viernes, 12 de julio de 2013

No a la división y no a la corrupción



En 1959 Fidel Castro tomó el poder en Cuba, desde entonces nuestra isla se encuentra bajo un gobierno falso corrupto y represor.  El resultado de 54 años de dictadura totalitaria es un desastre material y una degradación moral sin paralelos en nuestra historia.

Carecemos de alimentos, viviendas, vestidos, transporte, trabajo y educación.  Pero mucho peor que el fracaso económico provocado por los errores del castrismo es la pérdida de valores como consecuencia del régimen totalitario.  Una buena parte de nuestra población ha perdido la fe, el amor, el respeto a lo ajeno y la dignidad.

Los opositores en la isla tenemos que luchar en estas circunstancias y contra la guerra sucia del régimen.  La dictadura usa las más bajas artimañas para tratar de destruirnos. Nos calumnian, reprimen, encarcelan y cuando lo deciden, asesinan a opositores.

La inseguridad del estado infiltra las organizaciones para debilitarlas, dividirlas y enfrentar a unas con otras.  Entre sus patrañas está la de difamar haciendo creer  que hermanos de luchan son sus agentes. No seamos eco de infames mentiras, no colaboremos con ellos involuntariamente en sembrar intrigas y chismes en la hermandad democratica.  

No podemos hacerle la  oposición a la oposición porque el pueblo nos necesita. Nuestras acciones pueden elevar el nivel de fe y solidaridad del exilio cubano o pueden desmotivarlo. En la oposicion en Cuba hay mucha gente valiente y honesta que merecen el respaldo del exterior.  Hay que desenmascarar a los espías que nos infiltran con hechos y pruebas, con honestidad y honradez, no con calumnias y chismes.  

Nuestra obligación es denunciar a la tiranía y sus maniobras.  Denunciemos a Miguel Díaz Canel, a los hermanos Castro, a los miembros del Comité Central y del Consejo de Estado. Acusemos a todos los funcionarios corruptos y abusadores.  

Nosotros luchamos por amor, por conciencia y desinterés, ellos lo hacen por vivir a costa de un pueblo humilde y desprotegido, falto de información y de conocimiento de sus derechos.

Unámonos en este riesgoso pero necesario y verdadero andar.  Digamos no a la división, no a la mentira, no a la injusticia y no a la corrupción.

Recordemos a Carlos Manuel de Cespedes:


El patriotismo y la unión son nuestros baluartes y bajo ellos somos invencibles.


Zuleydis  Lisbet  Pérez  Velázquez

Presidente  Nacional Del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID)

 Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


   


Visitenos en cubacid.org
Desde Cuba cubacid.blogspot.com
Ultimo Congreso elultimocongreso.lavozdelcid.com
Patria Pueblo y Libertad patriapuebloylibertad.blogspot.com
Huber Matos comandantehubermatos.blogspot.com
Siguenos en: Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario