jueves, 27 de junio de 2013

Ustedes lo que son es psicópatas y ladrones (Ricardo Medina al agente Chapman en Holguín)



 Por Ricardo Medina Salabarria*

En la mañana del viernes 21 de junio dispuse un viaje desde Las Tunas, donde me encontraba en visita Pastoral, hacia Holguín:  Un poco de retraso en la terminal por la falta de transporte que vivimos los cubanos hizo que llegara a Holguín a las 12:00pm.

Recogí mi equipaje y al levantar mi vista vi tres individuos de paso acelerado vestidos de civil enfocados a mi persona.  Llamé por el móvil rápido a mi esposa y le dije “me enredaron” al ver que yo percibí ser el objetivo de su prisa, apretaron el paso, pude ver que ellos miraban con insistencia al interior de un Lada blanco de donde les dictaban órdenes pero nunca vi a sus tripulantes.

El del centro dijo ser el oficial Rafael Chapman, sacó un carnet y me arrebató el equipaje, con inmediatez una patrulla con las puertas abiertas parqueaba delante de mí y Chapman me bajaba con su mano la cabeza y empujaba al interior de la patrulla, manteniendo la prisa, para que el pueblo no viera la detención.

Me llevaron a una unidad diciéndome que era Pedernales, luego supe que era la 1ra Unidad de la PNR de Holguín.  Comenzaron a requisar el maletín y a tomar todos los datos del dinero y tarjetas y anotaciones que llevaba en la billetera.  Encontraron un documento que entendieron era de entrega de dinero a miembros del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID).  

Chapman me interrogó interesado a quien visitaría y los objetivos de mi visita y me acusaba en el acta de detención de “Subvertir el orden en los preparativos a las actividades por el 26 de Julio, con recursos para promover el desorden y actos contra estos festejos”. 

Me negué a firmar el acta; podía observar con la insistencia que buscaban sacarme de aquel lugar.  Un policía secreteaba al militar hay que llevarlo a Cacocún y el respondía con preguntas.

Chapman-¿No hay nada aquí?

- No, solo por allí. 

Continuaban secreteándole el guardia, Pusieron el aire acondicionado a todo dar y me dejaron solo.

Al rato, no puedo calcular el tiempo, me pidieron me parara, pensé que me llevaban para un calabozo, pero no fue así, comenzaron a entregarme las pertenencias (estaba presente Chapman) pero no me entregaron el dinero 223.00 CUC y 175.00 pesos moneda nacional. 
 
-¿Mi dinero?


Chapman -No, tu no firmaste el acta de detención y tenemos información que este dinero es para pagarle a contra revolucionarios y que rompan los festejos del 26 de Julio aquí, nosotros sabemos todo a lo que ustedes se dedican y quien hace los envíos.

Le respondí:

-Ustedes lo que son es psicópatas y ladrones

Chapman -No me faltes el respeto, me grito exaltado y gesticulando, yo sé quién tú eres, yo se la pata que tu cojeas y sé que eres un mercenario y que lo que quieren provocar es una invasión de los Estados Unidos, si quieres le puedes decir que vengan que aquí hay un pueblo que no se rinde, continuaba gritándome exaltado mientras un uniformado me mantenía por los hombros en la silla.
 
-Si tú te quedas con mi dinero, porque es mío, tú eres un ladrón y sí es cierto que aquí hay un pueblo, pero que no quiere saber de este gobierno por el hambre que pasa.   No te voy a coger miedo, a mí nadie me paga, yo siento mi lucha en contra del castrismo y lo hago por Cuba y por todos los cubanos incluyéndote a ti, que a lo mejor estas ciego, pero a lo mejor no te atreves a declararte un insatisfecho y una víctima de un régimen que tiene que velar por tus necesidades y la de tu familia.

Ordenó me montaran en una patrulla sin devolverme el dinero y me llevaron a Cacocún, allí me bajaron un rato después estaba en la estación de ferrocarriles.   Un policía que venía en el tren recogió mi teléfono celular y carnet de identidad y otro llevó mi equipaje.  Me condujeron al coche expreso (donde transportaban los bultos), así viaje hasta La Habana, pude sentir el teléfono timbrar y que entraban sms, lo pedí para apagarlo pero lo hizo el guardia por mí.

Una vez en La Habana me condujeron al sector de la PNR de la estación central de ferrocarriles, al rato me montaron en otra patrulla, el policía que me acompaño durante el viaje se despidió diciendo que solo cumplía órdenes, que él no tenía nada que ver con eso, le respondí pero eres cómplice, porque acatas órdenes que no admiten excusas, si no lo sientes sal y ponte a barrer calles, eso es más digno.  Los del patrullero me llevaron por los hombros al carro y en este hasta mi casa, donde me entregaron el teléfono y el carnet de identidad.

* Ricardo Medina es Obispo de la Iglesia Católica Antigua y miembro del Comité Ejecutivo Nacional de CID, vive en La Habana.

 Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


   


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

2 comments:

Anónimo dijo...

Menos mal que llego sin golpes a la Casa. Adelante Hermanos. La Verdad y Dios esta con Nosotros.
Henry Agueros.

27 de junio de 2013, 20:47
Anónimo dijo...

es todo lo que hacen esos hp castristas, estan desesperados, algun dia pagaran por todo el dano que le han hecho al pueblo de cuba

29 de junio de 2013, 12:37

Publicar un comentario