras.

Tal vez nunca sabremos la verdad sobre ese accidente tan extraño en sus circunstancias. Extraño porque el vehículo (según el informe oficial) pierde el control e impacta de manera fatal contra un árbol , no a los pasajeros que iban delante (los dos extranjeros) sino a los pasajeros que viajaban detrás, protegidos en principio por los asientos delanteros…Extraño que el chofer y su acompañante salieran ilesos y fueran llevados al hospital inmediatamente, mientras los dos cubanos, dados por muertos (…) son cargados en un camión manejado por no se sabe quien con un destino desconocido. Extraño…Eso me recuerda el accidente que sufrió el Padre Miguel Ángel Loredo, recién salido de prisión y tras haberse negado a salir del país: un camión lo atropelló y lo envió varios meses al hospital. El chofer de camión fue absuelto…Extraño…

Sabiendo como Paya era vigilado, seria incomprensible que se paseara por Cuba con dos extranjeros sin que la seguridad del estado no pusiera al menos un par de “perros “detrás de ese vehículo. Seguramente que fueron ellos también los que llegaron primero al lugar del accidente, sino qué cubano de la calle hubiera podido distinguir Paya del resto de los heridos? ¿Por qué Paya y su compañero no fueron llevados inmediatamente al hospital con los dos extranjeros? ¿Qué medico lo declaro muerto? ¿Por qué no se ha hecho una autopsia para conocer la causa de su muerte? Un medico forense hubiera podido conocer fácilmente si el traumatismo craneano provenía del choque dentro del coche o…de otro instrumento!

Tal vez nunca sabremos la verdad, pero si podemos analizar los motivos (EL MÓVIL) que pudo tener el Gobierno cubano para asesinar a Oswaldo PAYA. Contrariamente à muchos cubanos yo pienso que el Gobierno tenia sobradas razones para liquidar Oswaldo PAYA. Para eso hay que leer el artículo de LACAN y comprender que ese crimen es fruto de una paranoia colectiva del Gobierno cubano. Un miedo que se concentra en Paya y lo que él simbolizaba dentro y fuera de la sociedad cubana.

¿Miedo de qué? ¿De la fuerza social que Paya pudiera representar y de los disturbios que su movimiento pudiera crear? Ciertamente  no. El Gobierno lo dejó viajar y relacionarse dentro y fuera del país. Las miles de personas que él contacto para el “Proyecto Varela” no eran todos agentes del G-2.Simplemente lo tenían “al ojo” como el predador vigila su presa.

No, el miedo del Gobierno cubano surge desde el momento en que Paya se encuentra dentro de tres círculos que ponen en peligro la estabilidad del sistema Y que esos tres círculos convergen hacia un solo individuo, un único símbolo social: Oswaldo PAYA!

1)    El primer circulo es el de la alianza (yo diría el contubernio) del Gobierno y la Iglesia Católica en los últimos meses. Oswaldo era ferviente católico pero la Iglesia nunca lo apoyo aunque él si se apoyaba en su fervor cristiano y en la Iglesia. A partir del momento en que Jaime y Raúl se entienden sobre el terreno que pertenece a cada cual (Jaime en la iglesia y para Raúl todo lo demás) la presencia de un laico practicante y carismático que quiere poner la iglesia “en las calles de Fidel”, resulta un peligro para esa “santa alianza”.

(Algo parecido sucedió hace 2,000 anos con los sacerdotes fariseos judíos que habían concluido una “santa alianza” con la dominación romana y que un tal Jesús de Nazaret quiso  romper con un discurso profético de libertad. Sabemos como termino aquello…).

Notemos que Laura POLLÁN también estaba dentro de ese circuilo y representaba para Raúl (y para el Cardenal) el mismo obstáculo que PAYA al pacto de la “santa alianza”.

2)    Laura Pollán y Oswaldo Paya compartían, lamentablemente para ellos, otro círculo que los convertía en símbolo social de la paranoia del gobierno: los dos fueron premiados por el Parlamento Europeo y los dos gozaban de una imagen internacional que frenaba todos los intentos del gobierno por abolir la famosa “posición común” europea. Ahora bien Cuba necesitará cada vez más la ayuda de los países europeos para poder sobrevivir y eventualmente (no en balde Ricardo Alarcón chantajeo hace unos días a Mariano Rajoy con las propiedades españolas en Cuba…).

Pero Paya sufría (ante la mirada del predador), de una circunstancia suplementaria en este círculo: sus relaciones políticas con el Partido Popular español e incluso con la Democracia Cristiana sueca. De ahí a pensar que Paya pudiera ser el próximo Premio Nobel y convertirse en otro Lech WALESA o un  Suu Kyi (Birmania) que daría mas dolores de cabeza a la dictadura.

3)    Pero hay un tercer circulo que a mi entender convierte Oswado Paya en lo que un buen estaliniano calificaría de “enemigo del pueblo”, es decir, alguien que no solo esta fuera del Partido (lo cual no es un delito en el sistema soviético) sino que sus ideas lo convierten en un peligro social digno de desaparición física…

Se sabe cuanto ha crecido la ola represiva en los últimos meses. Esto se explica por la nueva política de reformas del sistema que busca un cierto mimetismo con el modelo chino (días antes de la muerte de Paya, Raúl había visitado el paraíso chino…). Es decir, reformas económicas con una ligera privatización controlada por la burocracia de estado, pero al mismo tiempo radicalización total del poder político por parte de la dictadura.

Pero el gran dilema de Raúl (que es también el de los chinos) reside en como abrir las libertades económicas sin que el pueblo trate de abrir las libertades políticas? ¿Cómo hacerle comprender al pueblo que puede traficar con los bienes pero no con las ideas? ¿Cómo meterle miedo para que no olvide la lección?

Con la muerte de Paya el mensaje enviado por la dictadura al pueblo cubano es bien claro: no permitiremos ninguna crítica política ni ninguna red de oposición. Asesinaremos si es necesario y de cualquier modo”. La represión gratuita durante su entierro lo confirma.

Oswaldo Paya como Laura Pollán fueron víctimas sin saberlo de esos tres círculos que le rodeaban. Tres círculos que los convirtieron en símbolo social de la paranoia que sufre la dictadura. Como Luther King pagaron con sus vidas sus ideas de libertad. Como escribe con amor Yoani Sánchez: “que descansen en libertad”!

 
*Francisco Condis y Troyano
Profesor Honorario de Economía
Universidad Católica de Lovaina (Bélgica)
Leer más

¡Cállame tú!: el entierro de Oswaldo Payá

A la derecha Guillermo Fariñas, a la izquierda el reverendo Ricardo Santiago Medina, al frente Jorge Luis Artiles Montiel





 Por el reverendo Ricardo Santiago Medina
 
A las 6:30 am del 24 de julio salí de mi casa junto a Abdel Rodríguez Arteaga y Pavel Herrera, vicepresidente nacional y vice delegado en Centro Habana del CID. Íbamos hacia la Parroquia de Cerro donde se velaban los restos mortales de Osvaldo Payá Sardiñas.

Tuvimos que desviar nuestro paso de la calle Infanta porque más de 300 uniformados de la Brigadas Especiales de la policía abordaban camiones en la 4ta Estación de la PNR de Infanta y Amenidad.  Llamé otros activistas del CID para alertarlos de lo que se avecinaba, traté de hacerlo con insistencia a Yoani Sánchez pero su móvil estaba ocupado.  El del presbítero Mario Félix Lleonart me enviaba al buzón de voz, finalmente pude comunicarme con el periodista Reinaldo Escobar y le informé.

 
Abordamos un taxi y le insistimos al chofer que nos dejara en la puerta de la iglesia y así lo hizo.  Participé en la misa de exequias presidida por el cardenal Jaime Ortega, asistido de seis obispos y varios sacerdotes, entre los obispos se encontraba el de Granma, solidarizado con los sucesos ocurridos en su diócesis.
 
  Rosa María Payá

Con una inexplicable mezcla de recogimiento, orgullo y satisfacción escuché con detenimiento las fuertes y radiantes palabras de agradecimiento y denuncia de Rosa María Payá, hija de mi desaparecido hermano.  Me parecía increíble que aquella niña que conocí manifestara esa fortaleza interior en un momento tan difícil, y aplaudí con ímpetu terminada sus palabras. Los clérigos no salieron en procesión, se  retiraron por una de la puertas diaconales que dan acceso a la sacristía.

Hicimos una senda a ambos lados para dar paso al ataúd de Payá.  Un mar de personas del pueblo estaba reunido para ver y despedir al fundador del Movimiento Cristiano Liberación. Se coordinaba en que transporte salíamos al cementerio. 
La inseguridad del estado estaba vestida de civil. Coroneles y tenientes coroneles dirigiendo un cordón de policías detenían el carro fúnebre en Peñón y Calzada del Cerro.   Exigían saber el recorrido del funeral.  Tenían toda la intención de no permitir que lo acompañáramos.

Guillermo Fariñas me dijo: "tienen guaguas, que nos las pongan a nosotros para ir al entierro". Las guaguas eran para el arresto. Como exigíamos acompañar a Pay
á se lanzaron contra nosotros.  A golpes y empujones caímos al suelo mientras un coronel daba palmazos sobre el carro fúnebre ordenándole que saliera en sentido contrario.

Un uniformado de la policía especializada le arrebat
ó el reloj a Fariñas. El ex prisionero de conciencia Félix Navarro y yo abrazamos a Fariñas para protegerlo de los golpes. Nos pateaban y nos daban puñetazos en las manos para separarnos de él.   Cuando nos arrastraban oímos los gritos de la gente: ¡abusadores no le den que ellos no han hecho nada!
  

 Arresto del reverendo Ricardo Santiago Medina
 
Uno de los esbirros me levantó por el cuello y me sostenía en el aire.  No podía respirar y sentía que me asfixiaba.  Abdel Rodríguez
le gritaba que me estaba ahorcando y forcejaba con él tratando de zafarle las manos.   Cuando pude coger aire les grité:  "asesinos, asesinos, asesinos"… otros dos de la inseguridad me levantaron en peso por mis hombros y me llevaban por la fuerza al ómnibus.   Decían: cállate porque te voy a matar, uno me abofeteó rompiéndome los espejuelos.  Otros golpeaban a cada activista que entraba a la guagua.
 

Fariñas fue de los últimos por subir y lo sentaron a mi lado con una posta que lo neutralizaba en el asiento.  Un joven de pelo rubio que vestía pullover rosado lo golpeaba.   Todos tratábamos de defenderlo. Una karateca se sostenía de una parrilla del ómnibus y pateaba por encima del asiento a Alejandro hasta que lo noqueó.
 
Aile Rodríguez, la  esposa de Rodiles,  del equipo de trabajo de Estados de SATS, trataba de defender y reanimar a Alejandro mientras la golpeaban.  Ella les decía: "quien los manda no da el frente y son ustedes los que aparecen como represores, ustedes mismos no creen en lo que hacen, actúan como autómatas y a través del dialogo podían lograr más".
 
El compañero del CID Pavel Herrera les gritaba: "son muy jóvenes caminaran junto a nosotros, pero con la vergüenza de haber golpeado y de llevar las manos manchadas de sangre". A Madeleine Caraballo, del Partido Republicano, la golpearon y la hicieron sangrar de una pierna.  Patearon también al activista del CID Joan Guzmán Díaz y se le abrieron los puntos de una herida en el abdomen de otra agresi
ón  días antes.
 
Al paso por la ciudad
gritábamos libertad y todos contemplaban el forcejeo dentro del ómnibus desde la parte de adelante hasta el fondo.   Un forzudo golpeó a Fariñas en el rostro.  Me exigían que me callara y yo les decía: cállame tú.  Jorge Cartorberi, pedía silencio en nombre de Payá de ambas partes (represores y opositores).   Me negué gritando, "no me callo, ese sería un silencio cómplice" y continuamos junto a Navarro, Fariñas y otros desafiando a los represores.
 
Llegamos a Tarar
á y nos bajaron de uno en uno.   Fariñas dijo: "yo quiero ser el primero en que me den un tiro, mátame asesino", sosteniendo las manos detrás de su cuerpo.

Fuimos ubicados de dos o tres por aula de escuela.   Junto a mi estaba a Francisco Rangel de Colón-Matanzas y Alejandro, el joven que hace fotos a las Damas de Blanco en Santa Rita.  Nos custodiaba un militar que vestía uniforme de gala del MININT.   Me interrogó interesado en saber cómo me había enterado del suceso y del seguimiento de los funerales.   Le explique lo que era la red social Twitter, porque la desconocía.
 
Transcurrido el tiempo la misma mujer que pateaba en la guagua trajo una caja de cartón con comida para los tres, un bocadito y una lata de puré de frutas, que todos rechazamos. 
Aproveché y le dije: "primero nos golpeas y ahora nos quieres dar de comer, asesina, fascista".   Respondió: "si quieren la comen y si no la dejan".
 
Fui el último de los detenidos en Tarar
á. Los guardias que sirvieron de posta recogieron y se llevaron a sus casas todas las cajas de comidas y compotas.   Cuando me montaban en la patrulla 046 para traerme a La Habana, Pedro Chávez instructor del cuartel general de la inseguridad del estado en Villa Marista, me dijo: "estas a 20 km de La Habana, para que lo pongas en la noticia".  

Vi al final del pasillo una cámara con un trípode que filmaba. Comprendí que era una provocación más para grabarnos. Entregó mi móvil e identificación al copiloto del patrullero que me trajo hasta Zanja y Dragones.  Cuando llegamos me los dieron.  Me dijeron puedes irte.  
Ese día fuimos leales a Payá, al pueblo y a la libertad.

El reverendo Ricardo Santiago Medina Salabarr
ía es expreso político y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del CID

 http://cubacid.org/  http://cubacid.blogspot.com/
   http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
     http://tinyurl.com/CIDCUBA

 
Leer más

Secretario de Relaciones Internacionales del CID hace declaraciones en Santiago de Chile



SANTIAGO.- Extrañeza e incredulidad hay en los disidentes cubanos en Chile tras la supuesta declaración que habría realizado Ángel Carromero, el español que manejaba el vehículo en el que murió Oswaldo Payá, quien atribuyó a un "accidente" la causa del fallecimiento del líder opositor.

"Es una declaración que partió desde España y no existe ninguna versión oficial de él o de la policía cubana. No he visto nada firmado por él y no  le doy veracidad a sus dichos hasta ver el resultado de todo el proceso. Además, es muy raro que un detenido en Cuba tenga posibilidad de comunicarse con la prensa", señaló a Emol el secretario de relaciones internacionales del partido Cuba Independiente y Democrática, Mijail Bonito.

Según versiones de prensa, Carromero había señalado que "no llegó a ver una señal de tráfico de reducción de velocidad. Por este motivo perdió el control del vehículo y cayó por un terraplén", lo que ocasionó la muerte de Payá y de quien lo acompañaba, Harold Cepero.

"Si él declaró eso sería un delito por imprudencia. En Cuba están establecidos en el Código Penal los 'Delitos en ocasión de conducir vehículo en vía pública (artículo 177)'. No habría otra posibilidad de que no lo procesen, cualquier otra cosa es muy sospechosa", agregó Bonito.

El citado artículo 177 establece que no hay diferencia entre los delitos dolosos o no, ya que en Cuba no existe la distinción entre cuasidelito y delito. Por esa razón, precisa el directivo opositor, se denomina delito por imprudencia.

"Con resultado de dos muertes no tiene otra posibilidad de ser enjuiciado con penas entre 1 y 10 años. La pena de privación de libertad no puede ser conmutado con una multa, porque para ello el delito debe tener una pena inferior a un año, y este delito es superior. No tiene ninguna posibilidad, por lo que si sale de prisión sería muy raro", explicó el disidente.

Sin embargo, y de llegar a comprobarse que Carromero sí hizo la declaración sobre el accidente, para Bonito "hay una alta posibilidad de que haya sido coaccionado por el Gobierno, y la Fiscalía está obligada a enjuiciarlo".

Al ser consultado por las detenciones de cerca de 50 disidentes en los funerales de Payá, el dirigente isleño lo consideró como parte "del actuar regular del Gobierno cubano. Toda manifestación que solicite libertad o derechos individuales en Cuba es masacrada por la fuerza, por las tropas de Fidel Castro


 

http://cubacid.org/
 http://cubacid.blogspot.com/
   http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
     http://comandantehubermatos.blogspot.com/
Leer más

¿Por qué mataron a Oswaldo Paya?



 El conductor del automóvil  Ángel Carromero Barrios con José María Aznar y Mariano Rajoy

Dentro una nube de desinformación oficialista se esconde la verdad sobre la muerte de Oswaldo Payá.  Desde el principio el régimen castrista ha tratado de hacer creer que murió en un accidente.  Un accidente puede ser el resultado de un atentado. Quizá murió en el momento, tal vez murió o fue asesinado camino al hospital o en el hospital. 

Desde el principio su hija Rosa María y su esposa Ofelia declararon que habían sido informadas de que un vehículo trató de sacar de la carretera al auto en que él viajaba con tres personas más. La fuente de la información, han asegurado madre e hija, era de uno de los extranjeros que había sobrevivido.  Ofelia y Rosa María son personas honorables y no están mintiendo.

La dictadura castrista asesina  a sus opositores  de muchas formas.  Una golpiza en un parque o en cualquier parte,  un asalto callejero, como el  resultado de una huelga de hambre, una enfermedad o un suicidio.  Todas las dictaduras son iguales.  A veces liquidan a sus enemigos y lo anuncian cuando quieren.  Como es el caso del dirigente húngaro Imre Nagy, juzgado y ejecutado secretamente en 1958.  O los desaparecen como sucedió con el Comandante Camilo Cienfuegos en octubre de 1959 una semana después del arresto del  Comandante Huber Matos.

Pero ¿por que matar a Oswaldo Paya en estos momentos?

No creemos que porque era el opositor más conocido en Cuba y en el extranjero.  Ni porque el Movimiento Cristiano de Liberación tuviera una gran organización en Cuba o fuera de la isla.  Pensamos que hubo otras razones. 

El solo hecho de que Payá era  un dirigente con importantes conexiones internacionales implicaba una protección.  Las dictaduras también se cuidan cuando tienen que hacerlo.  Pero cuando un opositor destacado se destaca demasiado, y tiene recursos para enfrentar al  régimen, entonces la situación cambia. 

Creemos que atentaron contra la vida  de Payá por dos razones. 

1)    Porque el régimen está atravesando una crisis muy grave y Raúl Castro, Fidel Castro y su pequeño grupo de criminales están paranoicos. 

2)    Porque Paya había establecido una estrecha relación con líderes del Partido Popular en España, que ahora se encuentra en el poder y comenzó a recibir ayuda o era inminente que le llegaría.

Este nivel de amistad con el gobierno español era importante. Difícilmente le negarían a Payá respaldo material y político.  El apoyo necesario  para fortalecer su organización y hacerla eficiente en la lucha.  Esto se hace con fondos secretos que manejan todos los gobiernos para estos menesteres, o  con donaciones de empresarios amigos a quienes con una llamada es suficiente.  

Además, un vínculo tan estrecho con un gobierno europeo es una plataforma de influencia política con los demás gobiernos de la zona.  La presencia de dos jóvenes dirigentes políticos europeos, uno sueco y otro español (Ángel Carromero Barrios), en Cuba y al lado de Paya evidencia el respaldo.

Aunque los Estados Unidos ha dado millones de dólares a una organización del exilio cubano,  la casi totalidad de esos recursos no han llegado a Cuba sino que han gastado en actividades en el exterior.  Si otro gobierno estaba ayudando a Paya, los recursos con seguridad se usarían en Cuba para fomentar la agenda libertaria.  El régimen castrista debe haberse sentido muy vulnerable.

La decisión de la dictadura fue hacerle una advertencia al dirigente cubano y a sus benefactores europeos.  Lo embistieron el auto en que viajaba varias veces hasta que provocaron un accidente, algo que ya parecía haberle sucedido unas semanas atrás. Quizá solo querían mandarlo al hospital para que recapacitara,  pero quedó tan mal herido que tomaron la decisión de dejarlo morir o acabar de matarlo.

El gobierno español debe proteger las inversiones de miles de millones de dólares que sus empresarios tienen en Cuba.  Tiene que cuidarse de lo que dice y de lo que hace.  Ricardo Alarcon fue muy claro cuando el pasado 8 de julio declaró en Madrid: que el gobierno español no debe jugar con los intereses económicos de España en Cuba al diseñar su política exterior con relación a la isla caribeña. ¿A qué se refería?  Parece una advertencia directa.

Esa es nuestra hipótesis. Quisieron darle una lección a Paya y al gobierno español para que recapacitaran.  Se les fue de las manos y cometieron un crimen.  De lo contrario como explicar tanto secreteo.

Para consideración de ustedes les copiamos dos artículos que les ayudarán a sacar sus propias conclusiones: Accidente o asesinato de Oswaldo Payá? Las sospechas están más que justificadas, de Antonio José Chinchetru publicado en Periodista Digital y ¿Se sabrá la verdad alguna vez? de Zoé Valdéz, publicado en el Blog de Zoé Valdéz.

Actualización el 25 de julio:  Incluimos un tercer artículo de Jean-Guy Allard:   Paya: detrás del viaje del “activista” a Cuba, las conspiraciones injerencistas de Aznar y Aguirre.

Jean-Guy Allard es periodista canadiense que según Wilkipedia se retiró a vivir en Cuba como un agente pagado por el gobierno cubano y escribe para el Granma.  En el artículo se refleja la preocupación de las relaciones de Oswaldo Paya con el actual gobierno español.  Ha sido distribuido en el día de hoy por Internet sin dar un enlace de publicación.


¿Accidente o asesinato de Oswaldo Payá? Las sospechas están más que justificadas

Antonio José Chinchetru, 23 de julio de 2012

Desde que comenzara a circular la noticia del posible fallecimiento del líder del Movimiento Cristiano de Liberación (MCL), Oswaldo Payá, y el máximo dirigente juvenil del MCL, Harold Cepero, en un supuesto accidente de tráfico en el Oriente de Cuba, el régimen castrista ha jugado a la confusión. En un país donde la mayor parte de la población tiene restringido el acceso a Internet, los medios oficialistas online y los perfiles en redes sociales usados por la Seguridad del Estado (aparato represivo) para sus labores de desinformación y propaganda trataban de vender la idea de que el conductor del coche en el que viajaban perdió el control del vehículo y chocaron contra un árbol. Sin embargo, esta versión resulta poco creíble y hay demasiados datos oscuros como para confiar en el Gobierno de los hermanos Castro.

Los primeros datos que hubo sobre el supuesto siniestro tan sólo hablaban de las heridas sufridas por el español Ángel Carromero (presidente de Nuevas Generaciones del Barrio de Salamanca, Madrid) y el sueco Jens Aron Modig (líder de la Juventud Democristiana del país escandinavo (DKU). Las autoridades no informaban de en qué situación se encontraban Payá y Cepero.

La versión oficial no se sostiene. En un mar de datos confusos, los primeros testimonios llegados a la familia de Payá señalan que el vehículo donde viajaban los dos opositores cubanos y los jóvenes políticos europeos fue embestido en diversas ocasiones. La ausencia de información inicial sobre los líderes del MCL hace sospechar sobre las causas reales de su fallecimiento, o si este se podría haber evitado con los cuidados adecuados. Debe tenerse en cuenta que Oswaldo Payá estaba amenazado de muerte por el régimen de Fidel Castro.

El MCL es el principal grupo opositor cubano. A diferencia de otras organizaciones disidentes, está firmemente arraigado en todo el territorio cubano y está detrás de las iniciativas más exitosas del movimiento democrático, como el Proyecto Varela. Además, tiene cauces de comunicación fluidos con numerosos partidos de centroderecha de todo el mundo. Por ejemplo, la relación de Payá con el director de Gabinete de Rajoy, Jorge Moragas, podía considerarse casi de amistad personal. Durante años, no contó con una estructura fuerte en el exilio. En gran parte, la representación exterior del Movimiento corrió durante muchos años en buena medida a cargo de Carlos Payá, hermano de Oswaldo afincado en Madrid.

Sin embargo, cuando el régimen excarceló y envió en 2010 al exilio a un amplio grupo de presos políticos reforzó sin pretenderlo al MCL en el exilio. El ‘número dos' del grupo, Regis Iglesias, trabaja desde entonces de forma infatigable en Madrid y en otras ciudades de Europa (y, de vez en cuando, de otros continentes) a las que viaja con frecuencia. En Miami (EEUU), donde este movimiento apenas tenía implantación, ahora ha cobrado fuerza con la presencia de numerosos expresos, como el ‘número 3', Tony Díaz, y otros que también llegaron vía España.

La jugada destinada a desmantelar el MCL en el interior de la Isla le salió mal al régimen castrista. No sólo se falló en el intento de desmantelarlo en el interior de Cuba, sino que además se le reforzó en el exterior. Oswaldo Payá se había convertido en un rival todavía más peligroso para la dictadura comunista de los hermanos Castro.

