viernes, 12 de agosto de 2016

¿Desarrollo sostenible en Cuba?


Villa Clara, 9 de agosto de 2016. En 2006 en un informe divulgado en la capital china, Pekín, la World Wildlife Fund (‘Fondo Mundial para la Naturaleza’), señaló que Cuba era el único país del mundo con un desarrollo sostenible, sin embargo no informaron los hechos y razones que los llevaron a hacer esa declaración. La verdad es que quienes vivimos en Cuba tenemos infinidad de pruebas para llegar exactamente a la conclusión opuesta. 

Según la declaración de desarrollo sostenible tiene cuatro dimensiones básicas:

•  Conservación del medio ambiente para no poner en peligro las especies de flora y fauna.

• Desarrollo apropiado que no afecte sustantivamente los ecosistemas.

• Paz, igualdad, y respeto hacia los derechos humanos.

• Democracia.

En Cuba se irrespetan estos cuatro parámetros.  En cualquier rincón de la isla se encuentran expuestas en peligro las especies de flora y fauna, el ecosistema se deteriora constantemente,  la igualdad y respeto a los derechos humanos es una burla.  ¿Qué cubano no sabe que  los funcionarios del gobierno  son los únicos privilegiados de esta sociedad? ¿Cuántas violaciones de los derechos humanos se comenten día a día? 

Con el respeto que se merece la Organización de Naciones Unidas (ONU), su Comisión para el Desarrollo Sostenible y su agencia para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y en particular la entidad independiente: el Fondo Mundial para la Naturaleza,  los cubanos afirmamos que, a pesar de todas las bellezas  y áreas protegidas, Cuba aun no reúne las condiciones para declararse el único país en el mundo con un desarrollo sostenible.  

Existe contaminación del medio ambiente, el ecosistema se deteriora, la desigualdad social es vergonzosa y en forma sistemática se violan los derechos humanos.   En conclusión, lejos de democrático el régimen castrista es una dictadura. 

El cubano aspira por una verdadera  democracia en la que tenga el derecho a elegir su presidente y lo que hay en Cuba es un grupo de diputados corruptos a disposición de una gerontocracia totalitaria.   Hay grupos opositores que a pesar de la represión continua insisten en el respeto humano y muchos ciudadanos acuden a la oposición a reclamar sus derechos, en este aspecto un proyecto muy exitoso es la Defensoría del Pueblo. 

Por Sara Cuba, Carlos Rodríguez, Pedro Antonio, Madeily Gutiérrez y Eulalio Bravo, activistas del Partido Cuba Independiente y democrática (CID) en Villa Clara, Delegación Unidos por la Libertad y Democracia.

Regresar al blog  CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org

0 comments:

Publicar un comentario