jueves, 20 de noviembre de 2014

Las carencias exacerban los demonios que llevamos dentro


La vida cotidiana del cubano de a pie se hace cada día más insoportable, la atmósfera político-social es simplemente irrespirable.  Entre las limitaciones materiales, las carencias espirituales y la falta total de horizontes va muriendo la tradicional jovialidad de sus gentes, la alegría de sus calles, todo ello que evocamos como nuestro cuando nos encontramos lejos.


La cruel realidad que oculta la imagen idílica que vende el gobierno con su atractivo discurso de izquierdas va tocando cada vez más cerca a la ya atomizada familia cubana, donde hasta los niños nos hacen preguntas de adultos que en otra época nosotros mismos nunca nos planteamos, eso parte el alma. 

Como reza un antiguo proverbio: las carencias exacerban los demonios que llevamos dentro, y lo lamentable del asunto es que ello se aplica a la situación alarmante que vive hoy nuestro pueblo. El simple hecho de salir a la calle puede constituir toda una epopeya.  En la mañana , por ejemplo para ir a trabajar lo cotidiano es que al intentar abordar el bus, si es que se detiene en la parada, seamos vapuleados y comprimidos, luego en lo atestado del interior siempre algún mal humorado  dejara escapar las frases más obscenas entre la música estrepitosa puesta por el propio chofer o por uno que otro pasajero siempre dispuesto a ''amenizar'' el viaje.


Luego la ardua tarea de bajar a tiempo para no ser machacado por las puertas o arrastrado por el ómnibus en su presurosa carrera, toparas con disimiles individuos en el camino a tu centro de trabajo, de esos que si te entretienes son capaces de arrebatarte hasta el bolso o la mochila que llevas de la mano, veras alguno que otro policía de la sección canina y te asombraras al notar que el fiero animal no lleva bozal en plena vía pública. 


Por el camino iras pensando además que ''inventaras'' para llevar de comer a casa para la noche y si te alcanzara para la merienda de los niños en la escuela, el pago del profe que les repasa matemáticas y español en las tardes porque quieres que los muchachos obtengan buen escalafón, el par de zapatos que hace un mes piden a gritos reposición y el regalo para el maestro el próximo mes de diciembre. 


Solo nos queda tener fe en el mejoramiento humano y en la utilidad de la virtud como decía nuestro apóstol, aunque sin quedarnos cruzados de brazos, por lo que  hemos de fomentar el activismo cívico, el conocimiento de nuestros derechos y el cumplimiento del verdadero deber patrio, haciendo a un lado prejuicios y dogmatismos, siendo respetuosos y tolerantes, preparándonos adecuadamente y haciendo llegar a la comunidad el mensaje claro y directo, sensibilizarnos con las distintas problemáticas que afectan a la población y aunar esfuerzos en la búsqueda de soluciones viables y acordes al contexto real. 


Por Steve Maikel Pardo Valdes, activista del CID en el municipio 10 de Octubre


Regresar al blog CubaCID


 Regresar a página central CubaCid.org

 
     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario