martes, 28 de febrero de 2017

Estuve junto a Huber desde mis 16 años hasta dos días antes de su partida


Yo era un niño que participaba en la guerra de guerrillas contra Batista. Acababa de llegar al campamento de Mata Yeguas en la finca El Carmen. Después de entregar el mensaje que traía desde el Llano de Maceira, me acosté bajo la sombra de una enorme mata de macaguita a descansar de la larga caminata entre potreros, bosques y cañaverales por los que anduve para evadir a las patrullas del ejército de Batista que se movían en la zona en busca de los rebeldes. 

Desperté y ví a mi lado, montado en un caballo a un guerrillero parado muy cerca de mí. Mirándome fijamente me preguntó: “¿Estás cansado?” Sin darle mucha importancia, con un movimiento de la cabeza, le contesté afirmativamente. Se sonrío y continuó su camino a la tienda de los Aranda, donde estaba la comandancia en aquel momento. 

Antonio Abella, un amigo y vecino nuestro de Sabanilla, cerca de El Cristo, vino donde yo estaba y me preguntó: 

-¿Que te dijo el comandante? 

Yo le pregunté:

 - ¿Cuál comandante?  

- Ese que te habló es Huber Matos.  

A pesar de haber estado alzado como dos meses, fue la primera vez que le ví y me extrañó que fuera él por la sencillez de su actitud, su forma de vestir y por el caballo tan destartalado que montaba. Desde siempre, su modestia y sencillez le acompañaron.


Por Angel N. Bueno, Presidente de la Asociación Cubana en la República Dominicana y delegado de Cuba Independiente y Democrática (CID).

¡Viva Cuba Libre! ¡La lucha continúa!

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

1 comments:

MSc. Jorge Poveda dijo...

1.-Conocia a Huber Matos hijo desde joven...vivíamos muy cerca,en San Jose, pero yo desconocía el drama de su padre..hasta que siendo Vice Ministro de la Presidencia- el Presidente Dr. Rodrigo Carazo me dijo un día del anno 1979 debía ir a Cuba a garantizar que al salir de prisión -su padre,el Comandante Huber Matos-se viniese conmigo en un avión de la empresa Lacsa. 2. Huber hijo me nutrió de detalles que fueron imposibles de cumplir ,dado en la Isla de Cuba la voluntad de Fidel Castro ponía o quitaba detalles a gusto y antojo. 3.-Pero en un avión de Cubana de aviación me traje a Huber padre ,junto a su progenitor y a otros 150 o mas cubanos ex prisioneros políticos .4.-Allí nació mi conocimiento y mi admiración hacia Huber padre y mi cercanía con su familia. 5.-Los detalles de este extraño periplo los narro en mi auto-biografía en preparación.

28 de febrero de 2017, 12:59

Publicar un comentario en la entrada