jueves, 15 de enero de 2015

Me amenazaron de que un carro puede perder la dirección y matarnos a los tres.. o podía aparecer muerto


El operativo empezó desde las 6.00am del día 5 de diciembre del 2014. Se encontraban en la esquina de mi casa ubicada en calle 13 entre C y D Lawton 10 de octubre. Estaban en calle D entre 13 y 14, esperaron que saliera para arrestarme en calle B entre 13 y 14.  Me detuvieron con 130 copias de La Nueva República,  21 copias de la Propuesta Constitucional del CID. Con una lista de 21 detenciones arbitrarias y un formulario de mi esposa. Me dijeron que lo iban a usar a su conveniencia.  Me trasladaron  hacía el Wajay a las afuera de La Habana. Era una casa de interrogatorio con el número 35443, la dirección no la se pues eran fincas.

Entraron conmigo a un cuarto que ya tenían preparado para el interrogatorio, de pronto se apareció un hombre mulato, alto y de constitución trabada muy silencioso y calculador. Según se identificó era el jefe de la sección 21 de Departamento de Seguridad del Estado,  mayor Raúl. También se encontraban los oficiales Reinier y Brian represores dedicados al Partido Cuba Independiente y Democrática (el CID).

El interrogatorio comenzó en unas condiciones muy extrañas. Me dijeron vamos a hablar a camisa quitada.  Empezaron las amenazas, que ellos podían echarme años por estar repartiendo boletines. Podían hacer que un hombre me agrediera y saliera yo como el agresor. Separarme de mi esposa y de mi hijo, amenazas que me han hecho en otras ocasiones. Que un carro puede perder la dirección y matarnos a los tres, o que me cuide que podría aparecer muerto.  Bajo todas estas amenazas me    ofrecieron almuerzo, agua y café a lo cual me negué y me dijeron nosotros no te vamos a matar.  Me hablaron cosas incoherentes de líderes de la oposición en Cuba. Por lo que deduje lo que buscaban era información o involucrarme en algún comentario. 

Me hablaron de los miembros del CID.  El CID les preocupa, es evidente. Me dijeron que nosotros no éramos nada. Que todos estábamos por irnos. Respondí, el que se quiera ir que se vaya. Ya una vez me quedé sin nadie y hoy tengo bastantes activistas. Me quedo sin nadie y me vuelvo a levantar. La verdad es que el CID existe y está en Cuba. Es inevitable todos tenemos autonomía y todos somos líderes, me podrán meter preso pero por mi va a haber otro se lo aseguro.

El interrogatorio se giró hacia el día 10 de diciembre, qué  va a hacer el CID. Dije que yo nada, estar en mi casa pero que mi casa no era una prisión. Vas para el cine Yara a apoyar a las Damas o del exilio habían dado otras indicaciones, me dijeron que ellos tenían conocimiento que así iba a ser. Les dije, el Partido en Cuba tiene presidencia y un proyecto, no recibimos órdenes de afuera solo apoyo, y me dijeron quieres ver que cuando te metamos preso se acabó el apoyo. 

Ellos se dicen y se contradicen me habían dicho que me habían llevado lejos y no en las unidades de La Habana para que no se llenara de gente reclamándome como el CID lo ha venido haciendo.   

Trataron de que claudicara, que trabajara con ellos y le respondí con la misma pregunta háganlo ustedes conmigo y me dijeron eso nunca va a ser, les dije esa también es mi respuesta. El mayor Raúl como que se molestó y le dijo al oficial Reinier procésalo, y salió. Me dejaron solo por un rato de 10 minutos y volvió. El oficial me llevó para el mismo Lada y me soltaron a las 4.15 pm.  Acuso directamente lo que hagan con el formulario a nombre de Dunia López Perdomo y por todas las amenazas hago responsable al gobierno de Cuba y a sus líderes por lo que me pueda suceder a mí o a mi familia. 

Por Adonis Salgado, delegado del CID en La Habana


 Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad

0 comments:

Publicar un comentario