jueves, 27 de noviembre de 2014

Una madre lloraba por su hijo no podía montar en bicicleta


Comienzan los carnavales avileños y con ellos el desconsuelo de familias qué hacen sus comentarios en las calles en busca de soluciones.  Lo preocupante es qué nada es oferta del Estado, todo es planificado a través de arrendadores particulares qué deben pagar un alto impuesto por prestar el servicio a la población. 

El Estado máximo responsable de garantizar y favorecer el crecimiento y desarrollo pleno de la niñez como se plasma en nuestra constitución, no ha garantizado por varios años que existan locales o áreas en moneda nacional dónde cada familia se sienta acogida.

Es evidente no se trata de qué el pueblo exija o elija  sino de lo qué se impone por parte del régimen utilizando a los más vulnerables (los niños) qué no pueden tener al disfrute diario de un parque inflable u otros equipos de juegos adquiridos desde el extranjero. 

Esto se comprobó en área destinada a la fiesta popular dónde una madre lloraba porque no podía pagar  20 pesos moneda nacional solo porque su hijo montara una  bicicleta. Nuestro país no tiene una economía basada a satisfacer las necesidades del pueblo sino a aumentar las ganancias e inversiones de un gobierno qué no le gusta perder. 


Yasmani Díaz Romay
Vice Delegado del CID en Gaspar
Despertar Avileño Press.



Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad

0 comments:

Publicar un comentario