viernes, 6 de enero de 2017

¿Son personas presas o perros enjaulados?


A: Delegación del Minint, Departamento de Cárceles y Prisiones.

De: Ana María Almaguer Rodríguez, vecina de calle:  2da # 2 % 1ra y 5ta El Canal, municipio Urbano Noris, Holguín.

Me dirijo a ustedes por medio de esta carta debido a la lejanía en la que vivo de esta institución, el caso es que  las violaciones de derechos que se están cometiendo en contra de mi hermano ya rebasaron los limites.

Mi hermano Cesar Almaguer Rodríguez se encuentra preso en la prisión el Yayal Cuba Sí, en el destacamento 23, donde lleva 3 años y 5 meses sin poder ver a nuestra madre por las condiciones de salud en la que se encuentra, mi madre lleva más de 20 años postrada en cama.

Según me he informado, el reglamento penitenciario en su artículo 54.1, inciso g, manifiesta los derechos que tiene un preso a ser conducido o autorizado, según corresponda a hospital, funeraria o domicilio en caso de enfermedad grave o de muerte.  Lógico que esto se cumple según lo estipulado, yo llevo  más de dos meses gestionando la autorización para que lleven a mi hermano a ver a nuestra madre.

Primero tuve que solicitar una entrevista con el jefe de reeducación penal y el jefe de unidad, la cual me dieron 15 días después, en esa ocasión me pidieron un certificado médico que avalara la enfermedad de mi mama, así lo hice y una semana más tarde entregué el certificado, en espera de la visita de mi hermano paso todo un mes, me decidí nuevamente a pedir otra entrevista y ahí comenzó todo de nuevo, 15 días más esperando para saber que sucedía, a lo que la respuesta fue que no tenían carro para el traslado del recluso al municipio y en espera del transporte se había vencido el certificado, es decir tuve que volver a llevar otro certificado.

Ya hace más de un mes del segundo que presenté y aun no llevan a mi hermano a visitar a mi madre, a la que desgraciadamente no le queda mucho tiempo de vida.

No sabía que verdaderamente en Cuba si se violan los derechos más elementales de los seres humanos, y mucho más cuando son presos, pero me maravilla como justifican por todos los canales informativos que son respetados tales derechos, pero la verdad siempre brota a la luz y se hace objeto de denuncias y no de  calumnias como justifican el proceder de la disidencia en Cuba.

Hechos como el mencionado suman otros tantos más, partiendo que la población cubana ha ido envejeciendo y son tantos los reclusos que cruzan por la angustia de no poder ver a un familiar en condiciones críticas, aun cumpliendo los parámetros que exige la ley. Razones como estas dan fe del principio violatorio de los derechos humanos.

Señores les pregunto ¿estos son los tratos que reciben los presos en las carceles cubanas?  ¿son personas presas o perros enjaulados?

Espero que al menos se concienticen con estos problemas y den una respuesta a todas las injusticias.

Sin más: Ana María Almaguer Rodriguez

Carta entregada ayer 5 de enero de 2017 a la institución, la cual se negaron a firmar.

Por Zuleidys Pérez Velásquez, presidente nacional del CID y Defensora del Pueblo


Regresar al blog CubaCID

0 comments:

Publicar un comentario