Las sospechas de que no ha sido un accidente, sino un asesinato están más que justificadas, máxime cuando es la segunda vez en pocas semanas en las que un vehículo embiste contra un coche en el que viaja Oswaldo Payá (según ha explicado Regis Iglesias, en la ocasión anterior el líder del MCL estaba acompañado de su esposa, Ofelia Acevedo). El régimen castrista se dedica a crear confusión sobre las circunstancias del siniestro y mantiene aislados a los supervivientes. De hecho, en las horas posteriores al accidente el hospital está cercado por soldados y la comunicación telefónica está cortada. Los líderes de la oposición que quedan en Cuba no disponen de una organización tan estructurada y numerosa como el MCL ni, tampoco, con un peso político internacional similar al que tenía Payá.

El régimen va a tratar de hacer creer que se trata de un simple accidente, pero es un casi seguro doble asesinato. No logró debilitar a la mayor y más organizada fuerza de la oposición enviando a algunos de sus dirigentes al exilio tras pasar siete años y medio en prisión. Ahora trata de lograrlo descabezándola por la vía más salvaje, segando dos vidas humanas. Se abre una nueva etapa no sólo para el MCL, sino para el conjunto de la oposición democrática cubana. La dictadura, tal vez con sus dirigentes nerviosos, ha recuperado sus formas más sangrientas.

Fuente: Periodista Digital



¿Se sabrá la verdad alguna vez?

 Zoé Valdés,  24 de julio

Es muy probable que haya que esperar a que los sobrevivientes del accidente que le costó la vista a Oswaldo Payá Sardiñas y Harold Cepero estén fuera de Cuba para conocer la verdad. O tal vez esa verdad no se sepa nunca, como ha ocurrido en otros casos. ¿Se supo alguna vez lo que sucedió con Yohana Villavicencio? No.

Las contradicciones estriban en que la familia, sobre todo la hija de Payá, Rosa María Payá, afirma que las informaciones que posee de que el auto donde iba su padre fue impactado en tres ocasiones, hasta que consiguieron sacarlo de la carretera, fueron dadas a través del móvil por los dos sobrevivientes. No creo que en ese instante ninguno de ellos fuera a mentir, ni a sobrevalorar lo ocurrido, cuya tragedia, nadie lo discutirá, es de gran magnitud. O sea, que lo que se dijo en el primer momento, seguramente sea lo más cercano a la verdad.

El otro dato importante es que se sabe por las informaciones obtenidas en la medida en que los hechos se iban desvelando  que mientras que los demás fueron conducidos rápidamente al hospital, por el contrario a Payá, malherido, lo subieron a un camión y lo desaparecieron. ¿El mismo camión que los impactó? Payá llegó al hospital mucho después, entretanto estuvo desaparecido, como ya dije, en el camión, y murió al llegar al hospital.

Tercer dato. No es serio afirmar que el auto impactó contra un árbol y al mismo tiempo contradecirse y declarar que el chofer (el español), no vio una luz del semáforo y al llevársela perdió el control, y entonces el automóvil cayó por un terraplén. ¿En qué quedamos, contra un árbol, resbaló hacia un terraplén?

¿Cómo es posible, además, que sobrevivieran los extranjeros, y los cubanos murieran? ¿No iban los extranjeros en el asiento delantero? Sospecho que los extranjeros sobrevivieron únicamente para servirle a las autoridades castristas las declaraciones que ellos intentarán sacarle.  Gracias a esas declaraciones es muy probable que salvaran y salvarán sus vidas por mucho tiempo, pero que recuerden que estarán obstruyendo la investigación y echando más sombras sobre la verdadera causa del accidente; o sea ocultarán la verdad.

En cuanto al aval de Elizardo Sánchez, que según él mismo mandó a dos de los suyos al lugar del accidente, y vieron un árbol abollado y ya dieron por cerrado el caso. Me parece tan estúpido que la prensa tome en cuenta una investigación hecha por dos personas que no son especialistas de nada, pero sobre todo que la prensa tome como referencia, todavía a estas alturas, la versión que avala al régimen de los Castro por un señor que fue condecorado con una de las distinciones más importantes del MININT y por la DSE por ser uno de sus colaboradores, y que todavía el mundo lo trata como uno de los voceros principales de la disidencia. Hay que tener gandinga. A mí la versión de Elizardo Sánchez no me brinda ninguna credibilidad, ni ésa ni ninguna, pero mucho menos ésa.

En cuanto a la versión que den los sobrevivientes en Cuba, a las autoridades castristas, tampoco me valen. Como ya no me valen tampoco las que den fuera. Porque ahí ya está viciado el asunto. No creo que ninguno de ellos se atreva a desmentir una declaración que ya dieron a los castristas, aunque luego declaren que lo hicieron para salvar el pellejo, lo que sería de una cobardía total.

Es una pena que Payá y Cepero hayan puesto sus vidas en manos de un joven peppero y de un sueco, que por lo que ve sigue haciéndose el sueco. Pero Payá y Cepero tenían la urgencia, que se comprende por demás, de que los extranjeros sean testigos del horror.  Sin comprender que para lo que los cubanos es la vida, para la mayoría de los extranjeros no pasa de ser una aventura vacacional.

