martes, 19 de enero de 2016

Irreversible el desastre tabacalero en la provincia de Pinar del Río

El campo en espera de condiciones climáticas 
apropiadas y de recursos para la siembra

Comienza el 2016 y la campaña tabacalera continúa siendo un desastre en la provincia de Pinar del Rio. Así lo catalogan la gran mayoría de los campesinos, que se enfrentan a una zafra que se ha visto afectada por muchos factores incluyendo las inclemencias del clima. “Ha sido un año muy desfavorable para la siembra de tabaco, las altas temperaturas y las continuas lluvias, acompañado por una serie de factores técnicos que han hecho imposible comenzar una zafra tabacalera con éxito” afirmó José Antonio Pérez, presidente de la cooperativa Rigoberto Fuentes en una asamblea que se realizó el 28 de diciembre, donde participo Niurka LLambia Cala, primera secretaria de PCC en el municipio San Juan y Martínez.

Entre los factores a considerar que se plantearon en la asamblea por parte de los campesinos fueron la falta de insecticidas y fungicidas en la primera etapa de la campaña para contrarrestar el daño producido a los semilleros por diferentes plagas y enfermedades provocadas por las altas temperaturas y el exceso de humedad.  También el deterioro de la maquinaria para garantizar una buena preparación de suelo ha jugado un papel importante, ya que las cooperativas no cuentan con una maquinaria eficiente. Los sistemas de regadíos se encuentran en condiciones deprimentes, la gran mayoría están obsoletos y sufren roturas con mucha frecuencia.  Por último la falta de insumos para garantizar que los campesinos puedan cosechar un tabaco con calidad sigue siendo un problema a resolver.  

Pobre estado de la siembras que se han podido hacer

Todo este conjunto de factores han traído como consecuencia que hoy en la provincia más del 70% de un total de más de diez mil campesinos no hayan comenzado con la primeras siembras de tabaco, que en forma escalonada comienzan a finales del mes de octubre y principio de noviembre y termina a finales de enero, fecha límite en que el seguro cubre las cosechas. 

Las siembras que se hagan en febrero y marzo están sujetas al calor y el exceso de sol que resulta en tabaco de inferior calidad y que están sujetas a otros problemas como resultado de temperaturas no idóneas para el desarrollo de la planta. Estas siembras no están cubiertas por el seguro estatal.

Los demás renglones de la agricultura también se han visto muy afectados por el fenómeno ambiental El Niño que ha provocado que este sea un invierno con muy altas temperaturas y muchas precipitaciones.  Los campesinos viven hoy un momento decepcionante ya que no saben cómo va a terminar todo y temen no estar en capacidad de mantener a sus familias. 

Por Rolando Pupo Carralero
del Comité Ejecutivo Nacional

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


      

Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

0 comments:

Publicar un comentario