martes, 25 de junio de 2013

Sr. Presidente de la FAO: fuera del agua cualquiera sabe nadar




Por Leticia Verdecía  Verdecía* 

Según el  señor  José Graziano da Silva, presidente de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO),  en Cuba no hay hambre y hasta un reconocimiento le hizo al gobierno de Castro por esto. Yo le sugiero a este Señor que investigue bien, que de alguna manera se entere sobre las ferias que aquí se hacen para que conozca la realidad.  

Si él tuviera la oportunidad de estar en el mercado de la calle aquí en la provincia de Holguín el día en que sacan la poca mercancía que hay vería con sus propios ojos  las matazones que se forman para comprar alimentos.   En esas colas hay niños, ancianos, mujeres embarazadas e impedidos físicos.  Hay discusiones, empujones y hasta golpes, la policía tienen que intervenir para poner orden.

Aquí lo que se vende para comer es comida chatarra,  cosas que en realidad no son alimentos reales.  Así desgraciadamente  se vive.   Por favor Señor Da Silva no hable de lo que no conoce, hay que vivir en el monstruo para conocer sus entrañas, fuera del agua cualquiera sabe nadar, pero somos nosotros que estamos sufriendo en carne propia la hipocresía que se vive en Cuba mientras usted felicita a un gobierno que ha reconocido públicamente su fracaso en el tema alimentario y en otros también.

En este país si se pasa hambre, cuando llega a mediado de mes las personas están rogando para poder comprar la miseria que dan por la cuota que apenas dura cinco días.   El resto del tiempo es una lucha constante por sobrevivir  y aquí el salario de un obrero promedio no alcanza para la compra del mes. 

La comida es un producto de primera necesidad y es difícil de alcanzar una dieta balanceada  porque no se encuentran los productos adecuados o tienen precios muy elevados. El cubano consume una dieta excesiva en carbohidratos que lo engorda sin alimentarlo.  Yo invito a todo el que  dude de lo que escribo a que venga y se pase un mes en Cuba, un mes nada más, que viva como  nosotros, no en los lugares mejorcitos que viven la minoría, la pequeña burguesía,  sino como sobrevivimos la mayoría para que vea la cruel realidad que vive el pueblo Cubano. 

*activista del CID en Velasco, Holguín

El castrismo también acabo con la comida en Venezuela

Independiente de la propaganda castrista sobre el pasado, que ha sido una mentira repetida noche y día por medio siglo para tratar de justificar la dictadura totalitaria, cuando Fidel Castro llegó al poder en 1959 en Cuba se producía suficiente comida para la población.  ¿Qué sucedió?

Lo mismo que ha pasado en Venezuela.  Castro le recomendó a Hugo Chávez que destruyera el capital privado para aniquilar políticamente a la oposición.  En ambos países se liquidó a quien producía comida en forma eficiente con el fin de eliminar su influencia política y así facilitar la toma total de poder por un grupo de “revolucionarios” incompetentes, mentirosos y ladrones.  En Venezuela hace 14 años se producía suficiente comida para la población e incluso hasta se exportaba el excedente del aceite de ajonjolí.  A los castrochavistas les llevó menos de 14 años en acabar con los productores independientes en Venezuela, donde también se encuentran diariamente colas de personas que esperan horas para los alimentos que en cantidad insuficiente se importan.  A ambos gobiernos la FAO ha felicitado por sus políticas de autosuficiencia alimentaria.  


 

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


   


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario