domingo, 13 de julio de 2014

¡Si hay culpables y si hay condena por las masacres!


Si hay culpables de las masacres de los cubanos que navegaban en el remolcador “13 de marzo” el 13 de julio de 1994 y de otro crimen similar, el ametrallamiento y hundimiento la embarcación de excursiones El XX Aniversario el 6 de julio de 1980. 

El 6 de julio de 1980 tres jóvenes tomaron por la fuerza la embarcación de excursiones El XX Aniversario  que navegaba por el rio Canimar hacia la Bahía de Matanzas. En la refriega hirieron a un guarda de seguridad que les disparó y, preocupados por su vida lo enviaron a tierra con otro pasajero que no quería irse de Cuba. Todos los demás soñaban con la libertad que les esperaba. 

No llegaron muy lejos, fueron alcanzados por lanchas rápidas que los ametrallaron y después un avión de la Fuerza Aerea se unió al ataque. Luego un barco de trabajos pesados los hundió. No hubo piedad, solo 10 sobrevivientes. Se estima que 56 cubanos perdieron la vida, entre ellos niños de 3, 9,11 y 17 años. “El XX Aniversario” tenía capacidad para 100 personas y habia sido fabricado de fibrocemento, razón por la que no se hundió fácilmente.

Similar suerte tuvieron hombres, mujeres y niños que huían de Cuba en el remolcador 13 de marzo, el 13 de julio de 1994. Fueron interceptados por tres remolcadores que les lanzaron chorros de agua de alta presión y luego dos de ellos lo embistieron hasta partirlo y hundirlo.  Tampoco hubo ninguna piedad contra quienes gritaban y enseñaban los niños. No se hizo ningún intento de rescate hasta que apareció un barco griego.  De los 72 cubanos se ahogaron 37, entre ellos diez niños.

¿Quien en Cuba podía ejecutar semejantes atrocidades sin órdenes expresas de Fidel Castro?

Por esta sencilla e indiscutible realidad Fidel y Raúl Castro son los responsables de las muertes de quienes trataron de huir de Cuba en busca de libertad. Denunciar que no hay culpables es exonerar de estos crímenes a quienes dieron las órdenes. Decir que no hay culpables es creer que en esa dictadura se cometen estos salvajismos sin la orden directa del mandamás y la obediencia absoluta de su hermano menor, el actual dictador. Estos asesinatos fueron el resultado de un frio y detallado examen de las consecuencias: aterrorizar a la población.  

La culpabilidad la han determinado los hechos, los testimonios, los cadáveres y los desaparecidos. Y como siempre la mentira y la manipulación de la dictadura. La condena la ha pronunciado el pueblo cubano y todos aquellos que en el mundo han conocido estos sucesos y los repudian. 

Quienes pidan el levantamiento del embargo, quienes pidan más flexibilización de relaciones con esa dictadura se están convirtiendo en cómplices de estos y todos sus demás atropellos.


Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

  



Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario