martes, 23 de julio de 2013

Raúl Castro y un arma nuclear norcoreana para Cuba



¿Presidente Obama, a usted no le molesta que mientras conversamos nosotros dos trabajemos?


 El contrabando de armas de Cuba hacia Corea del Norte parecería una decisión inexplicable de ambos regímenes.  Era demasiado el riesgo y muy poca la ganancia para el gobierno cubano, que a todas luces  sería el mayor perdedor.

¿Cómo se les puede haber ocurrido que la presencia de un barco norcoreano en Cuba no iba a provocar una vigilancia satelital estadounidense las 24 horas?

Exploremos una hipótesis y dos razones:

a) Que la aventura ha sido sencillamente una gran estupidez de Raúl Castro y sus asesores.

b) Que a cambio de las armas, componentes y otras ventajas, Corea del Norte  ayudaría a los castristas a hacerse de algún armamento atómico.

Raúl Castro y la contraparte norcoreana  tienen que haber estado seguros de que de ser  descubiertos, Washington no tendría la suficiente testosterona como para penalizarlos seriamente. No dejan de tener la razón.
 
En el 2008, a pesar de que los japoneses se oponían el presidente Bush como parte de una negociación quitó a Corea del Norte de la lista de estados que apoyaban el terrorismo.  En aquellos momentos el precandidato Barack Obama estuvo de acuerdo con el convenio. Como era de esperar los norcoreanos no cumplieron, pero cuando Obama alcanzó la presidencia  los mantuvo fuera de la lista.

Con el contrabando de armas descubierto en Panamá y ante la violación de una resolución de la ONU, la reacción del gobierno norteamericano ha sido tibia. Se han distanciado del asunto aclarando que el gobierno no considera lo sucedido como un problema bilateral entre Washington y La Habana, sino que es algo que corresponde a la ONU.  

Ante esta grave situación el gobierno de Obama insiste en continuar negociando con la tiranía castrista como si nada hubiera pasado.  Esta conducta por parte de los Estados Unidos es un mensaje muy claro a los demás países del mundo, en especial a los latinoamericanos y en particular al gobierno panameño. El castrismo parece gozar de una patente de corso.

Muy diferente fue la conducta del gobierno de los Estados Unidos cuando  el traficante de armas ruso Viktor Bout fue detenido en Tailandia en el 2008.  Bout llego a ese país creyendo que se reuniría con alguien para venderle armas a las FARC colombianas pero en realidad era una trampa que le habían tendido agentes estadounidenses.

Detenido por las autoridades tailandesas y a pesar de la oposición de Rusia, el gobierno de Obama hizo un intenso esfuerzo legal en Tailandia hasta que logró la extradición de Bout a los Estados Unidos.  En el juicio el ciudadano ruso fue condenado a 25 años de prisión que cumple desde el 2011.  Cualquiera diría que la extradición y el juicio debían haber correspondido a Colombia, pero no fue así. Washington alegaba que de llegar las armas a Colombia iban a ser usada contra los norteamericanos en ese país.

Obama sí consideró que las actividades de este traficante de armas eran un problema para los Estados Unidos.  Ahora  a pesar que se ha descubierto un tráfico de material militar cubano de alto poder destructivo, el gobierno en Washington declara que esto no es un problema bilateral entre los Estados Unidos y el suministrador de las armas, Cuba.

Las razones por tan débil respuesta de parte de los Estados Unidos no son motivo de análisis en este comentario, sino cómo en los cálculos castristas no se tuvieron en cuenta las  graves consecuencias resultantes si se descubría el contrabando.

Además de la violación a una resolución de la ONU, la tiranía de Raúl Castro ha sido descubierta mintiendo descaradamente y burlándose de la soberanía de un hermano país latinoamericano.  Por este contrabando el castrismo es hoy reconocido en el mundo como hermano de sangre del régimen más represivo, impopular y condenado del planeta (Corea del Norte).

Ante las evidencias creo que Raúl Castro ha sido un estúpido por partida triple.  Erró al creer que no iba a ser descubierto, erró al no darse cuenta del daño que esto le haría y erró al pensar que podría conseguir algún artefacto nuclear entregado por Corea del Norte y con el cual chantajearía a los Estados Unidos en forma permanente. 

Por descabellada que pueda parecer la hipótesis, ante el desatino demostrado con por Raúl Castro y los norcoreanos es difícil descartar que, en medio de la decrepitud que impera en los hermanos Castro, el senil Fidel no haya insistido con Raúl en que los norcoreanos entregaran lo que él siempre quiso, las armas nucleares que Nikita Khrushchev  retiró de Cuba. 


Regresar al blog CubaCID
 

 Regresar a página central CubaCid.org


   


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

7 comments:

Armienne la Puta dijo...

Lo descrito en este articulo no deja de ser una posibilidad muy factible.

23 de julio de 2013, 16:03
Anónimo dijo...

Pero q quieren ustedes q penalicen mas a cuba?? Y hayq ser loco o estupido para mandar un barco d corea con armamento con fines ilegales y tubios. Eran armas viejisimas por favor saben udtedes las armas q tiene usa y otros países???

24 de julio de 2013, 3:47
Reimundo Negrin dijo...

Intresante logica, y que de alguna manera concuerda con un articulo que lei en el blog siguiente, que tambien esta muy bueno. Ideas opuestas, pero que se ajustan a la tendencia.

http://pedreiturriaecos.blogspot.de/2013/07/limpiando-el-trastero.html

Si, USA le da patente de corso a Cuba, y eso ocurre desde la crisisis de Octubre. De verdad que recomiendo ese otro articulo.