En cuanto al apresurado artículo de Rui Ferrera en su blog, donde destaca que el español ha aceptado toda la responsabilidad, bueno, ¿cuándo se ha visto que en un caso como éste un periodista sentencie antes que los investigadores y los jueces? Este Rui Ferreira es un caso curioso, siempre está como apurado en todo. Lo noté cuando fui a las oficinas del periódico El Mundo en Miami, tenía un apuro por sentarse a ver de qué iba lo que yo estaba haciendo allí… Y al punto, el saludito familiar, típico…

Blog de Zoé Valdés


Paya: detrás del viaje del “activista” a Cuba, las conspiraciones injerencistas de Aznar y Aguirre

 
JEAN-GUY ALLARD - El español Ángel Carromero Barrios, que manejaba el carro donde murió el “disidente” cubano Oswaldo Paya, y que la prensa presenta como un simple “activista político” es de hecho vicesecretario general de la organización Nuevas Generaciones del PP, y está en contacto permanente con dos de los enemigos más fanáticos de Cuba en España, el ex residente del gobierno José Maria Aznar, jefe de la ultraderechista FAES, y Esperanza Aguirre, la Presidenta de la Comunidad de Madrid, que subsidia grupos “anticastristas” madrileños y participa en sus provocaciones.

 Según la propia prensa española, Carromero que manejaba el Hyundai de alquiler donde se encontraba Paya, no respetó una señal de tráfico de reducción de velocidad, mientras manejaba en una carretera en mal estado cerca de Bayazo, a 750 kilómetros al este de La Habana. Por este motivo, al pasar en un bache, perdió el control del vehículo que cayó por un terraplén, provocando la muerte del propio Paya y de su compañero.

 Numerosas fotos del sitio web de Nuevas Generaciones, las “Juventudes” del Partido Popular español, ilustran el alto nivel de Carromero en la organización PP de jóvenes inspirada del falangismo, donde aparece no solo con Aznar y Aguirre sino con el actual jefe del gobierno español, Mariano Rajoy.

 Recientemente, Carromero mostró su satisfacción de la calidad de los lazos de su grupo  con el PP y sus dirigentes al declarar, según el sitio, que “estamos muy orgullosos porque NNGG de Madrid es una parte muy importante dentro del partido, no somos una cuota más”.

 El número de “operaciones” de propaganda contra Cuba organizadas por Aznar, Aguirre, el PP da a pensar que Carromero no se ha lanzado en esta aventura que terminó trágicamente, sin consultar con los más altos instigadores de actividades anticubanas, aún más que iba a entrar ilegalmente en el país como “turista”, una declaración fraudulenta que constituye un delito criminal.

 El ex mandatario español José María Aznar es quien recientemente no tuvo mejor inspiración que afirmar que “a la Cuba de Fidel habría que aplicarle la misma receta que a la Libia de Gadafi”.

 La Fundación para el Análisis Económico Social (FAES) no es más que otra dependencia del mismo circuito CIA de “grupos” que se dedican a provocar campañas de difamación contra Cuba y el conjunto de los países progresistas de América Latina.

 De Esperanza Aguirre, se puede recordar entre sus múltiples “iniciativas” contra Cuba como fue hasta manifestar contra Cuba en el centro de Madrid, al lado de Carlos Alberto Montaner – agente CIA reclamado por Cuba por terrorismo - y los falangistas del Frente Nacional y de Alternativa Española, grupos de extrema derecha representantes en España del neofascismo europeo.

 El viaje de Carromero no sería el primero auspiciado por Aznar y Aguirre. Jorge Morragas, también del PP,  mantiene un registro de estas operaciones de injerencia siempre realizadas en estrecha consulta con los especialistas de la embajada de EEUU en Madrid.



http://cubacid.org/
 http://cubacid.blogspot.com/
   http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
     http://comandantehubermatos.blogspot.com/
Leer más

Cubanos: las campanas doblan por ti


¿Quién no echa una mirada al sol cuando atardece?
 
¿Quién quita sus ojos del cometa cuando estalla?
 
¿Quién no presta oídos a una campana cuando por algún hecho tañe?
 
¿Quién puede desoír esa campana cuya música lo traslada fuera de este mundo?  
 
 Ningún hombre es una isla entera por sí mismo.
Cada hombre es una pieza del continente, una parte del todo.
 
Si el mar se lleva una porción de tierra, toda Europa queda disminuida, como si fuera un promontorio, o la casa de uno de tus amigos, o la tuya propia.

Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti.  (John Donne1572-1631)


Compatriotas:

No puede convertirse la muerte de Oswaldo Paya y Harold Cepero en otra página de dolor, pesimismo y resignación entre los cubanos.  Su muerte no pueden ser otro repicar patriótico después del cual continuarán viviendo entre nosotros el  temor a la hermandad, la solidaridad y la esperanza.

Que el sacrificio de este mártir nos ayude a comprender que cada cubano, esté donde esté, es parte de una nación en la que todos podemos  vivir en paz y armonía  sin que por nuestras ideas seamos víctimas del abuso, de la prisión o del crimen.  

Medio siglo de tiranía ha sido posible porque una minoría ha sembrado el temor entre nosotros. Solo así puede dividirnos, explotarnos y dominarnos.  No son nuestras diferencias las que nos debilitan y separan; es el miedo. El respeto a las diferencias nutre y fortalece porque son el motor del progreso de la humanidad.

Los cubanos justificamos nuestra pasividad con críticas y lamentos hacia nosotros como pueblo y hacia otros como individuos. El demócrata sin fe es el mejor aliado de la dictadura.  

Que cada cubano haga su parte, que busque su trinchera y desde ella haga lo que crea y lo que pueda contra el enemigo verdadero.  Entonces comenzará a nacer la verdadera unidad.

Ante la muerte de Oswaldo Paya los conflictos y los recelos parecen haber desaparecido.  Es el dolor por su pérdida, la admiración por su ejemplo y la indignación por su suerte lo que los ha atenuado transitoriamente. 

Honremos su memoria y la de todos los mártires de la libertad dejando de creer, sentir y actuar como víctimas o como incompetentes.  Hay que ponerle freno al atropello en nuestro país. 

Compatriota, cumple tu parte.   No censures al que a su manera cumple la suya. Antes de que las campanas dejen de escucharse, recuerda que tocan por ti y por todos los cubanos  también.

 
Comandante Huber Matos Benítez, Daniel Mesa Cantillo, Katia Sonia Martín Veliz, Ricardo Medina Salabarría, Abdel Rodríguez Arteaga, Laura Labrada Pollán, Nivardo Amelo Ramírez, Yelky Puig Rodríguez,  Alexander Lam Arredondo, Ubaldo León León, Frank Reyez Lopez y Rolando Pupo Carralero.
 

Patria, Pueblo y Libertad  
Leer más

Declaración de la Juventud Democrata Cristiana de Chile por muerte de Oswaldo Payá

 
Declaración Pública

Juventud Demócrata Cristiana


1.     Con profundo dolor nos hemos enterado de la muerte líder de la oposición a la dictadura cubana, nuestro hermano y amigo Oswaldo Payá Sardiñas.

2.     Oswaldo nos honró como Vicepresidente de la Internacional Demócrata de Centro e inspiró la lucha solidaria del mundo socialcristiano por la libertad del pueblo cubano, a través del Movimiento Cristiano de Liberación y acciones heroicas y valientes como el Proyecto Varela, que lo hicieron acreedor de numerosos e importantes premios y reconocimientos a nivel mundial.
 
3.     Hoy la Democracia está de luto y la libertad llora la partida de uno de sus principales defensores. Sin embargo, tal como Oswaldo hubiese querido, su partida debe servirnos para seguir luchando, con más fuerza que nunca, por la libertad y la democracia en todo el mundo, especialmente para el pueblo cubano.

4.     Hermanos cubanos, la Juventud Demócrata Cristiana de Chile los acompaña en su dolor y compromete toda su colaboración para esclarecer las causas del accidente que le causaron la muerte a Oswaldo Payá, de manera que no quede ninguna duda ante la comunidad internacional, respecto a si hubo o no participación de la dictadura castrista en la muerte de nuestro hermano. De igual forma, solicitaremos al gobierno de Chile y a nuestras autoridades partidarias, actuar en el mismo sentido.
 
5.     Por último, saludamos a todos los demócratas y luchadores incansables por la libertad del pueblo cubano y les transmitimos una vez más, desde la Juventud Demócrata Cristiana de Chile, todo nuestro apoyo y solidaridad en nuestra causa común de tener una Cuba libre y democrática.

 
¡Justicia para Oswaldo Payá!

Juventud Demócrata Cristiana
Leer más

Agreden a pedradas a opositor y a sus dos hijos en Palma Soriano


Raúl Grant Fernández, delegado del Partido Cuba Independiente y Democrática en el municipio Palma Soriano y sus hijos Sandor Grant Hechavarría y Soresley Grant Hechavarría, fueron atacados antes de la media noche por desconocidos al salir de una cena homenaje al Comandante Huber Matos.

Saliendo de la vivienda de Nivaldo Amelo Ramírez, Coordinador del CID en la Región Oriental,
Grant  informó que: "fuimos atacados por desconocidos que actuaban armados de piedras y palos y amparados por la oscuridad de las calles de Palma Soriano, en lo que nos trasladábamos de la sede a mi vivienda".

Grant Fernández responsabiliz
ó a la inseguridad del estado por estos actos vandálicos. Su hijo Sandor fue golpeado en la cabeza, la espalda y los brazos, logrando escapar de los agresores sin reconocer a ninguno.

Raúl Grant Fernández y sus hijos Sandor y Soresley, son vecinos del Edificio B-21 Escalera 3 Apto 8, Reparto Nito Ortega, municipio Palma Soriano, provincia Santiago de Cuba.


El CID en Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba, se había reunido
en el domicilio de Nivaldo Amedo Ramírez, Coordinador de la Región Oriental, para celebrar la entrega del Premio Héroe de la Libertad en América, otorgado al Comandante Huber Matos.

En la reunión Raúl Grant, delegado en Palma,  expres
ó: "Hacemos nuestro este premio, que es también un reconocimiento a la oposición de parte del mundo democrático". En el encuentro se acordaron nuevos trabajos de instrucción política a los miembros y al pueblo.


http://cubacid.org/
 http://cubacid.blogspot.com/
   http://patriapuebloylibertad.blogspot.com/
     http://comandantehubermatos.blogspot.com/

 



Leer más