viernes, 31 de julio de 2015

26 de Julio: un día que vivirá en infamia en la historia de Cuba


El asalto al cuartel Moncada el 26 de Julio de 1953,  62 años atrás,  es un día que vivirá en infamia en la historia de la República de Cuba. Tres generaciones de cubanos hemos pagado un precio muy alto como resultado de aquel día cuando un oportunista  dice haber encabezado el asalto al cuartel de Moncada, un asalto que duró veinte minutos.

Según el  periodista Robert Taber publicó en  “M-26: The Biography of a Revolution”, Fidel Castro, notorio por su memoria y su verborrea, jamás ha descrito en detalle su participación en el combate del Moncada.  Nunca ha revelado si disparó un arma, cuantas veces, cuando, o contra quien, ni jamás ha dicho que entró en el cuartel en aquel momento. De los 99 rebeldes sobrevivientes, veintisiete se convirtieron en disidentes, por lo cual han sido omitidos de la “historia oficial”. 

Abel Santamaría al cual Fidel llamó el alma del Movimiento murió en el atentado; de Raúl no se sabe mucho que fue lo que hizo si es que hizo algo y Fidel huyo de la escaramuza cuando esta había comenzado. Unos días después fue sorprendido y salvó la vida gracias al sargento del ejército batistiano que lo detuvo. Veintidós  meses después fue dejado en libertad por el propio dictador Fulgencio Batista que firmó su amnistía.

En 1952  cuatro años más tarde del famoso “Bogotazo”, Fidel  Castro denunció a Batista ante un Tribunal de Urgencia de La Habana por la violación der la constitución argumentando: ¿Cómo podrá después este tribunal juzgar a un ciudadano cualquiera por sedición o rebeldía contra este régimen ilegal producto de la traición impune? Años después en 1959 solo a 10 meses más tarde de tomar el poder acusaría al Comandante Huber Matos miembro del Movimiento 26 de Julio y héroe guerrillero de  la Sierra Maestra de sedición por renunciar al  no estar de acuerdo con el camino dictatorial que llevaba el movimiento, siendo condenado a 20 años de prisión.

En 1957 escasamente dos años antes de llegar al poder Fidel firmó el Manifiesto de la Sierra Maestra en la que  se comprometió a “celebrar elecciones generales para todos los cargos del Estado, las provincias y los municipios en el término de un año bajo las normas de la Constitución del 40 y el Código Electoral del 43 y entregarle el poder inmediatamente al candidato que resulte electo ”en el  evento de que su movimiento llegase al poder”.  Después del triunfo de la revolución, Fidel también traicionaría esa promesa diciendo “elecciones, para que”.

Durante la dictadura de Batista los comunistas – Partido Socialista Popular (PSP) -  mostraban una actitud ambigua hacia el Movimiento 26 de Julio hasta que se dieron cuenta que el triunfo de los revolucionarios era inminente y mandaron a uno de sus dirigentes a hacer acto de presencia en la Sierra Maestra.

En 1961 el PSP se fusiona con el Movimiento 26 de Julio y otras organizaciones para formar las Organizaciones Revolucionaras Integradas (ORI)  y depurarlas “de los errores del sectarismo”. En 1962 son unificadas con el Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC) constituyéndose finalmente en el Partido Comunista de Cuba (PCC, partido único) que celebrara el  VII Congreso  del PCC el próximo 16 de Abril de 2016.

Inmediatamente después del triunfo, el régimen castrista condenó a docenas de cubanos al paredón sin ser juzgados por ningún tribunal y se llevaron  a cabo circos romanos donde se juzgaba y se fusilaba ante las cámaras de cine, de televisión y un público enardecido olvidando que su líder había salvado la vida gracias al militar que lo tomó preso y más tarde dejado en libertad por una amnistía firmada por el mismo Batista.

Uno de esos casos de fusilamiento sin causa sucedió en la madrugada del 18 de Enero de 1961 cuando fueron fusilados en la Cabaña los miembros de la Compañía Cubana de Electricidad William LeSante, Julio Costellanos y Urbano Pérez  por haber  participado en una protesta pública por las calles de La Habana la tarde anterior condenando la cesantía de varias decenas de compañeros de trabajo y el nombramiento por decreto del régimen revolucionario de una directiva sindicalista comunista ocurrido ese mismo lunes, 16 de enero de 1961.   Mi hermana y yo estábamos presentes en esa protesta pública habiendo siendo parte de las que dejaron cesantes sin causa ni motivo.  Mi hermano, dirigente sindical del Sindicato de Plantas Eléctricas. Gas y Agua,  había tenido que pedir asilo político en Nueva York un mes antes. Así de simple la familia se separaba, perdíamos trabajo, compañeros y amigos.

Fidel traicionó al Movimiento 26 de Julio y traicionó al pueblo cubano más tarde. Este 26 de Julio, 58 años después de la firma del Manifiesto de la Sierra Maestra cubanos, unos dentro de la Isla y otros dispersos por el mundo, separados por el maquiavelismo de  un ego maniático, siguen esperando por esas elecciones donde el candidato nominado libremente  que resulte electo  por el pueblo en elecciones libres y democráticas tome el poder.  ¿Hasta cuándo?


Por Marta Menor
Presidente de Cultivamos Una Rosa Blanca
26 de Julio de 2015

Regresar al blog CubaCID

Regresar a página central CubaCid.org

     

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad


1 comments:

Jose Manuel de la Rosa Perez dijo...

el articulo esta muy bueno aunque habria que reordenarlo cronologicamente. hace unos años atras nos reunimos un grupo de disdentes pacificos en casa de jose ramon avalos pertez en centro habana y llegabamos a la conclusion de que la traicion del doctor fidel castro ruz tuvo lugar el 7 de febrero de 1959 cuando se instituyo la ley fundamental y no la restauracion de la constitucion de 1940; yo pienso que tres años de lucha continua en la sierra le convencio de que lo mejor seria una dictadura a lo comunista, hay que estar en la piel del oso antes de cazarlo para saber si fue o no asi. las precariedades y situaciones que tuvieron que pasar esa gente en el monte creo yo que le demostro el camino del aislamiento, aun hoy en dia todos hablamos de la traicion de los castros y demas a los principios y valores de los jovenes que asaltaron el cuartel moncada, pero nadie se ha detenido a juzgar la traicion de batista primero de la constitucion de 1940 la cual el fue uno de los firmantes y luego cuando tomo el avion y dejo solo al ejercito y a su gente mas cercana que muchos tuvieron que salir pitando de la isla porque sabian que se las iban a arrancar del cuerpo. de todos modos es hora para cuba de un cambio, ¿como vendra ese cambio? no lo se , solo se que hace falta.

31 de julio de 2015, 13:05

Publicar un comentario