viernes, 18 de julio de 2014

Agredida la presidenta del CID en Cuba



Ellos cumplen sus amenazas,  pero a mí nadie me aparta de mi camino

El pasado 16 de junio varios miembros del CID fuimos detenidos en Holguín por distribuir el semanario La Nueva República, boletín informativo que tiene en el pueblo una aceptación maravillosa.  En aquella oportunidad el inseguro agente de la inseguridad del estado conocido como “Evelio” nos amenazó que se iba a desquitar y que un día cometeríamos un error y él se aprovecharía. Que procuráramos no toparnos de noche, porque de noche todos los gatos son iguales. Esta amenaza fue dirigida a Pedro Celestrίn Reina, Yasmanis Rodríguez Estrada, a mi esposo Luis Jaime Merino y a mí.   Le respondimos que hicieran lo que hicieran no nos iban a detener. 

El 13 de julio en mi vivienda se realizó una velada en homenaje a las vίctimas masacradas por los tiranos Castros en el remolcador 13 de Marzo.  Allí permanecimos sitiados desde las 10.00 am hasta las 3.00 pm.  El 14 de Julio me levanté a las 4.30 de la madrugada, algo que hago cuando me dispongo a salir de viaje a visitar delegaciones del CID en otras provincias.  Sobre la 5.00 am salí rumbo a la terminal La Molienda, al faltarme unas 2 cuadras y en una esquina muy oscura por falta de iluminación pública, me interceptaron dos hombres que no me dejaban avanzar.  Me asusté mucho pero no quise demostrarlo y les dije ¿quiénes son ustedes y qué quieren?  Uno de ellos me contestó: “tu sabes que nos las debes y es hora de que pagues”, mientras me amenazaba los dos se aproximaban.  Yo intenté salir corriendo pero uno me cogió por el brazo mientras el otro me propino un fuerte golpe en el pómulo derecho. Al verme en esta situación comencé a gritar y a dar golpes como pude.  En el forcejeo me rompieron la blusa.  Entre  golpes, gritos y empujones acudieron a curiosear tres de los bici taxis que se encontraban en la esquina, cerca de la terminal.  Al percatarse de lo que pasaba les gritaron ¡suéltala! y los agresores se echaron a correr, uno de los bici les cayó atrás pero infelizmente no los alcanzó.  Ellos me acompañaron hasta mi casa. 

Esto que sucedió no es un ajuste de cuenta como suelen llamar la policía  pues yo no tengo problemas con nadie.  Mi único problema es con este régimen asesino, dictador, cruel y falso y va a seguir siendo mi problema hasta que Cuba sea libre y democrática.  Así que Evelio, estás cumpliendo tus amenazas pero tus golpes no me apartarán del camino, solo la muerte o la libertad, y te voy a recordar que las palabras del Comandante Huber Matos Benítez viven en mi corazón y en mi conciencia.   Tuve el privilegio de escucharlo en su lecho de muerte y me reafirmó aun más mis ideales, mi convicción y mi dignidad cuando nos dijo:   “LA   LUCHA   CONTINUA, VIVA CUBA LIBRE ”.  

Por Zuleydi Pérez Velázquez, presidenta nacional del CID

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos encubacid.org
Desde Cubacubacid.blogspot.com
Ultimo Congresoelultimocongreso.lavozdelcid.com         
Patria Pueblo y Libertadpatriapuebloylibertad.blo

0 comments:

Publicar un comentario