lunes, 4 de octubre de 2010

¡Abajo Raúl!, ¡Abajo Fidel! ¡Abajo el hambre! marchan 30 personas por calles de Banes pidiendo libertad

Treinta activistas de derechos humanos acompañaron a Reina Luisa Tamayo Danger, madre del mártir Orlando Zapata, en la Santa Misa del domingo 3 de octubre en la parroquia Nuestra Sra. de la Caridad del poblado de Banes, provincia de Holguín.

Diez directivos del Partido Cuba Independiente y Democrática (CID) participaron entre los que se encontraban el Coordinador de la zona Oriental Nivaldo Amedo Ramírez y Katia Sonia Martín Véliz Coordinadora Occidental.

Luego con Reina Luisa Tamayo Danger al frente marcharon por el pueblo hacia el cementerio exigiendo la libertad de Cuba, libertad para todos los presos políticos y justicia para los asesinos de Orlando Zapata. Coreaban: ¡Asesinos!, ¡Abajo Raúl!, ¡Abajo Fidel! ¡Abajo el hambre! ¡No queremos hambre queremos libertad!

En el cementerio de la Güira en las afueras del pueblo donde reposan los restos del mártir se cantó el himno nacional y se gritaron consignas contra el régimen.

Cuando los manifestantes que no eran de Banes se dirigían a regresar sus lugares de origen fueron interceptados por la policía uniformada y por miembros de la seguridad del estado vestidos de civil.

Al tener conocimiento de esto Reina Luisa Tamayo rápidamente se traslado hasta el sitio con un grupo y le advirtió a la policía que si quienes vinieron a respaldarla eran detenidos, ella se iba a plantar frente a la estación de policía hasta que los liberaran.

Los reclamos de Reina fueron impetuosos y terminantes. Todos los manifestantes regresaron a su casa y se quedaron en Banes hasta en horas de la mañana de hoy, ya que uno de los policías hizo el comentario que de allí a Holguín los podían agarrar en cualquier parte del camino.

Lisbán Hernández Sánchez
Centro de Información Giraldilla


2 comments:

Ezequiel Gonzalez Acosta dijo...

Esta declaración es original y verdadera, pues ese día yo me encontraba en casa de Reina Luisa después de haber regresado del cementerio,Katia,Nivaldo y los demás hermanos que habían venido decidieron irse y Reina me dijo que yo no saliera junto con ellos porque me podían arrestar y yo me encontraba de libertas por enfermedad y podían regresar me a prisión, en esos momentos entro la llamada que los querían arrestar y Reina salio al encuentro, al ella llegar donde los tenían detenidos manifestó lo expuesto en esta declaración y los oficiales de la seguridad le explicaron que solo estaban tomando sus datos pero que no iban ser arrestados...

27 de marzo de 2014, 13:27
Ezequiel Gonzalez Acosta dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Publicar un comentario