Saludos y "La patria es de todos"

24 de julio de 2013, 5:26
Eddy Gonzalez dijo...

En la causa Nro.1 de 1989 contra Arnaldo Ochoa, Fidel Castro dijo que el General Ochoa habia puesto en peligro la seguridad de Cuba enviando a un capitan de las FAR a entrevistarse con Pablo Escobar, y que este hecho podria servir de pretexto para una invasion norteamericana a la isla. Los cargos contra Ochoa fueron traicion a la patria y pago con su vida.
Acaso no es mas grave lo que acaba de suceder, enviar armas a un pais que puso al mundo al borde de una guerra nuclear.
Con esta decision el General Raul Castro ha puesto en riesgo al pueblo cubano.

24 de julio de 2013, 12:04
Anónimo dijo...

jjjaaaasa son unos pingu estos castro, ,,,y a nosotro nos dicen mulas jasddjaj que verguenza abajo fidel y raul abajo tambien USA por apoyar slos castros no creo en nadie

24 de julio de 2013, 21:35
Anónimo dijo...

EEUU no quiere que Corea del Norte tenga armas nucleares, pero ellos tienen cientos de miles, y además las han usado asesinando a cientos de miles de personas civiles(¿o los japoneses no eran personas?) ¿cuál es la moral de EEUU?
Además tienen sancionada a Corea del Norte por esto, pero la tienen rodeada por muchísimas bases militares, sino tuvieran armas nucleares, hace rato la hubiesen invadido, como usualmente hacen con quienes quieren y pueden, ¿cuál es la moral de las sanciones?
Además tienen bloqueda y sancionada a Cuba a pesar de que la ONU les pide cada año que dejen de hacerlo ¿de verdad a EEUU le importa la ONU?
¿Y por qué a Cuba y a Corea del Norte tendrían que importarle las sanciones inmorales?, ¿saben ustedes cuántas armas se traslada por mar?, ¿saben ustedes cuál es el país que mas las comercializa?
Bah!!!!!, creo que fue un señuelo de armas viejas para distraer la atención de algo más importante que no se detectó o no se publicó aunque lo hayan detectado
Ni pensar que los cubanos son tan torpes, no me la trago, mi impresión es que todo lo que pasó los cubanos y norcoreanos sabían que pasaría, no por gusto se mantienen por más de 50 años venciendo a la mayor potencia del mundo, que fue la que dió el soplo de que revisaran el barco al servil gobierno panameño que se destaca desde hace tiempo por liberar terroristas a cambio eso de si de....mucha plata!!! (sino pregúntenle a la que liberó al terrorista mayor Posada Carriles, quien le sabe tanto a EEUU que puede morir tranquilo de viejo protegido por ellos, a pesar de ser confeso de matar de un bombazo a decenas de pasajeros en un vuelo comercial)
Así es el mundo.....pero no nos engañemos

26 de julio de 2013, 11:24
Manuel Celaya Alberni dijo...

En respuesta al Anónimo del 26 de Julio... Ni EEUU ni el resto de la humanidad (con poquísimas excepciones) quiere que Corea del Norte tenga armas nucleares. Corea del Norte sufre un régimen totalitario y excluyente que agredió a su vecino del sur con una invasión y una guerra de conquista el 25 de junio de 1952. Luego de ser repelida for fuerzas conjuntas de la ONU, el 27 de julio de 1953 se efectuó un cese de fuego, mas no un fin de hostilidades. En su momento, Corea del Norte era respaldada por China y la Unión Soviética.

Los EEUU tienen miles, no cientos de miles, de armas nucleares, aunque la diferencia en número es académica, no nos engañemos. Nunca se utilizó un arma nuclear para asesinar a nadie. Se utilizaron dos bombas, una en Hiroshima y otra en Nagasaki, para demostrarle a Japón el resultado de continuar la guerra que ellos mismos iniciaron el 7 de diciembre de 1941, y de paso salvarle la vida a poco más de un millón de soldados norteamericanos y un número mayor de japoneses que los expertos estimaban costaría una invasión de las islas centrales del Japón. La moral en una guerra está en tomar la opción que menos vidas cueste para lograr el objetivo, pero no nos engañemos.

A Corea del Norte nadie la tiene rodeada de muchísimas bases ni nada por el estilo. Al norte de Corea del Norte está la China y al extremo nororiental, Rusia. Al este y oeste el mar, y al sur está el país que ellos invadieron de sorpresa y sin declaración de guerra. En efecto hay bases militares norteamericanas y de la ONU en el sur, resultado de la invasión sorpresa de 1950, por razones obvias.

No nos engañemos, ¿a Corea del Norte la hubiesen invadido hace rato sino fuera porque tiene armas nucleares? ¿Desde cuando las tiene y por qué entonces no la invadieron antes de que las tuviera? No han invadido a Corea del Norte porque los coreanos del sur dicen "ellos allá muertos de hambre y nosotros acá con una sociedad próspera", y nada se le ha perdido a nadie en Corea del Norte.

La moral de las sanciones es tomar acción no violenta para inducir un cambio de políticas. Con sanciones económicas como la alternativa factible, se penaliza a un país al cual, en otras épocas, se le hubiese declarado la guerra.

No nos engañemos, y tomémonos el trabajo de escribir con un poco de seriedad, elegancia e inteligencia, para no dejar en evidencia la linea del partido, el sesgo de conocimiento y pensamiento, la falta de educación, la tragiversión de datos, y todo un abanico de factores que delatan la identidad institucional de un Anónimo escritor que pretende desinformar, enredar, y ofuscar.

Manuel Celaya Alberni

31 de julio de 2013, 17:11

Publicar un comentario