viernes, 6 de mayo de 2011

¿Hacia dónde vamos y cómo vamos?



Quiero hacer extensivo un saludo fraternal a las delegaciones del CID, a sus miembros y dirigentes en Cuba por el patriótico desempeño con que ayudan a forjar el nuevo destino de la patria sobre la base de la discusión pacífica de nuestros derechos.

Aun los más tontos saben que la dinastía familiar de los Castro se acaba y más pronto de los que muchos piensan. En la esfera del poder donde están los principales culpables se han hechos los arreglos necesarios para la huida.

Lamentablemente hay miembros del Ministerio del Interior que están totalmente ciegos y no se percatan de que el final del experimento tiránico de los Castro toca a su final. Ellos son utilizados para golpear y maltratar a la población y así conseguirle una extensión en poder a la dinastía.

El pueblo cubano se prepara para un desenlace final donde un nuevo orden social regirá el destino de Cuba. La Nueva República es el planteamiento con que el partido Cuba Independiente y Democrática propone un cambio que viabilice espacios para que todos los cubanos estén representados por igual.

El partido CID se amplía en todo el territorio nacional sobra la base de sus planteamientos ideológicos y sobre la indudable credibilidad de su Secretario General, el Comandante Huber Matos, quien refrendo con las armas en la mano la libertad en los días de la dictadura pre castrista y luego se enfrentó al castrismo tan pronto este traiciono las promesas democráticas de la revolución de la Sierra Maestra.

El CID no pretende brillar con luz ajena sino con la luz del trabajo serio, patriótico y persistente que reclaman las circunstancias que paulatinamente se traduce dentro de Cuba y en la diáspora en un mandato de compromiso de servir a la nación para implementar un verdadero Estado de Derecho.

Sobre la base de lo anteriormente expuesto buscamos el fortalecimiento de la dirección del partido CID y el crecimiento sistemático de nuestros miembros, así como el trabajo con otros compatriotas que estén animados de las mismas motivaciones que son el alfa y el omega de nuestra lucha. Que nadie dude que el CID, llegó para quedarse, para servir a Cuba y ayudar restaurar la democracia.

Patria, Pueblo y Libertad

Máximo Mendoza

Coordinador del CID para el estado de California

0 comments:

Publicar un comentario