domingo, 9 de mayo de 2010

En el día de las madres

Señora Reina Zapata

Banes, Oriente, Cuba

Es usted, en un día como hoy, la persona más indicada para rendirles respeto a todas las madres cubanas. Dios le ha dado la fortaleza para asimilar con fe, estoicismo y audacia, el patriótico sacrificio de su hijo por la dignidad de todos los cubanos.

Orlando le demostró al pueblo que, ante una tiranía hasta el más humilde de los ciudadanos tiene que hacer valer sus derechos, aun al precio de su vida. La dignidad es un atributo fundamental de la naturaleza humana y un regalo de la creación divina. La degradan quienes se doblegan ante el poder y la injustica.

Los que carecen de dignidad no pueden soñar, no pueden crear, no pueden amar. Son los que odian, mienten y destruyen. Los que han escrito las páginas más crueles de la historia de la humanidad. Los que han entronizado en nuestro país un sistema perverso, donde predomina la doble moral, el miedo y el egoísmo.

Su hijo, héroe de los cubanos de ahora y de siempre, nos dio a todos un ejemplo y les dejó a un grupo de ejemplares cubanas la misión de desenmascarar ante el pueblo y el mundo, las más cobardes acciones de quienes controlan el poder en Cuba.

Todas las dictaduras atropellan y asesinan, alimentan los privilegios y la corrupción. La castrista no ha sido una excepción. Lo que no había quedado al descubierto ante el mundo era que la tiranía hubiera institucionalizado la agresión contra las mujeres. Que no tuviera ni escrúpulos ni recato en maltratar y humillar con golpes, insultos y obscenidades a mujeres indefensas.

Por su patriotismo, su ejemplo y su decoro, reciban usted, Laura Pollán y todas las Damas de Blanco nuestra más sincera admiración y solidaridad.

En este día de las madres, les saludan los activistas del Partido Cuba Independiente y Democrática en Cuba, los compatriotas del movimiento Cuba Independiente y Democrática en el exilio y el Comandante Huber Matos.

Roberto Marrero de la Rosa, Presidente

Partido Cuba Independiente y Democrática (CID)

Camagüey, Cuba, mayo 9 de 2010

0 comments:

Publicar un comentario