miércoles, 21 de octubre de 2015

¿Quién traicionó la Revolución cubana: Fidel Castro o Huber Matos?

Fidel Castro y Huber Matos entran a la Habana 
el 1 de enero de 1959

Huber Matos fue arrestado el 21 de octubre de 1959 por protestar por el giro comunista que tomaba la Revolución
  

La Revolución triunfó el 1 de enero de 1959 con el compromiso de que el programa de cambios prometidos se llevaría a cabo por el nuevo gobierno revolucionario dentro de un sistema democrático.  Ese compromiso fue hecho por el propio Fidel Castro el 16 de octubre de 1953 en el juicio por el asalto al Cuartel Moncada. En su discurso de defensa, conocido luego como “La historia me absolverá”, Fidel Castro aseguró que al triunfo de la lucha se pondría en efecto la Constitución de 1940. 

Tal compromiso fue ratificado en el Manifiesto del Movimiento 26 de Julio publicado el 8 de agosto de 1955.  La Constitución de 1940 era una de las constituciones más avanzadas  en el orden social que había en Latinoamérica. Esta constitución  daba el derecho a los cubanos de formar partidos políticos, absoluta libertad de asociación, libertad de prensa y garantías a quien triunfara en las elecciones.  

Una vez en el poder, lejos de cumplir con su promesa, Fidel Castro dio un giro dictatorial al gobierno revolucionario con el fin de convertirlo en una dictadura totalitaria.  Algunos dirigentes revolucionarios estuvieron en desacuerdo con ese cambio que se consideraba una traición al programa del Movimiento 26 de Julio y al pueblo; tampoco estaban de acuerdo con el control que se le estaba dando al Partido Comunista de Cuba, que casi hasta última hora había sido un aliado del dictador Batista.  

El jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria, el Comandante Pedro Luis Díaz Lanz huyó de Cuba en junio de 1959 y denunció la conspiración comunista de Fidel, Raúl y el Che Guevara. El presidente del gobierno revolucionario, el abogado Manuel Urrutia Lleó, fue obligado a renunciar en julio de 1959.  

Tres meses después, en octubre de 1959, Huber Matos, entonces jefe militar de la provincia de Camagüey  y héroe de la Sierra Maestra, le escribió a Fidel Castro: “Si se quiere que la Revolución  triunfe, dígase  a dónde vamos y cómo vamos, óiganse  menos  los chismes y las intrigas y no se tache de reaccionario ni de conjurado al que con  criterio honrado plantea estas cosas…”. Este fue el consejo del invicto Comandante de la Columna 9 del  Ejército  Rebelde al ver el giro torcido que se le estaba dando al proceso revolucionario que había triunfado 10 meses antes, el 1 de enero de 1959.  

Huber Matos había conversado ya varias veces con Fidel Castro sobre la necesidad de mantenerse fiel a las promesas democráticas hechas al pueblo cubano, pero al ver que Castro no reaccionaba,  le envió una carta de renuncia el 20 de octubre de 1959 exponiendo en ella  los  argumentos por los cuales pedía su licenciamiento del Ejército Rebelde. Un día después, el 21 de Octubre de 1959 Huber Matos fue arrestado.

Al igual que Matos otros oficiales y altos funcionarios del gobierno revolucionario estaban muy preocupados por los pasos de Fidel Castro contrarios a las promesas de reestablecer la democracia en Cuba tan pronto triunfara la Revolución.  Entre ellos se encontraba el más popular de los comandantes, el Comandante Camilo Cienfuegos, amigo personal de Huber Matos,  con  quien lo unía una estrecha amistad desde los días de la Sierra. Camilo al igual que Matos mantenía una posición contraria al comunismo; ambos compartían los mismos ideales.  

El destino del pueblo estaba en juego, la desgracia aguardaba a nuestra patria. Se traicionaban los ideales democráticos por los que se había luchado en la Sierra Maestra y en las ciudades, para encadenar al pueblo con una nueva dictadura que le diera el poder de por vida a Fidel Castro,  su familia y a sus cómplices. Huber Matos vio el peligro que traería consigo una dictadura comunista en Cuba: estaba convencido que el comunismo serviría para esclavizar al pueblo y traería un desastre económico al país. Alzó su voz a favor de la libertad, la democracia y en defensa de los desposeídos y los marginados.  

Por denunciar que la Revolución se desviaba hacia una dictadura comunista, Huber  Matos fue  sometido a un juicio sumario y encarcelado durante veinte años en las mazmorras del régimen, donde estuvo sujeto a torturas, tratos crueles, degradantes e inhumanos.  El Comandante de la Libertad cumplió esta injusta sentencia hasta el último día en permanente rebeldía, sin beneficio carcelario alguno. Una semana después del arresto del Comandante Huber Matos, estando éste ya en prisión, el Comandante Camilo Cienfuegos desapareció misteriosamente el 28 de octubre de 1959.  


Huber Matos y Camilio Cienfuegos

Cuando Matos renunció creyó que había una posibilidad de salvar al pueblo de la tragedia que hemos vivido los cubanos y por eso apeló a Fidel Castro para que cumpliera la promesa de una revolución democrática y le dijo: “¡Salvemos la Revolución, Fidel!”  


Por Roberto Blanco Gil

Presidente del Comité Contra los Malos Tratos, de Cuba Independiente y Democrática (CID).

Regresar al blog CubaCID

 Regresar a página central CubaCid.org


 
     
Visitenos en
Desde Cuba
Ultimo Congreso
Patria Pueblo y Libertad
Huber Matos
Siguenos en:
Get Connected Get Connected Get Connected Get Connected

5 comments:

Anónimo dijo...

Se dice una y otra vez que Camilo Cienfuegos detestaba el comunismo pero no hay prueba de ello, nadie puede poner una referencia a algo que dijera a favor o en contra del comunismo, sin embargo si hay pruebas contundentes de que Camilo creia fervientemente en Fidel Castro, hasta lo adulaba como un gautaca sumiso. Si tengo que aceptar que Camilo fue "desaparecido" por Fidel la version mas credible seria que arresto a Matos por orden de Fidel a quien el obedecia y luego se dirigio a La Habana quizas para convencer a su Jefe de que habia peligros para todos y Fidel hizo la jugada maestro de sacarselo de encima y ganarse un gran martir en el proceso; pero al final Camilo creyo en Fidel hasta el ultimo dia. Tambien es muy probable que Camilo haya escuchado del Che Guevara y de Raul Castro los cuales eran comunistas declarados desde antes de la Sierra cual era el verdadero plan, por que no hay declaraciones de Camilo al respecto?

21 de octubre de 2015, 17:12
Unknown dijo...

Historias como estas estamos cansados de escuchar, siempre aparece alguien que por 20 dolares escribe lo que otros le ordenan para mantener la confusión de aquellos que no tienen una consciencia propia y no saben realmente de que lado se dice la verdad, dios los absorba y los perdone por tratar de tergiversar la verdadera historia.

21 de octubre de 2015, 22:20
Anónimo dijo...

CANSADOS. He ahí la clave. El UNKNOWN del 21de octubre de 2015 a las 22:20, está CANSADO/A pero el cubano que de verdad ame a su isla, nunca debería de cansarse de denunciar y hacer voz de lo que está y estará en cilencio mientras perdure la dictadura y la falta de libertad que esta persona tiene. Yo lo desafío a que instable públicamente conmigo, argumentos explícitos para que demuestre que incierto algo cuando lo cierto de sus razones son inducidas por un estilo de vida en una sociedad desbalancida de respeto. Seguramente este "COMPAÑERO" lo veamos un día en Fcaebook discrepando con algún comentario como el que acaba de hacer él y con un auto deslumbrante del año en su foto en Miami Beach.
Fernando

24 de octubre de 2015, 13:10
CubaCID dijo...

Decir que Camilo creyó en Fidel es una especulación. Camilo se preocupó mucho cuando se empezaron a organizar las milicias porque según él solo en China había este tipo de organización. Al llegar a Camagüey con una pequeña tropa Matos le dijo a Camilo: no te metas en esto porque después de yo vas tú. Además Camilo envió a Matos un mensaje antes de desaparecer advirtiéndole que esperaba lo peor en su juicio y le aconsejaba tratar de escapar. En una conversación entre Matos y Camilo, Camilo se quejó que Fidel en público lo alababa pero que en privado lo tiraba a mierda. La desaparición de Camilo una semana después del arresto de Matos no fue casualidad. Como no lo fue la muerte/asesinato del Jefe del Estado Mayor y hombre de confianza de Camilo, Comandante Cristino Naranjo Vázquez, junto a su chofer, Luis Nieves Peña el 12 de Noviembre de 1959.

25 de octubre de 2015, 11:58
lazaro dijo...

Toda la historia que nos contaron de la desaparicion de Camilo es una gran mentira y nos tuvo anos llevandole flores al malecon igual que se invento lo del atentado de Barbado y todas sus paranoias pero al final mas rapido se coje a un mentiroso que un cojo ya se olvido de la CIA y todos los atentados que se inventaba y vino a negociar con los yankees

25 de octubre de 2015, 19:44

Publicar un comentario